S'Illot; la recalada posiblemente con menos glamour del litoral mallorquín

Muy pocos barcos fondean en S'Illot en verano. Èste es su principal atractivo
La lista de encantos de S'Illot es corta. Esta recalada en la costa SE mallorquina se la saltan prácticamente todos los barcos excepto los acérrimos incondicionales de fondear con pocos barcos alrededor. Aparte de los vientos soplando de tierra, S'Illot ofrece cierto resguardo a las brisas del norte e incluso del SE, si se fondea bien pegado a las boyas. Este enclave está bastante monopolizado por el turismo local y, de día, la playa es tan ruidosa y vital como sus homónimas sicilianas. Se nota que hay pocos ingleses o alemanes, siempre más silenciosos. En primera línea, sin paseo marítimo motorizado (bravo!), hay algunos comederos apetecibles. Una escala para anacoretas del fondeo.