Sun Odyssey 47 CC

Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto

Rápido y confortable

Con una acomodación interior que privilegia la amplitud de espacios por encima del número de literas, el Sun Odyssey 47 Center Cockpit ofrece unas prestaciones a vela más alegres de lo que suele esperarse en un velero de puro crucero con bañera central.

Históricamente, no hay demasiados barcos de producción francesa con bañera central. Tanto Jeanneau como Benétéau, los dos grandes astilleros del país galo, generalmente se han decantado por la bañera de popa en sus modelos, incluso en los de gran eslora, dejando las bañeras centrales para los astilleros del norte de Europa al estilo de Hallberg-Rassy o Najad, amantes convencidos y especialistas en este tipo de distribución.
Todo y así, los constructores franceses han hecho varios e interesantes intentos para competir en este segmento. A primeros de los años noventa, tanto Jeanneau como Benétéau sacaron al mercado distintos Sun Odyssey y Oceanis con bañera central, pero el éxito comercial siguió sin sonreírles abiertamente, a pesar de la notable calidad de sus modelos.
La versión Center Copkit del Sun Odyssey 47 (también existía el mismo modelo con bañera en popa) estuvo en producción entre los años 1993 y 1999, pero apenas se llegaron a fabricar una cincuentena de unidades de esta versión en todo este tiempo. Esta cifra, que en astilleros de pequeña envergadura sería todo un sueño, no resulta rentable para las enormes estructuras industriales de Jeanneau, que volvió a las bañeras de popa en posteriores modelos de su confortable gama Sun Odyssey.

Un Sun Odysey muy veloz
Curiosamente y contra lo que pueda deducirse de su aburguesado y macizo aspecto, el Sun Odyssey 47 es uno de los barcos de esta gama que históricamente ha destacado más por su viveza a vela. El 47CC siempre ha tenido fama de arrancar al menor soplo y de mantenerse muy equilibrado con vientos más fuertes, tanto en ceñida como en portantes. Si añadimos lo completo y bien dispuesto de su maniobra, con un equipamiento de serie donde se ya se incluían opciones como la hélice de proa o el enrollador de génova eléctrico, nos encontramos con un crucero muy agradable en navegación y poco exigente físicamente con su tripulación.
Este diseño dePhilippe Briand es ligero (12,5 T) y presume de un casco laminado manualmente y refuerzdo con sólidos mamparos laminados directamente al casco; sin contramoldes integrales. El 47CC está generosamente propulsado (112,5 m2) y dispone de un aparejo de doble piso de crucetas transversales con obenquillos bajos a proa y popa. El calado llega a los 2,10 m. (existía la opción de quilla corta con bulbo), garantizando una buena dureza a la escora y consistentes aptitudes para remontar el viento, un rumbo que agradece el raíl del escotero de génova sobre el techo de la cabina, muy entrado en la crujía.

Interiores
En su interior, el Sun Odyssey 47 CC destaca sobre sus competidores por el enorme tamaño de su camarote de popa. Luminosa, bien aireada y con infinidad de armarios y taquillas, esta estancia se complementa con un baño de considerables dimensiones y la ducha separada. Todo un lujo en estas esloras para la comodidad a bordo del armador.
La cocina, situada en el pasillo de acceso al camarote trasero, también es adecuada en su organización y en su capacidad de estiba. No faltan el doble fregadero, el doble compartimento de nevera y un buen surtido de armarios y taquillas.
El salón central, con su mesa circular, descarta desde su mismo diseño cualquier otra utilización de esta estancia que no sea la social o gastronómica. Imposible utilizar los bancos como litera, y tampoco será fácil dormir la noche entera en los butacones que hay dispuestos en el lado de babor, que invitan a dar una cabezada tras las comidas o descansar someramente en las guardias nocturnas.
La zona del navegante es espaciosa y la mea de cartas –mirando a proa- es enorme. El panel de interruptores es competo y solo se echa en falta más espacio para empotrar instrumentos, pues una ventanilla en al lateral del casco roba un espacio que posiblemente sería más útil para la electrónica.
En el tercio de proa, la distribución original se proponía con uno o dos camarotes y un baño. La versión con un único camarote proponía la litera adosada al lateral del casco y la distribución incluía un práctico pañol entre el camarote y el cofre de anclas. La versión con dos camarotes tiene una segunda cabina con dos literas en el lateral de estribor.
En cualquiera de las distribuciones, el espacio interior del SO 47 CC es siempre generoso y la capacidad de estiba notable, cualidades que hacen olvidar que nos encontramos con un barco cuya capacidad de acomodación nocturna es menor que en otras unidades de la misma eslora. Los 47 pies de la quinta del SO 47 CC proponían en su gran mayoría hasta cuatro cabinas dobles en su interior. El Jeanneau buscaba sin duda una clientela apreciando un confort de la vida a bordo superior a la media.

Detalles de acabado
Desde el punto de vista de los acabados interiores, el Sun Odyssey 47 CC es un barco funcional y sin grandes lujos de ebanistería. En este aspecto, Jeanneau nunca ha pretendido competir con los astilleros nórdicos, cuyos barcos ofrecen unas terminaciones impecables, que luego también pesan en la factura final. El Sun Odyssey 47 CC, como puede apreciarse en las fotos, está bastante logrado en su aspecto general. Las maderas claras y la buena iluminación natural hacen de este barco un crucero muy acogedor para la vida a bordo.
Pero esta buena impresión general esconde un tipo de carpintería relativamente simple e industrial. Las puertas de los armarios, por ejemplo, carecen de moldura interior o exterior y están montadas como en las cocinas domésticas, compartiendo con ellas incluso el tipo de bisagras empleadas. La entrega entre los mamparos y el techo se disimula con listones de contrachapado, en vez de la habitual moldura maciza que vemos en barcos más lujosos. La lista de ingeniosas soluciones para abaratar el coste de producción, sin por ello desmerecer el conjunto, es extensa y sólo está al alcance de un astillero con los medios industriales de Jeanneau.
Parece como si los responsables del astillero hubieran concentrado todo el esfuerzo decorativo del Sun Odyssey 47 CC en el salón, donde se aprecian los mejores detalles de calidad en la ebanistería del barco.
En cualquier caso, y esto es lo realmente importante, todos los acabados del Sun Odyssey 47 CC son agradables a la vista y mantienen correctamente el tipo a lo largo del tiempo. El mobiliario ajusta con bastante corrección y apenas hay rastro de humedad estancada por los rincones. En este aspecto, los ingenieros de Jeanneau demuestran su profesionalidad, poniendo su atención en los detalles más susceptibles de sufrir con el tiempo. Los paneles del suelo, por ejemplo, sí llevan moldura de protección en su contorno, evitando el clásico problema de entrada de humedad por los cantos. Bajo estos paneles se esconden los depósitos de agua y de combustible en acero inoxidable, idealmente dispuestos en la sentina para bajar el centro de gravedad del barco y ganar capacidad de estiba bajo los bancos del salón o las literas.
En lo que respecta a las instalaciones de agua y electricidad, se agradece que todas las válvulas de paso, los sistemas de achique y los principales centros de conexión queden accesibles escondidos dentro de los armarios o bajo los paneles del suelo. Tras el panel de interruptores, el circuito eléctrico aparece claro y bastante bien ordenado, con una batería de disyuntores suficiente para los requerimientos del barco.
El Sun Odyssey 47 CC se ofrecía en su día con motores entre 60 y 100 CV de potencia, mayoritariamente Yanmar. La mecánica queda alojada bajo la bañera, en un inmenso y bien insonorizado cofre que resulta ejemplar por su facilidad de acceso frontal y por ambos laterales. Una capacidad de combustible que supera los 200 litros garantiza además una notable autonomía en navegaciones a motor.

Cubierta
El punto que más críticas recibió en la presentación del SO47 CC fue la bañera. Sus medidas son acordes para un barco rondando los catorce metros, pero la gran separación de los bancos y la ausencia de apoyo central impiden calar los pies con el barco escorado.
La posición del timón a proa de la bañera (centrado en popa opcionalmente) tampoco hace mucho por mejorar esta comodidad, alejando además al patrón de las principales maniobras. Tanto las escotas de génova como las de mayor llegan a la bañera y se controlan sin mayor inconveniente, incluida una larga barra de escota perfectamente ubicada.
Las drizas principales y los rizos se manejan directamente desde el palo, lo que no tiene mayor inconveniente. Para conseguir mejor nota, el barco agradecería un balcón de maniobra junto al mástil y también una entrada y salida de la bañera menos acrobática.
El resto de la cubierta, con sus amplias zonas de solario en proa y popa, sus cómodos cofres o el guardamancebos de tubo macizo en acero inoxidable, compensan en buena parte los pequeños inconvenientes que citamos.

Precios y oportunidades
Como es habitual con la mayoría de barcos de gran serie, no es demasiado complicado encontrar un Sun Odyssey 47 CC en el mercado de ocasión, ya sea puesto a la venta por algún particular o a través de la red internacional de distribuidores de la marca.
Una ventaja del Sun Odyssey 47 CC en el mercado de ocasión es que las unidades de este modelo rara vez habrán estado destinadas al charter, una actividad que siempre deja una huella indeleble en forma de desgastes prematuros en tapicerías, suelos, etc., por no hablar de las horas que acumularán, en caso de no haber sido renovados, las velas o el motor de un barco en utilizaciones, aunque sea lejanas en el tiempo, de más de seis meses al año.
Por lo demás, el Sun Odyssey 47 CC es un barco que puede comprase con tranquilidad de espíritu y con la confianza añadida que siempre aporta la marca Jeanneau entre los aficionados en busca su barco de ocasión.

Principales características
Modelo: Sun Odyssey 47 CC
Constructor: Jeanneau
Diseñador: Philippe Briand
Material de construcción: Fibra de vidrio
Años de construcción: 1993 - 1999
Unidades fabricadas: 48
Eslora total: 14,40 m.
Eslora casco: 14,00 m.
Eslora de flotación: 11,70 m.
Manga: 4,45 m.
Manga de flotación: 3,55 m.
Desplazamiento: 12.500 kgs.
Calado quilla larga: 2,10 m.
Calado quilla corta: 1,50 m.
Peso quilla larga: 4.430 kgs.
Peso quilla corta: 5.075 kgs.
Altura del mástil: 17,30 m.
Mayor: 44,30 m2
Génova 140%: 68,10 m2
Espinaquer asimétrico: 148 m2
Motorización estándar: 60 a 100 CV
Altura de techo interior: 2,00 m.
Capacidad combustible: 236 l.
Capacidad agua dulce: 750 l.
Capacidad neveras: 236 l.
Distribución: 2 o 3 cabinas dobles
Documentación técnica: BRICOMAR

por: Enric Roselló, actualizado DIC-13)