X–312

Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto

Nacido para ganar

X – Yachts se ha convertido con los años en una especie de referencia donde se comparan los demás constructores de veleros en serie a la hora de trazar el listón superior de calidad, precio y prestaciones de sus crucero/regata. El X-312 fue uno de los modelos del astillero danés más populares en la primera mitad de la década de los noventa.

por: Enric Roselló

Niels Jeppesen, diseñador y co-propietario de X-Yachts desde los inicios de este astillero, decía en una entrevista publicada hace años que: “Dibujar los planos de un buen crucero/regata no es un gran secreto para ningún arquitecto naval. Con la ayuda de los modernos programas informáticos, un recién salido de la universidad y con un mínimo de conocimientos técnicos puede diseñar un buen barco. El gran problema de los constructores en serie no está aquí, sino en conseguir que los datos dibujados sobre el papel cuadren luego con la producción real. Éste es el gran reto de X-Yachts y nuestro mayor diferencial con el resto de constructores. Nuestros barcos van un poco más rápido que los demás porque hemos puesto especial cuidado en fabricarlos según las especificaciones previstas, sin alterar un gramo el desplazamiento y sin mover un milímetro las líneas dinámicas de agua”.
Este comentario de N. Jeppesen parece incluso contradictorio viniendo de una persona cuyos diseños han ganado miles de regata de alto nivel en las últimas décadas, pero da una buena indicación de las metas de X-Yachts a la hora de fabricar sus barcos. La calidad y la seriedad de fabricación son norma en todos los modelos producidos este astillero danés, y el X-312 que hoy rememoramos no es la excepción.
El X-312 fue diseñado y presentado al público en 1989, con la idea de sustituir tras diez años de exitosa comercialización, a los X-95 y X-102. En su momento, el barco era el menor de la ya importante gama de cruceros/regata de X-Yachts, compartiendo catálogo con los X-342, 382, 412, 442 y 512. Tras varios años de intensa fabricación, el X-312 fue relevado a mediados de los años noventa –desdoblado casi se podría decir- por el X-302 y el X-332.
Las líneas de carena del X-312, al contrario de las de sus predecesores, no estaban influenciadas por el IOR. Sin entrar en extremismos, el barco buscó adaptarse a los sistemas IMS y CHS (actual IRC) con un casco sin protuberancias, de poco desplazamiento, buena eslora de flotación y una quilla profunda (1,70 m.) y de diseño semi-elíptico. Para contentar a los más regateros, el X-312 también se servía opcionalmente con aparejo fraccionado, si bien la versión a tope de palo fue siempre la más plebiscitada.

Una construcción a toda prueba
Parafraseando el comentario de Niels Jeppesen que encabeza este artículo, las cualidades del X-312 no están tanto en su diseño como en su construcción. El casco está laminado a mano en sandwich de espuma de alta densidad de 10/15 mm., que se convierte en laminado monolítico alrededor de los herrajes y anclajes de la quilla o el timón. El timón está laminado con kevlar (también en sandwich) y su mecha es de barra de aluminio de 35/55 mm., mientras la quilla se asienta en el casco mediante una estructura de acero que refuerza la rigidez del conjunto.
La lista de detalles incorporados al X-312 para asegurar el mejor resultado entre solidez y ligereza sería interminable y, con el paso de los años, lo importante es retener que esta calidad permite seguir disfrutando del barco tanto en crucero como en regatas de club, donde “X” de todas las generaciones siempre están dispuestos a dar sustos en las clasificaciones.
El apelativo crucero/regata del X-312 tiene también su vertiente en la comodidad de los interiores. Con tres estancias independientes en una distribución moderna, el barco ofrece lo que se espera en un crucero de poco más de nueve metros donde han de llegar a convivir seis personas. La estancia principal disfruta de 1,80 m. de altura de techo y los acabados son sobrios, pero de una calidad y elegancia difíciles de encontrar en cualquier producción seriada actual. Es precisamente con el paso del tiempo cuando la calidad se hace ostensible. El único punto negativo, sobre todo pensando en cruceros estivales, es que la ventilación interior es un tanto justa. Un sólo tambucho practicable sobre cubierta, a la altura del camarote de proa, no parece muy sobrado.

Precios y oportunidades
Son varios los factores que sitúan el listón de precio de los “X” por encima de la mayoría de sus competidores. El primero de ellos es simplemente su país de origen. Los salarios daneses están en una franja sensiblemente por arriba de la habitual en la Europa meridional, por cuanto cualquier producto –incluido un barco- que llega de este país siempre tiende a ser caro.
Por si esto fuera poco, los métodos de construcción de X-Yachts, todo y siendo industrializados, no podrían llamarse de gran serie, ni arañan calidad de componentes en ninguna fase de fabricación. Desde la resina o las fibras del casco y llegando al menor detalle de la maniobra, todo en un “X” suele venir de los mejores proveedores del mercado y esto se refleja en la “cesta de la compra”. Afortunadamente para quienes buscan su barco en el mercado de ocasión, este plus de precio se diluye paulatinamente con el tiempo, si bien nunca llega a desaparecer.
Objetivamente, el X-312 es un crucero/regata de algo más de 9 metros de eslora diseñado y fabricado en la década de los noventa. Con estas premisas –y sin salir de la producción europea- podríamos citar una docena de modelos similares. Decidirse por el “X” es optar, sin compromisos, por la mejor combinación posible entre crucero y regata. Aunque cueste un poco más. (Publicado julio 2004)

Principales características
Modelo: X-312
Constructor: X- Yachts
Diseñador: Niels Jeppesen
Año de presentación: 1989
Eslora total: 9,25 m.
Eslora de flotación. 7,50 m.
Manga: 3,00 m.
Calado: 1,70 m.
Desplazamiento: 3.355 kg.
Lastre: 1.650 kg.
Altura interior: 1,80 m.
Mayor: 20,53 m2
Génova 150%: 30,15 m2
Espinaquer: 69,10 m2
Motorización estándar: Volvo 2001 (9 CV Saildrive) (2002 - 18 CV opcional)
Agua dulce: 120 l.
Gasoil: 40 l.
Documentación técnica: BRICOMAR