Varador 2000 completa el refit del ‘Sarah’

Mar Abierto Los grandes pescantes, realizados a medida en acero inoxidable, son
Mar Abierto El 'Sarah' necesitó de sustituciones puntuales de la chapa de su cas

(6/oct/23) La ONG alemana Search and Rescue for all Humans (Sarah) ha reparado su primer barco, de nombre ‘Sarah’ en Varador 2000 (Arenys de Mar,Barcelona). El Sarah (22 m.) es una motora rápida de primeros auxilios. Su misión es llegar antes que los grandes barcos de rescate a zonas donde se han producido naufragios y socorrer en primera instancia a los afectados, habiendo participado en diversos rescates en Canarias y el Mediterráneo.
El barco llegó a Varador 2000 en marzo para unas pequeñas reparaciones, pero un chequeo sacó a la luz importantes desperfectos que recomendaban un refit integral. La embarcación volverá a estar operativa este otoño.
Un análisis por ultrasonidos detectó desperfectos en diversas zonas del casco y un escaneo 3D obtuvo una medición precisa y de calidad de todo el buque. Estas tecnologías también detectaron problemas en los motores, ejes, timón y hélices.
Durante estos meses se han reparado las líneas propulsoras, los bloques motor, los sistemas hidráulico y eléctrico. También se ha sustituido la chapa de diversas áreas del casco, especialmente en la línea de flotación bajo la sala de máquinas. El diseño de nuevas piezas a medida y su soldadura en Varador 2000 se certificó por el Bureau Veritas bajo las normas ISO 9001, 14001 y 45001.
También se han efectuado modificaciones en la estructura del barco para adaptarlo a las singularidades de los rescates. El escaneo en 3D ha facilitado la remodelación del interior, que acoge una pequeña clínica, duchas, lavabos y habitabilidad para un centenar de personas y la tripulación. También se han ampliado los depósitos de combustible y la desalinizadora, adaptando la popa con pescantes a medida en acero inoxidable para una lancha rápida auxiliar.
Markus Groda, portavoz del Sarah, comentaba que: “Ha sido un acierto venir a Varador 2000. El refit era muy complejo, pues afectaba a diferentes partes del barco y han aflorado problemas que no estaban previstos. Afortunadamente, el astillero dispone de profesionales de primer nivel y han solucionado todos los problemas con rapidez y buenas soluciones técnicas”