Perlas del Pantalán: Carter 39

Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto

Una joya del I.O.R. firmada por Dick Carter

Cuando a primeros de los años setenta, el norteamericano Dick Carter diseñó el Carter 39, la fórmula de medición I.O.R. estaba en su plenitud. Este modelo se fabricó durante varios años en los astilleros griegos Olimpic Yachts y se ofrecía en versión Regata y Crucero. Hoy sigue siendo un bonito y rápido velero de crucero, que inspira confianza y que ofrece muy buenas cualidades de navegación.

En 1965, Dick Carter entró en la leyenda inscribiendo su 34 pies ‘Rabbit’ en la Fastnet. Era el primer barco que diseñaba y construía y lo hizo sin tener conocimientos formales de diseño ni de construcción naval. Hasta ahí ya era toda una proeza, pero el ‘Rabbit’ ganó la general de la Fastnet y Dick Carter saltó a la fama internacional.
Dos años más tarde, compitiendo con el ‘Red Rooster’ con quilla retráctil, un diseño aún más innovador, ganó de nuevo la Fastnet, y el barco se impuso en su clase en la Admiral's Cup, lo que contribuyó en gran medida a la victoria general en esa regata del equipo estadounidense.
Durante la década de los 70, Carter y sus veleros se impusieron en regatas en todo el mundo, ganando sucesivas Copas del Mundo One Ton IOR con barcos como el ‘Tina’, ‘Optimist’, ‘Wai-Aniwa’ o ‘Ydra’. También hubo varios Carter en la Half Ton, como el ‘Crocodile’ y en la Two Ton como el ‘Aggressive’. En 1972, el ‘Wai-Aniwa’ patroneado por el neozelandés Chris Bouzaid se llevó la Southern Cross, llevando a Nueva Zelanda al primer puesto en el trofeo por equipos.
Numerosos veleros de regata de esa época se construyeron con la firma de Dick Carter, recordar entre ellos el 65 pies ‘Benbow’ de Enrico Recchi, que ganó la Middle Sea Race en 1977 y ostentó el récord en tiempo real de a Giraglia durante 14 años desde 1984, o la mítica y mastodóntica goleta de 39 metros ‘Vendredi 13’ de Jean-Ives Terlain.
Dick Carter aportó nuevas ideas en el diseño y equipamiento de los veleros. Tenía una intuición especial. Fue el primero en separar la quilla y el timón en diseño de las carenas. También introdujo en las regatas la lengüeta de ajuste en el borde de fuga de la quilla, idea que luego adoptó Olin Stephens en su ‘Intrepid’, ganador de la America's Cup de 1967. Dick Carter fue también pionero en una búsqueda por aligerar, simplificar y hacer más aerodinámicos los cascos y aparejos. Fue el precursor de las drizas internas en el palo y de las platinas y tensores de arraigo de los obenques, conceptos en los que también se adelantó a los 12m de la Copa América.
El único desafío que no superó fue el industrial. La crisis del petróleo de primeros de los 70 desmontó por completo la economía y la industria, incluida la náutica. Solo una década después de su irrupción en escena, Dick Carter se desvinculó por competo de la náutica para surcar nuevos rumbos empresariales.
Este año (2021), ya retirado, aun asistió a la presentación de un libro que rememora sus diseños y éxitos en regata. Es una historia tan corta como exitosa.

Los Carter en España
Varios de los diseños de Dick Carter llegaron a nuestro país, ya fuera en forma de prototipo, o en las versiones Crucero/Regata que se fabricaron bajo licencia en los astilleros Olimpic Marine de Grecia. Entre estos, el más popular en nuestro país es el Carter 42, que fabricaron bajo licencia los Astilleros Maryola de Campello (Alicante). El mercado internacional también encontrar algún Carter 33 o el Carter 39 que hoy rememoramos.
Como era habitual en esos tiempos, el Carter 39 es un diseño de 1972 basado en el casco del one-off de regatas "Ydra", un One Toner que obtuvo muy buenos resultados en competición.
La primera unidad de la serie, en su versión regata, fue enviada en 1973 a Inglaterra para participar en las pruebas de selección del equipo británico en la Admiral´s. La premura de su llegada y la consiguiente falta de puesta a punto impidieron su clasificación. En cualquier caso, un barco gemelo, el "Orgueil V", participó en esta regata representando a Francia.
El casco del Carter 39, que hoy definiríamos como en "V" profunda, resultaba bastante plano para los parámetros de su momento, mientras su espejo de popa en tímida "U" era una avanzada de las anchas y planeadoras formas que tendrían todos los barcos de regata (y de serie) pocos años después.
La orza, con forma de aleta de tiburón, también era de lo más novedoso en su día y si hoy pierde el pulso respecto a diseños más hidrodinámicos, sigue siendo válida por su construcción en plomo y por representar alrededor del 40 por ciento del peso del barco bajo el agua, garantizando una dureza a la escora que pocos barcos de serie ofrecen en la actualidad.
En lo que respecta a la superficie vélica, la versión Crucero/Regata del Carter 39 ofrecía unas medidas más conservadoras que la versión Race. Sus casi 70 m2 de velamen no resultan hoy excesivos para las ocho toneladas y media de desplazamiento del barco, aunque su enorme génova aparejado a tope (un piso de crucetas en la versión C/R) permiten al barco defenderse dignamente con ventolinas.
La maniobra del palo se maneja desde su base, una disposición que apenas se utiliza en la actualidad, pero que mantiene una efectividad envidiable respecto a las maniobras reenviadas a la bañera o las brazolas, más cómodas, pero no tan efectivas. Tanto los winches de escotas de génova como los de espinaquer ofrecen unas dimensiones suficientes para cazar las velas cómodamente y sin demasiado esfuerzo.
La acomodación bajo cubierta del Carter 39, con una distribución clásica en su eslora y en su momento, propone alojamiento para hasta siete tripulantes con un camarote doble en proa, tres literas en los bancos del salón y dos plazas más en la litera conejera a popa de la mesa de cartas.
La cocina y la zona del navegante están dispuestas a ambos lados de la entrada. La mesa de cartas tiene un tamaño que permitía desplegar cartas "full size". Desaparecido este papel (nunca mejor dicho) en la navegación, hoy la zona del navegante es una perfecta zona de trabajo online.
La cocina en “L” también resulta cómoda y funcional, invitando al chef a apoyarse contra la escala para amortiguar los movimientos del barco. También destacan sus buenas superficies de trabajo y la amplia capacidad de la nevera. La moderna tendencia de instalar camarotes en las popas de los veleros ha obligado a los fogones a emigrar hacia proa, haciendo olvidar lo cómodo, bien ventilado y bien comunicado que resulta una cocina junto a la escala. La cabina de baño, completa, pero algo justa en tamaño, queda entre el salón y el camarote de proa.
A nivel de decoración, una de las encantadoras singularidades del Carter 39, es su acabado a la ‘americana’ contrastando maderas barnizadas con paneles pintados de blanco satinado. Al margen de los gustos personales, el blanco amplía la sensación de espacio en el interior y el sistema clásico de la carpintería interior da mucha cancha a eventuales puestas al día una unidad de ocasión.
Hablando de puestas al día y de mantenimiento, un aspecto a controlar en cualquier Carter 39 a la venta son sus instalaciones de agua o electricidad. En su versión estándar, el barco responde a los criterios de la época y los cables sueltos o los tubos de agua rondando por los rincones del barco son una invitación a las averías. Visto en positivo, el propio hecho de que estas instalaciones estén tan accesibles permite solucionar sobre la marcha muchas de las posibles disfunciones.
Los Carter 39 son piezas raras –y apreciadas- en el mercado de ocasión. La mayoría de las unidades que vemos por nuestras aguas provienen de Inglaterra, donde este modelo gozó de bastante popularidad en los años setenta y donde la compañía tenía su base de distribución europea, a pesar de tener su fábrica en Grecia.
Es difícil hablar de un precio de venta para un velero de los años 70. El aproximadamente medio centenar de unidades que construyeron en sus distintas versiones tendrán hoy un nivel de puesta al día completamente dispar. En general, la calidad de fabricación en los astilleros griegos Olimpic era alta, pero como en cualquier barco de esta edad, la revisión de cualquier Carter 39 a la venta debe hacerse con minuciosidad, desde la quilla a la veleta del equipo de viento.

Principales características:
Modelo: Carter 39
Diseñador: Dick Carter
Años de construcción: 1973 - 1989
Astillero: Olimpic Marine (Lavrion, Grecia)
Material de construcción casco: fibra de vidrio
Material de construcción cubierta: Sandwich balsa
material de construcción orza: plomo
Aparejo: Sloop
Eslora total: 11,89 m.
Eslora de flotación: 9,14 m.
Manga: 3,89 m.
Calado: 2,06 m.
Desplazamiento: 8.500 kg.
Quilla: 3.337 kg.
Superficie vélica: 68,2 m2
Capacidad agua dulce: 150 l.
Capacidad fuel: 200 l.
Motorización estándar: Perkins 4107 (48 HP)

por: Enric Roselló