En cala Moltó empiezan los encantos del NE mallorquín

Cala Moltó (en la foto) y su vecina cala Agulla, son los es el fondeaderos más concurridos en este tramo de costa mallorquina
La costa NE de Mallorca es ciertamente incómoda (por no decir peligrosa) en días de fuerte tramontana, pero los modernos partes meteorológicos avisan hoy de este imponderable con suficiente margen. Cala Moltó, a las puertas del Parque Natural de Cala Mesquida i Cala Agulla, es la primera -y más concurrida- perla en este tramo de costa sin apenas edificaciones y con numerosos rincones donde echar el ancla en plena naturaleza. Cuando sopla viento del SE, muy habitual en verano, las aguas de este tramo de costa están como una balsa de aceite.