Sun Kiss 47

Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto

Pasaporte al crucero

Presentado a primeros de los años 80, el Sun Kiss fue durante toda una buena década la referencia sobre cómo debía ser un buen velero de crucero. Equilibrado, rápido y confortable, este Jeanneau reune las cualidades más buscadas por los armadores exigentes. El Sun Kiss es un barco potente y capaz de devorar millas con una pasmosa regularidad.

Hacia 1983, el que sería el Sun Kiss apareció en el catálogo de Jeanneau con el nombre de Jeanneau Espace 1300, intercalándose entre el Gin Fizz (11,75 m., diseño Michel Joubert) y el Trinidad (14 m., diseño Guy Ribadeau-Dumas).
En 1984 y tras rehacer la distribución interior, el Espace 1300 desapareció y en nuevo modelo se rebautizó con el nombre de Sun Kiss 45. Esta nomenclatura se mantuvo hasta 1988 cuando, con dos pies suplementarios de eslora ganados con un estilizado faldón de popa y varias mejoras de acabado en cubierta e interiores, el barco pasó a llamarse definitivamente Sun Kiss 47, que podríamos considerar la versión "cumbre" de este modelo.
Sin perder nivel de acabados ni comodidades para el crucero, el Sun Kiss 45 ya mostraba un tinte ciertamente más deportivo que sus compañeros de catálogo, destacando la victoria del “Tasker” en la categoría de monocascos de serie (3º monocasco en tiempo real) en la Transat A Dos de 1983.
A sabiendas de este potencial de prestaciones, Jeanneau tuvo siempre a la venta la versión Regata en este modelo, con tres pisos de crucetas en un mástil ligeramente más alto.
Pese a su importante eslora, 315 unidades del Sun Kiss (45 y 47) se fabricaron a lo largo de los casi diez años en los que estuvo en producción. En 1991, el Sun Kiss 47 fue finalmente sustituido por el Sun Odyssey 47, también diseño de P. Briand y en producción durante prácticamente toda la década de los 90.
La construcción del Sun Kiss responde a unos criterios de calidad y solidez que prácticamente ya no existen. El casco está laminado a mano, añadiendo varias capas de fibra de kevlar en las zonas de mayor esfuerzo. En su momento, Jeanneau era el mayor consumidor de Francia de esta fibra de alto módulo, que se incluía de serie en los modelos de gran eslora de su catálogo. Para reforzar su solidez, todo el casco lleva un cintón interno perimetral de refuerzo laminado a la carena y los mamparos longitudinales y transversales también van laminados al casco. Sin apenas más contramoldes que los suelos de las dos cabinas de baño. Los criterios de construcción del Sun Kiss ya no se estilan y permiten que ete modelo (y varios otros de su uinta) estén muy bien cotizados en el mercado de ocasión.
El alto prestigio entre los navegantes que se forjó el Sun Kiss lo rentabilizó Jeanneau adoptando el prefijo de Sun en todas sus gamas de veleros de regata o crucero fabricadas desde entonces.

Un barco de altura
Subir a bordo de un Sun Kiss 47 es como una invitación al crucero de altura. La cubierta está muy bien dispuesta para maniobrar sus buenos 102 m2 de velamen con facilidad, incluso con tripulación reducida. Todo se antoja sencillo, bien ubicado y bien dimensionado. Desde la rueda, la impresión es de un gran control de la situación.
La aireación interior está garantizada por cinco tambuchos practicables sobre la cabina, ocho portillos también practicables entre el casco y los camarotes y cuadro cajas doradas. Tanto los tambuchos como los portillos en el casco y las cabinas son Goiot Tradition, la gama más lujosa de este fabricante. Estos tambuchos y portillos están fabricados en fundición de aluminio, no en extrusión. Es un proceso más laborioso y caro, pero los productos resultantes son sólidos y estancos a toda prueba; de lo mejor que nunca se ha fabricado en su género. Sólo comentar que Goiot las sigue manteniendo en su catálogo, pero su precio hoy ronda (incluso supera) los 1.000,- €/pieza dependiendo de la talla. Un verdadero lujo.
Navegando, el Sun Kiss (con aparejo estándar) muestra algo de pereza con ventolinas, aunque una vez arrancado no desmerece en velocidad ni en ángulo de ceñida y por poco que el viento llegue a los 8/10 nudos, el barco arranca con alegría y hace notar su potencia, pasando sobre las olas con gran aplomo y sensación de seguridad.
El aparejo (originalmente Francespar) a tope de palo con dos pisos de crucetas transversales, lleva baby-stay y obenquillos en popa, resultando fiable y fácil de controlar. La calidad y buena disposición del acastillaje original también contribuyen a esta sensación. Los winches self-tailing de serie (génova, espinaquer y drizas) resultan adecuados para cazar las velas sin demasiado esfuerzo, en especial el génova de 66 m2.
Las drizas manejadas desde la base del palo, herencia de unos tiempos en que las maniobras reenviadas a la bañera apenas existían, siguen siendo lo másadecuado en etass esloras. En el Sun Kiss y gracias a los sólidos balcones a banda y banda, las maniobras driza de la mayor (izada, arriada, rizos) se hacen con una facilidad sorprendente, al no haber los habituales rozamientos y pérdidas de eficacia de las poleas y reenvíos sobre cubierta.
Toda la maniobra del Sun Kiss está de hecho diseñada con criterios de los años 80, que priorizaban la ergonomía y efectividad de la maniobra por encima de la comodidad de los pasajeros. La barra de escota de mayor a proa de la bañera es mucho más efectiva de tiro y cómoda de accionar que ubicada sobre la cabina, aunque moleste un poco al entrar o salir del interior. Los winches de la bañera quedan lejos del timonel, pero se manejan con gran comodidad desde los bancos de la bañera.

Interiores palaciegos
Bajando al interior por la empinada escalera, el amplio salón destaca por los bonitos arcos de refuerzo en el techo forrados de madera. Muchos expertos coinciden en que el nivel de calidad en la ebanistería que alcanzó el Sun Kiss no ha sido igualado por ningún otro Jeanneau anterior ni posterior a este modelo. Durante años, el salón/comedor del Sun Kiss fue la referencia de espacio, elegancia y calidad de todo nuevo modelo de cualquier astillero que llegaba al mercado.
El comedor queda desplazado a babor y la cocina a estribor a lo largo de la estancia principal. Este tipo de cocina, muy cómoda con el barco fondeado, solventa sus inconvenientes en navegación con el respaldo del banco lateral del comedor, que sirve de apoyo. La cincha anti-escora y el sólido pasamanos que recorre la cocina en toda su longitud denotan la vocación de crucero de altura de este modelo.
La distribución del salón se completa con una enorme mesa de cartas que, paradójicamente -cosas de la edad- apenas tiene un pequeño panel donde empotrar instrumentos, que se han de atornillar en el mamparo.
A babor de la escala hay un enorme armario para la ropa de aguas, un mueble que ha desaparecido por completo de los actuales veleros de crucero. A su lado hay un práctico mueble/bar.
La distribución del Sun Kiss se proponía en versión Charter (4 cabinas) y Propietario (3 cabinas), siempre con dos camarotes en popa. En la versión propietario, el armador tiene su cabina/suite a proa del salón, con la litera a un lado, amplios cajones bajo ella y un agradable banco vestidor a estribor. La cabina de baño del armador queda más a proa.
En ambas distribuciones (especialmente en la versión Propietario), el tamaño de los camarotes y la capacidad de estiba resultan más que suficientes para largos cruceros. Los camarotes de popa tienen cada uno de ellos su propio lavamanos , compartiendo una cabina de baño con ducha y WC entre las dos estancias.
Destacar también el práctico pañol de estiba entre el baño del armador y el cofre de proa. Este pañol -con altura de techo para estar de pie- tiene acceso desde cubierta y también desde el interior, convirtiéndose en una estancia muy versátil.
Ambas distribuciones proponen dos cabinas de baño. El de popa se ubica entre los dos camarotes y el otro aseo queda a proa del camarote(s) delantero. Los lavamanos habilitados en las cabinas de popa son un agradecido plus de intimidad para las cabinas.
El Sun Kiss equipaba de serie el Perkins 4108 de 50 CV o el Yanmar 4JH3 de 55 CV y todavía en servicio en algunas unidades de este barco en el agua. Gracias a la notable capacidad del depósito de combustible (215 litros) la autonomía a motor ronda las 300 millas. El acceso a la mecánica cuanta con registros de mantenimiento tanto en el frontal como en ambos laterales del motor. Para intervenciones más importantes, el Sun Kiss cuenta con un práctico suelo desmontable de la bañera, lo que permite intervenir en toda la mecánica e incluso sacarla del barco con gran facilidad mediante una grúa para su reparación.

Precios y oportunidades
Quienes se interesen por un Sun Kiss de ocasión tienen a su disposición una flota relativamente numerosa (315 unidades fabricadas), pero bastante dispar en estado de conservación. Los barcos que hayan pasado largas temporadas destinados al charter pueden haber sido llevados hasta el límite de su mantenimiento, y también es posible encontrar unidades que hayan estado largo tiempo en manos de particulares y que estén mejor que nuevas después de décadas de navegación.
En este tamaño de barco, todas las instalaciones de agua, electricidad o mecánicas tienen una complejidad fuera del alcance del "bricolajero" de fin de semana. Si se han de rehacer los barnices, por poner un ejemplo, el trabajo es titánico, pues hay muchos metros cuadrados de madera por tratar. Muchas deficiencias requerirán ayuda profesional y las facturas de puesta al día pueden ser altas y frustrantes para quien haya comprado un Sun Kiss alentado por un precio de salida tentador.
Las primeras observaciones a señalar en cualquier unidad de ocasión empiezan, como es habitual, en los elementos estructurales. Un repaso a los mamparos principales y a su correcto laminado evitará sospechas de golpes o embarrancadas accidentales y/o mal reparadas. Lo mismo debe decirse de la quilla y sus bulones. El estado de la pintura del casco, de los tratamientos efectuados contra la osmosis y de la cubierta de teca (en su caso) son otros aspectos suficientemente caros como para ser muy tenidos en cuenta antes de la compra de cualquier unidad de ocasión.
El Sun Kiss es un barco y que siempre destacó de su competencia por la luminosidad de sus interiores, lograda a base de varios paneles de metacrilato en el techo y laterales de la cabina. El problema es que, con el tiempo, además de astillarse hasta hacerse opacos, estos laterales tienen la mala costumbre de dejar pasar el agua además de la luz. Es importante revisarlos.
Los tanques de agua son otra posible fuente de dolores de cabeza. Son cinco depósitos de acero inoxidable (¡hasta 620 l. de agua dulce!), un material de larga vida, pero que puede oxidarse en sus soldaduras, haciéndoles perder su estanqueidad. Al estar situados cuatro de estos depósitos bajo el piso del salón (óptimo centrado de pesos), cualquier intervención en ellos o en alguna de sus conexiones requiere desmontar las panas, la banqueta lateral y la mesa del salón.
El Sun Kiss también denota su edad en su instalación eléctrica. Un vistazo a la parte trasera del panel de interruptores, con los cables llegando desde todos los rincones es un presagio de un tipo de instalación a todas luces anticuado, si bien realizado con elementos de calidad. No es raro que haya averías y disfunciones a reparar.
Transcurridos tantos años desde su primera botadura, la disparidad será la norma en el estado conservación de los Sun Kiss a la venta. Se ha de valorar con tiento cada oportunidad.

Principales características
Modelo: Sun Kiss 45 y 47
Astillero: Jeanneau
Diseñador: Philippe Briand
Años de fabricación: 1983 - 1992
Unidades construidas: 315 (entre las dos versiones)
Material de construcción: Fibra de vidrio (refuerzos en Kevlar)
Eslora total: 13,75/14,45 m.
Eslora de casco: 13,25/13,95 m.
Eslora de flotación: 11.35 m.
Manga: 4,40 m.
Calado: 2,10 m.
Superficie vélica: 102,82 m2
Desplazamiento: 11.500 kg.
Lastre: 4.100 kg.
Literas: 8/10
Capacidad agua dulce: 620 l. (tanques inox.)
Capacidad gasoil: 215 l. (tanques inox.)
Motorización estándar: Perkins 4108 o Yanmar 4JH3 de 50 CV
Precio en 1989: 1.169.640,- FF (155.000,- € aprox.)

(por: Enric Roselló, NOV-2011)

Catálogos Sun Kiss 47 y 45 y Ficha Técnica en PDF adjuntos