Sun Shine 38

Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto

Los años dorados

La presentación del Sun Shine coincidió con una de las épocas más florecientes de Jeanneau. Este modelo tuvo una notable longevidad en el catálogo del astillero francés, manteniéndose en producción durante casi ocho años.
En el dinámico mundo de la náutica francesa, no es habitual que un modelo permanezca en el catálogo de su fabricante por más de tres o cuatro años. El hecho de que el Sun Shine se mantuviera en activo desde 1980 hasta 1988 es una muestra de la gran aceptación que tuvo.

Durante este tiempo se fabricaron la notable cifra de 750 unidades (en sus distintas versiones), un listón realmente alto para un barco de más de 11 metros de eslora.
El Sun Shine compartió pues catálogo con el Sun Light 30, el Sun Rise 35, el Sun Kiss 47, . . .. Todos ellos modelos míticos del astillero de Les Herbiers y que fundamentan la opinión de muchos aficionados calificando los años 80 como la mejor hornada de modelos que nunca ha tenido Jeanneau. Fue un momento muy dulce en la calidad de diseño y de fabricación.

Un casco de palmarés inigualado
Como era habitual en los ochenta, el casco del Sun Shine nacía con un certificado de pedigrí bajo el brazo asegurando su potencial en regata. El nuevo Jeanneau era una evolución del exitoso “Justine III”, un diseño de Tony Castro que ganó la One Ton World Cup de 1978. El “Justine III” era el primer plano que firmaba este joven y desconocido arquitecto británico, hoy especializado en el diseño de superyates desde su bucólico estudio en el Hamble inglés. La superioridad del “Justine III” fue tan notoria entre el resto de la flota que se llevó el Mundial ganando las cinco regatas disputadas, un récord que a día de hoy aun nadie ha conseguido igualar.
La única diferencia, a nivel de diseño de casco, entre el “Justine III” y el Sun Shine era –inicialmente- el recorte del faldón de popa en el barco de Jeanneau. Esta diferencia se eliminó en el Sun Shine 38, última y más refinada versión de este modelo, en el mercado entre 1986 y 1987.
Uno de los grandes atractivos del Sun Shine, patente desde el mismo instante de su lanzamiento, es su excelente armonía entre prestaciones y habitabilidad. El barco nacía de la competición y en su fabricación en serie no perdió competitividad, con excelentes resultados en todo tipo de regatas de club e incluso de nivel nacional.
Entre su palmarés citar el primer y segundo lugar en categoría monocascos en la Route del Rhum de 1982 o las victorias en la Semana de Marsella (1984), en el Spi Ouest-France (1984) o en la Semana de Kiel de 1985. No está nada mal para un crucero familiar de serie.
Las unidades que llegaron a nuestro país también cosecharon éxitos en competición y no es raro que algunas de ellas sigan dando guerra en las regatas de su club.

La ley del IOR
El diseño del casco del Sun Shine, firmado por Tony Castro, responde a los parámetros de la fórmula IOR, con entradas de agua finas, buen lanzamiento de proa y una gran manga máxima (3,85 m.) que se estrecha en la flotación y se prolonga bastante hacia popa. La obra viva tiene unas formas muy limpias para los años en que fue concebida, con la típica inflexión del casco a nivel de la flotación a la altura de la mecha del timón (cosas del rating IOR).
La quilla, de forma trapezoidal, tiene un calado de 1,90 metros, mientras el timón es semi-suspendido, con un pequeño skeg solidario al casco.
El barco también se fabricó en versión con orza abatible. Originalmente, el Sun Shine se proponía con caña de timón para acentuar su talante deportivo (y de paso economizar en el precio base), aunque son varias las unidades que optaron, de serie o posteriormente, por la opción de rueda de timón. Estéticamente, este barco soporta sin problemas el paso de los años y aun resulta atractivo de formas.
El aparejo, como en la mayoría de barcos de serie de los años ochenta, es a tope de palo con crucetas transversales, con baby-stay a proa y dos obenquillos hacia popa. Es un aparejo sólido y a la vez versátil en su configuración. Una buena base para controlar el buen rendimiento de las velas.
Este tipo de aparejos, con génovas que doblaban en superficie a las mayores, prácticamente desapareció de los barcos de serie cuando, a finales de los 80, el rating IOR puso de moda los aparejos fraccionados con burdas. Los astilleros se decantaron entonces por la versión de crucetas anguladas de estos aparejos, que aligeraba el conjunto (abaratándolo en consecuencia) y permitía velas de proa más pequeñas. Ambas virtudes se convertían en ventaja en unos tiempos en los que los enrolladores de génova eran accesorios tan raros que ni se proponían entre las opciones del Sun Shine.
Volviendo a la maniobra del Sun Shine, toda ella -excepto los rizos- quedaba reenviada a la bañera, donde encontramos dos winches (Lewmar o Barbarrosa 44) en las bandas y dos más sobre la cabina. La ausencia (de serie) de winches específicos para el espinaquer obliga a organizarse de manera ordenada, pero la buena ubicación de la barra de escota de mayor y de los winches facilita mucho las maniobras.
El Sun Shine se fabricaba en unos tiempos en los que la ergonomía de la maniobra se priorizaba sobre la ergonomía de biminis, solarios y mesas desplegables en la bañera. Las cosas han cambiado un poco desde entonces.
En su momento, todos los elementos del acastillaje de serie eran de la mejor calidad y correcto dimensionado. Pero como suele suceder en barcos de esta edad, todos estarán anticuados y buscando su jubilación, en el supuesto de que no se la haya concedido algún armador bondadoso. Sustituyendo estos elementos, la cubierta tendrá una nueva juventud, al tiempo que se facilitará enormemente la maniobra. Y si queda un poco de presupuesto, unos winches auto-cazantes -¡que no existían en 1983!- también serán bienvenidos.

Un perfecto crucero
En su vertiente de crucero, el Sun Shine dispone de dos tipos de distribución interior. En la Team, pensada para el charter o las familias realmente numerosas, se pueden habilitar hasta 10 literas, con dos camarotes en popa, otro en proa (con el baño adosado) y cuatro literas en el salón.
Es fácil intuir que la vida en crucero de diez personas en un barco de esta eslora puede llegar a ser algo “apretada”. La falta de espacios en la cocina, en el baño, en los armarios o taquillas es evidente. En todo caso, se agradecen detalles como las literas de guardia en el salón con lona anti-escora, un accesorio que ha desaparecido de los modernos barcos de serie.
La versión Propietario, seguramente más razonable para un barco de 11 metros, propone una distribución más clásica, con sendos camarotes dobles en proa y popa, un amplio baño bajo la bañera y un gran salón central convertible en camarote ocasional. La cocina en “L”, con doble fregadero y excelente capacidad estiba, siempre fue un modelo de referencia entre sus competidores.
En ambas distribuciones, la gran manga del barco, sobre todo a partir de su mitad de popa, permite habilitar una bañera de un tamaño realmente generoso para lo que hoy es norma en un 38 pies. La ausencia de dobles timones y mesa central contribuye a esta agradecida sensación minimalista. La longitud y ergonomía de bancos y brazolas es notable, quedando los bancos lo suficientemente juntos como para apoyar los pies con la escora.
La aireación interior, confiada a cuatro escotillas practicables en el techo de la cabina, es suficiente -no sobrada- para los veranos mediterráneos. Los paneles fijos de metacrilato en los laterales limitan el paso del aire. Bienvenidos también los dos cofres de la bañera, que aumentan tamaño en la versión Propietario.
Inicialmente, el Sun Shine se proponía en versión “recortada” (casco de 10,65 m.) o con el lanzamiento de popa completo (casco de 11,20 m.). En los dos últimos años de producción (1986-1987), y ya con el nombre de Sun Shine 38, Jeanneau aprovechó el gran espejo de popa del barco (más de medio metro) para habilitar unos prácticos escalones y la escala de baño en el faldón. Este alargo de la popa también se vendía en forma de kit (con una concepción menos elaborada) y son numerosas las unidades que lo adoptaron a lo largo de los años.
Son pues cuatro opciones distintas de casco para un mismo barco (casco corto, corto con faldón añadido, casco largo con jupette normal y casco largo con plataforma y escalones (Sun Shine 38).

Interiores refinados
La carpintería interior del barco, en su día de un estándar correcto de calidad, se antoja hoy palaciega. El lujo y refinamiento puesto en la ebanistería de los Jeanneau de esos años marca un Everest que la marca nunca ha vuelto a conquistar.
El interior del Sun Shine resulta práctico y acogedor de proa a popa. No es fácil encontrar reproches a estos acabados. Es un lujo deleitarse en las molduras de los cajones, de las taquillas, en los enjaretados del baño, en los rebosaderos de todas las superficies planas, . . . .
El único problema de este derroche de madera “de verdad” es que, en caso de que se haya descuidado el mantenimiento, el refit de los barnices puede convertirse en un trabajo de titanes. No tanto por el coste de los materiales a emplear, como por la cantidad de horas que habrá que invertir en la tarea.
Recordar que la versión Sun Shine 38 mejoró algunos aspectos de la carpintería, aportando molduras en cajones y taquillas, nuevos forros en interiores de armarios e introduciendo nuevos pomos de puertas y griferías.
Como motorización estándar, el Sun Shine se proponía con el Yanmar 3GM de 27 HP, opción mayoritaria en los barcos que salieron del astillero. Este motor garantizaba una velocidad de crucero a motor sobre los 6 nudos, pero posiblemente habrá sido sustituida en algunas unidades a la venta. Una mejora a tener en cuenta.
En el caso de que este excelente y longevo motor de Yanmar siga en activo, no estará de más revisar su correcto estado, así como el del inversor, silent-blocks, eje y arbotante.

Precios y oportunidades
Las 750 unidades de Sun Shine que se fabricaron en su día son una fuente inagotable de oportunidades en el mercado de ocasión. Los precios más altos corresponderán por lógica a la versión Sun Shine 38, fabricada en 1987 y 1988. Son las últimas unidades fabricadas y aportaban un faldón de popa integral, el suelo de teca en la bañera y mejoras en los acabados interiores, de instalaciones eléctricas o de agua. Esta última versión también llevaba refuerzos de Kevlar en el casco, una opción que Jeanneau propuso en su gama de veleros de la época (el astillero era el mayor consumidor de Kevlar de toda Francia). Si bien la adopción del Kevlar no modificó el desplazamiento del barco, este tipo de laminados siempre garantizan una mayor resistencia a los impactos, revalorizando el conjunto.
Aparte de las revisiones habituales en cualquier barco de esta edad (osmosis, motorización, arboladura, mamparos estructurales, etc.), un punto a tener en cuenta en el Sun Shine es el programa de navegación de cada barco a lo largo de los años. Las unidades que en uno u otro momento hayan sido destinadas al charter pueden tener un desgaste mayor, no siempre compensado con un mantenimiento adecuado. Lo mismo puede decirse de los Sun Shine que hayan efectuado largas navegaciones oceánicas.
Después de tantos años, el Sun Shine sigue siendo una referencia de lo que debe ser un velero para combinar el crucero con las regatas.
(por E. Roselló // publicado Jun-99, actualizado Abr-12)

Principales características
Modelo: Sun Shine (finalmente Sun Shine 38)
Astillero: Jeanneau
Diseñador: Tony Castro
Años de fabricación: 1980 - 1988
Precio en 1988: 77.000,- € (aprox)
Eslora de casco (popa corta): 10,65 m.
Eslora de casco (popa larga): 11,20 m.
Eslora de flotación: 9,35 m.
Manga: 3,85 m.
Calado: 1,90 m.
Calado versión orza abatible: 1,24/2,10 m.
Desplazamiento: 5.400 kg.
Desplazamiento versión orza abatible: 5.750 kg.
Quilla: 2.280 kg. (fundición)
Quilla versión orza abatible: 2.620 kg.
Literas: de 6 a 10 según versión
Altura máx. interior: 1,86 m.
Capacidad agua dulce: 2 x 100 l.
Capacidad fuel: 85 l.
Motorización estándar: Yanmar 3GM (27 HP)
Mayor: 28 m2.
Génova 150%: 48 m2.
Espinaquer: 107 m2.
Documentación técnica: BRICOMAR

Catálogos originales en PDF adjunto