Canyamel: Una rada que suele ser segura y tranquila

El escenario natural de Canyamel sigue siendo espectacular
Incluso con tramontana de cierta fuerza (ese era el caso el día de la foto), en Canyamel se puede fondear con comodidad. El paisaje en esta rada del NE mallorquín sigue siendo grandioso, incluyendo las Cuevas de Artá casi accesibles a pie. Los hoteles y los chalés han desnaturalizado las riberas, pero al no ser una recalada muy popular entre los navegantes, quienes priorizamos la distancia 'interbarco' en los fondeos, nos sentimos cómodos en esta cala, a evitar cuando sopla fuerte del 2º cuadrante. En tierra hay un super, alguna tienda y varios bares y restaurantes.