Dufour 36 Classic

Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto

Con sólidos argumentos

El Dufour 36 Classic se presentó al público en 1999 como reemplazo natural del Dufour 35 Classic. El nuevo modelo ganaba volumen, comodidad interior y también mejoraba el brío de su predecesor navegando a vela. Este diseño de Mortain & Mavrikios se mantuvo en catálogo hasta 2004.

El Dufour 36 Classic fue uno de los últimos modelos presentados por Dufour antes de la entrada mayoritaria en su accionariado de Cantiere del Pardo. El barco, muy en la línea de lo que debía ser un buen crucero/regata familiar en los años noventa, tuvo buena aceptación entre los aficionados y se mantuvo en producción de manera consistente hasta 2004, cuando fue solapado por el todavía más deportivo Dufour 34, obra de Umberto Felci. Un año más tarde también aparecía en esta eslora el Dufour 365, más orientado al crucero puro y al charter.
El casco del 36 Classic es obra del gabinete Mortain & Mavrikios y en su momento revertió la tendencia en el astillero de La Rochelle de confiar la mayoría de proyectos en la década de los noventa -incluido el 35 Classic- al grupo esloveno de diseño J&J. El nuevo 36 Classic añadía 30 cm. de eslora y 700 kg. en la báscula, ganando amplitud interior y una bañera más espaciosa que el 35 que sustituía. Y todo ello en un velero que también ganaba agilidad con ventolinas y que se hacía muy agradable de llevar en todos los rumbos.
El diseño exterior del 36 Classic sigue conservando su atractivo intemporal tras unos cuantos años desde su presentación. Casco y cubierta forman un armonioso conjunto donde todo son redondeces, un estilo que contrasta con las actuales tendencias en las que los barcos parecen cortados a escarpa. El 36 Classic proponía una quilla de forma rectangular con su perfil de popa elíptico. La versión ‘corta’ lleva unas pequeñas aletas de fundición y la versión ‘larga’ queda ligeramente ‘engordada’ en su parte baja, en ambos casos combinada con un timón suspendido bastante profundo.
En la construcción y en la decoración interior del 36 Classic priman el clasicismo, tanto en los sistemas de laminados manuales de la fibra del casco como en el detallismo de la carpintería interior, realizada toda ella con maderas y herrajes de calidad. Este Dufour también se integraba en la modernidad constructiva adoptando un contramolde integral solidario al casco donde encajar mediante adhesivos elásticos los mamparos y distintas piezas del mobiliario, garantizando de esta forma la rapidez de puesta en escena, la buscada calidad de fabricación y un precio atractivo.

Un crucero/regata familiar
Los 73 m2 de velamen en ceñida para un desplazamiento de 5.900 kg., sumados a una relación de lastre sobre el desplazamiento del 27% aseguran a este Dufour unas buenas medias a vela y una correcta dureza a la escora. La prensa especializada elogió desde un principio el buen comportamiento de este modelo, alabando su estabilidad de rumbo, sensibilidad de timón y su notable capacidad para arrancar con ventolinas. El caña puede gobernar sentado en el centro del barco o desde las bandas. Y la única rueda de timón también deja suficiente espacio lateral para el paso proa/popa.
Navegando con entre 8 y 10 nudos de viento con tripulación completa y equipamiento de crucero, el barco reflejaba unos dignos 5 a 5,3 nudos en ceñida, sin bajar de los 4 nudos al largo sin espináquer, con apenas 5 a 6 nudos de aparente. .
A motor (40 CV), el GPS señalaba un SOG de 6,5 nudos a 3.200 rpm y 5,3 nudos a 2.200 rpm. El Dufour 36 Classic es, en definitiva, una excelente muestra del espíritu de crucero cómodo y rápido a vela tan querido de esta marca.
El aparejo del 36 Classic es a tope de palo con dos pisos de crucetas ligeramente angulados y baby-stay de refuerzo. Los obenques quedan entrados en la crujía, dejando libre un buen paso proa/popa y favoreciendo el uso de génovas de cierto recubrimiento. La solidez y el sencillo trimado del conjunto son otro punto a su favor. El velamen queda repartido entre la mayor de 31 m² (opcional con sables forzados) y un génova de hasta 42 m². Los amantes de disfrutar a fondo las sensaciones a la vela se interesarán por las unidades con la opción de quilla de plomo de 1,80 m. de calado.
La maniobra del 36 Classic logra un buen compromiso entre efectividad y comodidad de la tripulación. La rueda no es suficientemente grande como para poder gobernar apoyado en las bandas, pero su reducido diámetro facilita el paso a popa. En todo caso, las hendiduras en los bancos permiten optar por una rueda mayor.
Los winches de génova, sobre las altas brazolas y casi centrados a lo largo de los bancos, son ideales para ser manejados por la tripulación, a costa de quedar lejos del alcance del caña. En general, el acastillaje se aparenta bien ubicado y suficientemente dimensionado.
Los anchos pasillos laterales y el techo de la cabina, bastante plano y terminado de forma casi vertical en su extremo de proa quizás arañan unos centímetros cúbicos de volumen interior, pero facilitan mucho la circulación sobre cubierta y también aligeran la estética general. La barra de escota de mayor, corta y sobre la cabina, desentona un poco en el conjunto.

Interiores con posibilidades
En el interior, el Dufour 36 se ofrecía con dos o tres cabinas doble y uno o dos baños. Escoger entre dos o tres camarotes empieza a ser tentador en un casco de casi 11 metros, incluso a sabiendas de que el tercer camarote recorta ligeramente el tamaño de la cabina de baño y la capacidad de estiba en el salón.
El 36 Classic ofrecía también la opción de escoger entre el acogedor camarote de proa con litera al bies que vemos en la unidad fotografiada en este artículo, o el más clásico camarote con litera triangular y un baño anexo. El camarote de proa con la litera lateral es una ‘especialidad de la casa’ de Dufour desde los tiempos del legendario 35 pies que diseñó Michel Dufour en los años setenta. La anchura de la litera doble sale ligeramente perjudicada, pero la comodidad general de la estancia gana muchos puntos. Escoger entre una o dos cabinas será una hoja de la margarita que deberán deshojar quienes se interesen por este modelo.
La cocina a lo largo del salón y el comedor ajustado al lateral de babor, con una práctica banqueta/cofre independiente, rematan con buen gusto y con una agradecida amplitud la zona noble del barco. El 36 Classic también cuenta con una zona de navegación mirando a proa y muy generosa en tamaño para esta eslora. Además de ampliar el volumen disponible, el 36 Classic incluso mejoraba el buen nivel de ebanistería visto tanto en el 35 como en anteriores modelos de la gama Classic. Los acabados del mobiliario y el nivel de detalle (marcos, contramarcos, molduras macizas, remates, forros interiores, etc.) son excelentes para un barco de serie. Imposibles de encontrar en las modernas producciones seriadas.
Destacar por último los seis portillos laterales y los cuatro tambuchos en el techo, que aseguran una magnífica ventilación interior en verano.

Precios y oportunidades
Todo y siendo normalmente más caro que sus competidores en eslora, el Dufour 36 Classic tuvo una buena carrera comercial durante los seis años que estuvo en producción. Para maquillar el sobrecoste inducido por la calidad de construcción y acabados, el barco se ofrecía con un inventario de serie justito, dejando como opciones (Pack Croisiere) una larga lista de accesorios casi indispensables en un crucero de 11 metros, incluidas la tercera cabina, el segundo baño o el muy recomendable motor de 40 CV.
Una ventaja de comprar de ocasión es que, con los años, la mayoría de unidades a la venta habrán completado e incluso mejorado el equipamiento original. Es habitual que ya se empiecen a aparecer distintos Dufour 36 Classic a la venta. Estamos hablando de unidades todavía jóvenes en edad y con unas características de diseño bastante modernas en sus parámetros.
En este barco es importante el control de posibles daños accidentales. En el 36 Classic (como en cualquier velero con contramolde integral) una ‘talonada’ con la quilla puede desconjuntar la unión casco/contramolde y requerir una intervención especializada. En lo que refiere a la eventual puesta al día en elementos de cubierta o interiores, el 36 Classic parte con la ventaja de una buena base. El acastillaje está bien dimensionado y utiliza marcas de calidad, la carpintería interior está montada con sistemas fiables y los sistemas eléctricos y de agua también tampoco merecen críticas. Puede haber componentes que necesiten su sustitución, pero la base sigue siendo aprovechable. El 36 Classic es un velero que aun tiene una larga vida útil ante sí.
(por Enric Roselló, actualizado noviembre 2015)

Principales características
Modelo: Dufour 36 Classic
Constructor: Dufour Yachts
Diseñador: Mortain & Mavrikios
Años de fabricación: 1999 – 2004
Precio base en 1999: 635.000,- FF (81.000,- € aprox.)
Eslora total: 11,08 m.
Eslora de casco: 10,82 m.
Eslora de flotación: 9,18 m.
Manga: 3,77 m.
Calado estándar: 1,45 m. (1,80 m. opc.)
Desplazamiento: 5.900 kg.
Lastre: 1.600 kg.
Mayor: 31 m2 (full batten opc.)
Génova: 42 m2
Espinaquer: 91 m2
Agua dulce: 340 l.
Gasoil: 160 l.
Motorización estándar: 28 CV (40 CV opc.)
Documentación técnica. BRICOMAR