Un sistema de fondeo fijo sobre boya con menor impacto ecológico

Mar Abierto - Los elastómeros extensibles son inmunes al óxido y eliminan los ha

(4/jul/21) En los últimos años se está incrementando la instalación de boyas fijas en los fondeos más concurridos. Esta alternativa optimiza espacios y busca una pequeña contribución a la preservación del fondo marino y de las praderas de posidonia. Almarin propone un nuevo sistema de anclaje que elimina la habitual y dañina erosión de las boyas fijas por el borneo de sus cadenas de anclaje alrededor del muerto.

El sistema propuesto por Almarin se basa en el uso combinado de un tramo de elastómero y un cabo sintético en lugar de la cadena. Estos anclajes mejoran la comodidad del usuario, ya que absorben energía y disipan las fuerzas provocadas por oleaje y viento, evitando tirones que incomodan la vida a bordo y pueden llegar a dañar los anclajes en el barco.
Los elastómeros utilizados están fabricados específicamente para esta aplicación, y cuentan con la experiencia de miles de unidades instaladas en todo el mundo. El conjunto puede alargar repetidamente su longitud hasta un 70% y recuperar su medida original. En casos puntuales se pueden llegar al 200% de extensión sin riesgo de rotura. Los materiales utilizados son además resistentes a la bioincrustación.
Este tipo de fondeos requiere una inversión inicial ligeramente superior a los fondeos clásicos con cadena pero, en contrapartida, permiten aumentar la densidad de amarres al reducir el radio de borneo. También disminuyen los gastos de mantenimiento.
Para determinar cuál es el fondeo adecuado en un área se recomienda un estudio meteorológico de la zona con cálculos de fondeo y un plan de organización de las embarcaciones. Una solución bien dimensionada puede esperar una vida útil de 30 años.
Almarin forma parte del Grupo Lindley, con 90 años de experiencia en el sector marítimo portuario. La empresa española hace más de 30 años que suministra boyas de fondeo en áreas con condiciones especialmente exigentes, como río Guadalquivir, el río Magdalena (Colombia), el Orinoco (Venezuela) o el río Tajo. También se han hecho instalaciones de este tipo en el frente atlántico de Lisboa o en la punta Langosteira (A Coruña). (www.almarin.es)