El Palma International Boat Show baja bandera convertido en referente del calendario internacional

El PIBS 2025 tuvo más visitantes que en ediciones anteriores, excepto el último

(30/abr/24) Alrededor de 27.000 personas han visitado la feria organizada por el Govern Balear a través del IDI, y BYBA. La 40ª edición del Palma International Boat Show cerró el domingo sus puertas tras cuatro intensas jornadas de actividad comercial y social. La feria ha contado este año con 295 expositores y 600 embarcaciones, 260 de ellas en el mar.
Según las primeras valoraciones, se confirma la presencia de grandes astilleros en la próxima edición, que ya han manifestado su intención de repetir -y si es posible- con más espacio. La opinión generalizada es que la oferta presentada ha sido madura y de calidad y la evolución de la feria náutica de Palma en los últimos años, la han convertido en referente del inicio de la temporada para cerrar acuerdos.
Alrededor de 27.000 personas han visitado esta edición, una cifra ligeramente inferior al año pasado, aunque posiblemente debido al mal tiempo del domingo, en el que llovió toda la jornada. Durante las tres primeras jornadas visitaron la feria alrededor de 22.000 personas, una cifra bastante superior a la última edición.
El 40º aniversario ha generado mucha atención mediática y se han acreditado 330 profesionales para cubrir las actividades del PIBS, muchos de ellos especializados en náutica y procedentes de países europeos e incluso de Estados Unidos.
El PIBS 2024 es el punto de partida para diseñar el futuro de esta cita, que iniciado el camino hacia la certificación de evento sostenible y la medición del impacto económico. Durante la feria, se ha encuestado a visitantes y expositores para valorar qué supone el PIBS para la economía balear. Tras las encuestas, se medirá la huella de carbono para trazar un plan reductor.
El 40º aniversario ha supuesto también la oportunidad de reconocer a los expositores su apoyo a esta cita, entregando el premio Marcial Sánchez Barcáiztegui a Náutica Morey, expositora en todas las ediciones del PIBS. También se reconoció al Ayuntamiento de Alcúdia y a Alcudiamar por albergar en 1983 la primera feria local que sentó las bases del actual Palma International Boat Show.