Perlas del Pantalán: Sun Odyssey 49

Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto

Un crucero familiar equilibrado, habitable y ciertamente rápido

Silueta estilizada, buen equilibrio al timón y unos interiores amplios y bien acabados eran los principales argumentos de este diseño de Philipe Briand, presentado por Jeanneau a finales de 2003. En su momento, el SO49 se intercalaba entre los SO47 de bañera central y el SO52, iniciando una década con tendencia a veleros algo más deportivos que sus predecesores.

El casco del SO49, años después reconvertido a SO50-DS con rediseño de la sobrecabina y la distribución interior, estuvo en producción más de una década. Su proa casi vertical, la eslora de flotación de casi 13 m., la manga relativamente contenida (4,49 m.), el timón fino y profundo y una sobrecabina apenas sobresaliendo del francobordo confieren a este velero un aire casi deportivo.
De hecho, la versión estándar del SO49 era la quilla con bulbo a 2,15 m. y la quilla corta era una opción. Este diseño de Philippe Briand también se ofrecía en versión Performance, con calado a 2,30 m. y una superficie vélica en ceñida que pasaba de 111 a 122 m², pero siempre con la barra de escota sobre la cabina, la mesa fija desplegable en la bañera y la amplia plataforma de popa recordando su condición de velero familiar.
La doble timonería, que a primeros de este siglo no estaba tan generalizada como ahora, ofrece una perfecta visión hacia proa y un asiento en las bandas -con calapiés incluido- sin la incomodidad de clavarse los cables del back-stay en la espalda, un problema recurrente en los modernos veleros con plataformas de baño ocupando toda la manga de popa, que obligan a arraigar los stays en las ‘esquinas’ de popa del casco. En el SO49, el arraigo doble del back-stay queda centrado a ambos lados de la portezuela que se abre hacia el faldón de popa. En el lado negativo, el SO49 se diseñó cuando los GPS/plotter aún se instalaban en la mesa de cartas y apenas hay espacio previsto en las bitácoras para un par de repetidores multifunción, si bien los bajos de la mesa exterior pueden albergar un MFD de tamaño medio.
El SO49 venía de serie con un perfil Sparcraft a 9/10 con dos pisos de crucetas ligeramente anguladas y obenques arraigados centrados, permitiendo génovas de gran superficie. Tres pares de winches controlan la maniobra, con drizas, rizos, amantillos y la escota y carro de la mayor gestionadas desde el techo de la cabina mediante dos Lewmar 44 ST2 y una batería de mordazas Spinlock. Los escoteros Harken del génova , con cerca de 3 m. de largo, son ajustables con cabo desmultiplicado.

Equilibrio en las ruedas
A pesar de sus buenas 12 T. de desplazamiento, el SO49 acelera sin pereza con ventolinas y se mueve entre los 5 y los 7,5 nudos con brisas entre 8 y 12 nudos, llegando a los 8 nudos abriendo un poco el rumbo y las escotas. El génova de gran recubrimiento es un plus en estas condiciones y no resulta complicado ceñir con 95° entre bordos. Los tres pares de winches permiten maniobrar con comodidad, pero navegando con tripulación reducida el caña deberá abandonar las ruedas en algún momento, pues el grueso de la maniobra está sobre la cabina. Afortunadamente la bañera es amplia y de fácil circulación.
Con más viento, el SO49 tampoco decepciona y ciñendo con vientos de 25 a 30 nudos –con las velas reducidas convenientemente- el barco apenas baja de los 9 nudos, ofreciendo una agradecida suavidad en el paso por la ola. Con estos vientos amollando escotas y abriendo el rumbo hasta ±150°, la corredera no baja de los 10 nudos, con puntas de 12 nudos sin ninguna sensación de perder el control de rumbo.
Y si el viento falla, el Yanmar 65 CV que equipaba de serie este velero ofrecía unos 8/8,5 nudos a régimen de crucero sobre las 2.400 rpm, con puntas cerca de los 9 nudos a pleno régimen (3.800 rpm).
Pocos reproches pueden hacerse ni a la estética ni a la ergonomía de cubierta. Quizás que el bonito redondeado de los respaldos a proa de la bañera no sea el más cómodo para recostarse mirando hacia popa o que los agarraderos de seguridad disimulados sobre la cabina podrían mejorar su funcionalidad. Pequeños detalles.
Bien por la solución general del pozo de anclas, con una apertura parcial que permite mantener el botalón instalado durante las maniobras de fondeo, escondiendo el paso de la cadena bajo la tapa, alojando el tambor del enrollador bajo cubierta, pero dejando a la vista el winche vertical del molinete para ayudar en el cazado de guías y amarras. Bravo también por el práctico pañol de estiba a popa del pozo.

Interiores de lujo
El interior se ofrecía en versión de tres camarotes y dos baños para los armadores privados o con cuatro cabinas y otros tantos baños, pensando en el chárter. La distribución es muy generosa en el reparto de espacios, como corresponde a estas esloras, pero el ambiente interior resulta algo oscuro para los modernos estándares. Apenas hay una pequeña abertura fija por costado en el salón y el tono oscuro de la madera refuerza esta sensación de oscuridad interior, una sensación que, en plena canícula, hay que decir que incluso se agradece.
La versión estándar (=mayoritaria) del SO49 era la de 3 cabinas, con el camarote/suite del armador en proa. Destacar la inmensa litera (1,70 x 2.05) de esta estancia, que cuenta con su propia cabina de baño con ducha separada y un inusual tocador/despacho con banqueta.
La cocina queda a lo largo del salón, una ubicación que nunca es ideal en navegación, pero que mejora la amplitud del salón. Destacar el doble fregadero, las buenas superficies de trabajo y especialmente la gran nevera con doble apertura frontal y superior, un sistema realmente funcional a bordo.
El comedor, con un gran banco en “C” en la banda de estribor y una banqueta doble en la crujía, ofrece asiento a toda la tripulación y la columna cuadrada bajo la mesa dispone de varios cajones de estiba, eliminando la posibilidad de bajar la mesa para convertirla en gran litera (ofrecida en su día como opción).
Mención aparte para la mesa de cartas, con unos espectaculares 1,80 m. de largo, doble apertura del acceso superior y una singular banqueta de madera moldeada -estilo chaisse-longue- para el navegante. Es una zona de navegación o de trabajo realmente icónica, si bien no tuvo una aceptación unánime por parte de los clientes del barco y pronto fue sustituida por un mueble más tradicional.
Las dos cabinas de popa (cabina/suite única trasera en opción) ofrecen también buena capacidad de estiba, amplias superficie de suelo y unas dimensiones de litera (1,60 x 2 m.) sin reproche, compartiendo un segundo baño de menores dimensiones que el del armador.

Conclusión
El Sun Odyssey 49 fue un modelo de referencia que marcó una época en Jeanneau, como antes lo hicieron el Gin Fizz en los años 70 o el Sun Kiss en los años 80. Su propuesta combinando un estilo elegante, ligeramente deportivo y de comodidad incondicional para el crucero familiar también fue pronto adoptada por toda una generación de veleros que nacieron de otros astilleros.
El SO49 estuvo en el mercado casi 10 años y se fabricaron centenares de unidades en sus distintas y sucesivas versiones, opciones y actualizaciones. El posterior SO 50DS, en el catálogo de la marca hasta 2013, heredó su casco y arboladura y el éxito de la propuesta de este modelo pronto se mutó al resto de esloras en la gama Sun Odyssey, con diseños mayormente de Philippe Briand que empezaron con el SO44 y 44i.
No es complicado encontrar un SO 49 en el mercado de ocasión. Es un modelo de Jeanneau que nació en unos años especialmente boyantes desde el punto de vista económico y que se fabricó durante una larga década con amplia difusión internacional. Lo que posiblemente será más complicado será encontrar una ganga en precio y que la unidad encontrada cuadre con las preferencias del nuevo comprador en el número de cabinas o en la versión de aparejo. Esta generación de Sun Odyssey’s siempre ha mantenido una buena cotización en el mercado.
Desde el punto de vista del estado de conservación, el SO 49 no tiene problemas recurrentes. Es un velero homogéneo en su diseño y en su fabricación, que no ha de requerir más revisiones que las propias de su edad o las eventualmente derivadas de causas accidentales.

Características: LOA: 15,07 m., HL: 14,75 m., WL: 12,98 m., Manga: 4,49 m., Calado std.: 2,15 m. (1,69 m. y 2,35 m. opc.), Desp.: 12.600 kg. Quilla: 3.750 kg., Mayor: 49,2 m² (55 m² versión Performance), Génova 140%: 62,1 m² (145% 67 m² versión Performance), Espi: 141 m² (162 m² versión Performance) Motor: 65 CV, Gasoil: 240 l., Agua: 615 l, Aguas negras: 85 l., Diseñador: Philippe Briand, (www.jeanneau.com)