Puma 37

Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto

Cómodo y robusto

Angus Primrose volcó en el Puma 37 los criterios de comodidad de navegación y de vida a bordo que tanto renombre dieron a este diseñador británico en los astilleros Moody, donde Primrose prácticamente monopolizaba con su firma el catálogo de veleros de los años setenta.
El Puma 37 se fabricó en los astilleros Nao Glass con aceptable éxito durante toda la década de los ochenta y sólo hace falta echarle un primer vistazo para darse cuenta de la influencia británica en todo su diseño.
Primrose era un ferviente amante de los veleros sólidos, con bañera central, pozo de maniobra en proa, generoso desplazamiento, superficie vélica contenida y gran comodidad de navegación, parámetros todos ellos que encontramos en este modelo.
El Puma 37 fue presentado al público en el Salón Náutico de Barcelona de 1980 con precio que no llegaba a los 10 millones de pesetas (60 mil euros). Con ese dinero, uno también podía entonces optar por comprarse un piso céntrico en cualquier capital.
El barco tuvo buena aceptación y se firmaron algunos pedidos en el mismo Salón, pero el Puma 37 se convirtió prácticamente en el último nuevo modelo presentado por Nao Glass antes de su desaparición a finales de los años ochenta.

Interior para dos parejas
El casco del Puma 37 tiene un pronunciado lanzamiento de proa, una "U" bastante profunda en toda la eslora, una larga quilla trapezoidal que limita el calado a 1,60 m. y un timón afianzado al casco mediante un pequeño alerón en su proa.
Nadando a contracorriente en una época en la que el número de literas por metro de eslora era un factor determinante en las ventas de veleros, el Puma 37 sólo proponía dos amplios camarotes, disponiendo cada uno de ellos de su correspondiente cabina de baño.
Pasados los años, estos mismos astilleros -normalmente franceses- que proponían hasta 11 literas en un 37 pies, han visto que también hay un importante hueco de mercado para los veleros con apenas dos camarotes en 11 metros, como hacía el Puma 37 hace tres décadas.
Una singularidad de la distribución interior del Puma 37 respecto a otros modelos de su misma eslora y edad es el doble tambucho de entrada. Uno para la zona de proa y otro para el camarote de popa. Esta fue la mejor solución que encontraron los diseñadores para habilitar una gran suite en popa sin por ello prescindir del amplio y profundo cofre en la bañera.
Este acceso a la cabina de popa desde la bañera se antoja incluso superfluo, pues también se llega a esta estancia por el se prolonga hacia popa dando forma a una litera individual muy práctica para las guardias o los invitados ocasionales.
Frente a esta litera está la trampilla de acceso al compartimento del motor, que casi toma aires de sala de máquinas visto su generoso tamaño. Las intervenciones mecánicas también se ven facilitadas por otra trampilla desde el cofre de la bañera.
El salón, con una altura de techo que supera los dos metros, es agradable como estancia, aunque resulta un tanto oscuro por los propios tonos de madera y por no andar sobrado de luz natural.
En caso de necesidad, la mesa y los bancos habilitan una litera doble, a sumar a la individual del banco de babor. El camarote de proa es también muy correcto en dimensiones, con un baño completo a una banda y un gran armario en la otra.
En el reparto de espacios, la estancia más perjudicada es la cocina. Su configuración en “C” permite encontrarle apoyos con la escora y, al estar en una esquina del salón, queda bien comunicada tanto con la bañera como con el comedor. Pero su tamaño general (estiba, nevera, superficies de trabajo, etc.) es justo para la eslora y capacidad de acomodación del barco.
A nivel de acabados, el Puma 37 se defiende sin rubor en comparaciones con otros barcos de su generación. En la decoración interior se combinaron contrachapados y macizos de teca. la calidad general es buena, si bien las terminaciones del ebanista no incluyen demasiadas florituras.
El ambiente de la decoración se hace agradable y disimula de forma eficaz unos detalles un tanto toscos en cierres y acabados. Mirando su lado positivo, esta profusión de tornillos a la vista se convierte en una ventaja con los años, pues permite desmontar prácticamente todo el mobiliario para sustituir piezas dañadas o para renovar los barnices.
El Puma 37 tampoco se presentaba como un barco lujoso, sino como un velero práctico y marinero. Visto desde esta óptica, sus objetivos están más que cumplidos.

Cubierta típicamente british
Una de las señas de identidad del Puma 37 es su bañera central. Hasta allí llega reenviada buena parte de la maniobra del palo, quedando solo las drizas principales a pie de mástil.
Este planteamiento sigue siendo correcto, en el buen supuesto de que se hayan ido actualizando cabos, poleas y reenvíos. La mayor pega de la maniobra -ayer y hoy- es la ausencia de carro de mayor, sustituido por un simple cáncamo. El tambucho de popa le roba su espacio natural, obligando a desventar la vela principal mediante la escota o el back-stay..
Otra singularidad de la cubierta del Puma 37 es su pozo de maniobra en proa, rémora de cuando no existían enrrolladores y estos pozos ofrecían seguridad a los tripulantes de proa a la hora de envergar y desenvergar génovas y foques. Con la llegada de los enrolladores de génova, estos pozos han perdido toda razón de ser. Sólo son un estorbo (el escalón es incluso peligroso) y lo mejor que puede hacerse con ellos es ponerles una tapa y convertirlos en un cofre para amarras o defensas.
En lo que respecta al aparejo, el Puma 37 se proponía tanto en versión sloop como en queche. La primera opción fue la más plebiscitada, con un sólido mástil de un piso de crucetas transversales, baby-stay y obenquillos en popa. La contenida superficie vélica del Puma 37 en ceñida (68 m2), unida a un desplazamiento que llega a los 6.720 kilos, ya apuntan que no estamos hablando de una unidad muy viva con ventolinas.
En contrapartida, la dureza a la escora (2.570 kilos de lastre), los sólidos anclajes laminados de los obenques y el potente casco común a los diseños de Angus Primrose permiten a este casco afrontar cualquier condición de viento y mar con tranquilidad, como se han ocupado de demostrar algún Puma 37 que ha dado la vuelta al mundo sin mayor problema.

Precios y oportunidades
En su día se construyeron cerca de una cincuentena de Puma 37 y la práctica mayoría siguen en activo. La disparidad es siempre la norma hablando de barcos de esta edad. Hay Puma 37 que son verdaderas joyas en las que uno se embarcaría de inmediato y otros que dan ganas de llorar por lo trinchados que están.
Si añadimos las veleidades en la valoración que siempre comportan los veleros con más de veinte años de edad, es fácil comprender las reticencia a apuntar cualquier orientación sobre el precio medio para esta barco. Uno puede tasar con ciertas garantías un Renault Megane del 2007, pero ¿qué precio le pones a un 4L de 1978?
Partiendo de esta premisa, recordar la importancia de valorar a conciencia el estado de cada Puma 37 que se visite, presupuestando los costes de su puesta al día (motor, osmosis, maniobra, arboladura, interiores, electrónica, etc.) aunque no se vayan a hacer de inmediato y comparando esta cifra con el precio de otros barcos aparentemente más caros o baratos.
por: Enric Roselló (publicado en sept-09, actualizado enero-12)

Principales características
Modelo: Puma 37
Diseñador: Angus Primrose
Constructor: Astilleros Nao Glass
Material de construcción: Fibra de vidrio
Año de presentación: 1980
Eslora de casco: 10,98 m.
Eslora de flotación: 9,00 m.
Manga: 3,81 m.
Calado: 1,60 m.
Desplazamiento: 6.720 kg.
Quilla: 2.570 kg
Superficie mayor: 22,5 m2
Superficie génova: 45,5 m2
Superficie espinaquer: 96 m2
Literas: 3 dobles, 2 individuales
Capacidad agua dulce: 500 l.
Capacidad combustible: 150 l.
Altura de techo en salón: 2,05 m.
Altura de techo en cabina popa: 1,85 m.
Motorización estándar: 45 CV (Perkins 4108)
Documentación técnica: BRICOMAR

Se adjunta PDF con el catálogo

Comentarios

Catalogo Puma 37

Hola:
En la pagina Clubpuma he subido hace poco el manual del propietario completo en español que me encontré en la mesa de cartas este verano cuando me compré el mío.
Saludos

Catálogo

Buenas tardes, podrían poner el catálogo pdf en castellano?

Catálogo en castellano

Mis disculpas por la demora en responder. El mensaje me había quedado inadvertido hasta ahora.
Y mis disculpas de nuevo, pues el único catálogo que encontramos en su momento del Puma 37 es en francés. Si encontramos un catálogo en castellano, tenga por seguro que lo publicaremos.

PUMA 37 demasiada leyenda

Creo que este velero que tuve hace 13 años, muy confortable en el interior, siendo diseño de Primrose, fue una copia mal hecha del Moody 37, y adquirió leyenda en España por ser de fabricación nacional.
Pero la solidez del mismo dejo mucho que desear en el grosor de su casco, varengas y cuadernas que había que reenfibrar en viajes largos como le pasó a Francesc Cusi con su Aixerit en Australia que describe en su libro "Rumb a un somni" y que además se transparentaba desde el interior el nivel exterior del mar. Además la mayoría tuvieron problemas en el asentamiento de la base del palo donde hubo que añadir bloque de cemento para su solidez.
Adicionalmente su lastre comparado con su obra muerta cuando estaba fondeado, con poca mar, se movía exageradamente.
No puedo recomendarlo frente a otras competencias de su época pues lo tuve que vender disgustado tras varías travesías por el Mediterráneo, habiendo sido mi 4ª embarcación. Lo mejor fue su motor Perkins 4108.

Para mi un gran barco...pues

Para mi un gran barco...pues yo no puedo mas que hablar bien del que tengo, dando la vuelta a la península con vientos de mas de 40 nudos, o yendo repetidas veces a las Baleares, comiéndome tramontanas y levantes bastante castañeros...el barco siempre se comportó bien, sin tumbos y sin retorcimiento (las puertas interiores siempre cerraron y abrieron bien aún con navegación de mal tiempo.) Y para que hablar de su habitabilidad....aún hoy es muy cómodo comparado con muchos modernos, y el mío es de 1982. Los winches, la jarcia, el casco sin osmosis, y todos los herrajes, acastillajes y demás siguen funcionando siendo los originales, cosa que en barcos nuevos he visto cambiar varios elementos porque no duran, o tener que engrasar todos los años los winches porque se quedan secos.
Lo del palo será cierto,porque a este se lo han arreglado perfectamente y hasta le han puesto un puntal extra, pero por lo demás ya te digo que es un buen barco www.veleroskorpyo.blogspot.com.es

Corroboro lo expresado

Corroboro lo expresado anteriormente acerca de las cualidades marineras del barco.
Lo del palo es cierto en algunas unidades, en la mía en concreto aun está por arreglar, pero me parece que más que un defecto de fábrica, es que los dueños anteriores le tensaban demasiado el stay y eso ciñendo le mete mucha caña a la cubierta. Hay que tener en cuenta que en su época un casco con tanto volumen interior por algún lado tenía que debilitarse y lo hace por el que más esfuerzo soporta.11 mts de eslora, 3,8 de manga y 2,05 de altura interior en el salón lo dice todo. El North Wind 40 diseñado por el mismo señor no tiene ni la mitad de habitabilidad.