EL R.D. con la nueva normativa de seguridad de la DGMM entra en vigor el 1 de julio

Mar Abierto - Los equipamientos de última hornada relativos a la seguridad en la

(21/may/21) Más problemas que soluciones en el nuevo Real Decreto sobre seguridad y prevención de la contaminación en los barcos de recreo. Un primer problema, que seguro van a denunciar legalmente las asociaciones de armadores, es que el RD se aplica a todo barco navegando en aguas territoriales propiedad de un ciudadano español, al margen de su abanderamiento.

La DGMM lleva más de 10 años discutiendo esta nueva normativa y, sinceramente, todos esperábamos más del Real Decreto 339/2021 del 18 de mayo. Como cuestiones positivas, la revisión de las balsas de seguridad se hará según las indicaciones de periodicidad que indique cada fabricante (mínimo cada 24 meses en los barcos de chárter) y no anualmente como antes.
El RD también clarifica el régimen sancionador ante eventuales infracciones, anteriormente con multas adaptados en sus importes a la Marina Mercante. Los criterios escogidos son un tanto ‘sui generis’, pero algo es algo.
Por lo demás, los requerimientos de material de seguridad obligado a bordo siguen siendo casposos. Ni una sola referencia al AIS ni a la navegación electrónica en general, que lleva 40 años presidiendo nuestras mesas de cartas. El RD de 2021 sigue su devota exigencia al compás de puntas, a las tablas, al cronómetro o a los juegos de banderas como si aún estuviéramos en los años 60. Parece que en la DGMM nadie se da cuenta de los teléfonos móviles o el VHF –por ejemplo- ha sustituido hace décadas los mensajes por código de señales.
Lo mismo puede decirse sobre las señales de socorro. Decir en favor del nuevo RD que el número de bengalas que hay que llevar a bordo ha disminuido en algunas zonas de navegación, pero las señales pirotécnicas hace años que piden su completa jubilación, para ser sustituidas por señales por LED. La misma Dirección General de Tráfico (adscrita al Ministerio de Fomento como la DGMM) es consciente de este paso adelante y las nuevas normas obligarán en breve a llevar en el coche una luz de destellos por LED como complemento al triángulo reflectante.
Solo al final del RD se lee una vaga e inconcreta disposición adicional que reza: “Se autoriza la instalación de equipos de salvamento de carácter innovador en las embarcaciones de recreo nacionales, alternativos a los enumerados en el capítulo II, siempre que deparen un grado de seguridad igual o superior y se hayan aprobado u homologado por el Director General de la Marina Mercante de acuerdo a normas de seguridad equivalentes a las prescripciones contempladas en este real decreto”. ¿Será este párrafo un pequeño y discreto tambucho de entrada a la modernización de los equipos de salvamento?
Asociaciones de navegantes como ANAVRE ya se han puesto manos a la obra para intentar podar, aclarar y –en su caso- denunciar algunos puntos del nuevo RD. A continuación transcribimos al completo el texto preliminar de su punto de vista y declaración de intenciones respecto al Real Decreto.

El punto de vista de ANAVRE
La publicación del RD 339/2021 de 18 de mayo por el que se regula el equipo de seguridad y de prevención de la contaminación de las embarcaciones de recreo supone un intento por adaptar la normativa náutica española a la realidad, y es indudable que contiene aciertos, aciertos que resumimos en dos:
Establecer que los períodos de revisión de balsas y chalecos salvavidas automáticos se regirán por las recomendaciones del fabricante, excepto en el caso de embarcaciones de uso comercial, en cuyo caso se realizarán como mínimo cada 24 meses en el caso de las balsas. Se trata de una medida de gran importancia por el ahorro que supondrá a los usuarios y que ya fue anunciada en 2011 por quien a la sazón era Directora General de la Marina Mercante, Dª María Isabel Durántez, tras intensas negociaciones entre Anavre, las empresas distribuidoras y revisoras de balsas, y la propia DGMM. Sin embargo, dicho acuerdo fue aparcado por el sucesor de la Sra. Durántez y, finalmente ha terminado reflejado en este RD que nace bajo la dirección de D. Benito Núñez y su equipo, casi 10 años después.
El segundo acierto es, en nuestra opinión, el establecimiento de un régimen sancionador específico, que permitirá unificar criterios entre capitanías ante la comisión de las infracciones más frecuentes en la navegación recreativa. Sin embargo, consideramos que las sanciones previstas son en algunos casos excesivas y, en otros, recurren para su graduación a criterios como la eslora que, siendo aparentemente objetivos, parecen desconocer que una embarcación de 12 metros y 20 años de antigüedad puede costar 10 veces menos que una embarcación nueva de 8 metros. ¿Acaso el conductor de un coche de lujo paga más que el de un utilitario por una infracción equivalente? O bien el caso de infracciones en materia de pirotecnia, normalmente caducidad de la misma, ¿Qué sentido tiene sancionar por unidad caducada cuando la compramos toda a la vez y caduca al mismo tiempo? Aun así, creemos que es un paso en la dirección adecuada.
En lo que a la aplicación de la normativa a embarcaciones de pabellón extranjero, entendemos que podría colisionar con normativa internacional e incluso provocar serios conflictos con la legislación de ciertos países, no sólo en términos de aplicabilidad de la normativa, sino también en cuanto a criterios de homologación de equipos de a bordo.
Por otra parte, estamos estudiando si algunas de las disposiciones contenidas en el RD 339/2021 en materia de requisitos de homologación son susceptibles de incumplir la normativa de la UE sobre el mercado único.
Los servicios jurídicos de Anavre están analizando el RD al objeto de determinar aquellos aspectos que sean susceptibles de incumplir normativa internacional, comunitaria o incluso el propio ordenamiento jurídico español.
En resumen, consideramos que se trata de un paso adelante a la vez que una oportunidad perdida de realmente modernizar nuestra normativa en materia de náutica recreativa.

Enlace al Real Decreto 339/2021 del 18 de mayo.

por: Enric Roselló

Comentarios

Dudas sobre el RD

Si tienes bandera polaca, eres residente español y navegas más allá de las 12NM (zonas 1-3), entiendo que no estás sujeto a las normas de este RD. Es la duda que me surge, pues se supone que si una patrullera de para, es que estás dentro de las aguas jurisdiccionales españolas, y por tanto solo te pueden requerir acreditar los equipos de seguridad de las zonas 4-7. ¿ Sería así ? Es la duda que tengo.

De otra parte, aunque tenga bandera polaca, los equipos de seguridad que tengo considero que son los adecuados, pues al fin y al cabo, son equipos para mi seguridad y no por que lo diga el RD.

Considero que estas son las incongruencias de este RD, que pretenden aplicar la norma a las personas y no a la embarcación. Si yo me compro un coche con matrícula francesa, seguro que nadie me pone ningún problema si circulo con él por las carreteras españolas.

Empecemos por el final

Si te pillan conduciendo un coche con matrícula francesa por carreteras españolas -aunque el coche sea tuyo o de tu cuñado de visita por España- te metes en un tremendo lío legal. Ni se te ocurra hacerlo. Afortunadamente, barcos y aviones se rigen por otras leyes.
Las normas que la DGMM establece en el RD, al respecto de que los navegantes españoles con barcos abanderados en otro país comunitario se deban ceñir a las normas hispanas en términos de seguridad navegando por aguas nacionales son discutibles. Desde el punto de vista legal pueden contravenir distintas normas comunitarias de rango superior. El departamento jurídico de ANAVRE está en ello y esperemos tener en breve noticias al respecto. Lo que cada uno piense de una norma o ley es irrelevante como argumento ante la Policía o la Guardia Civil del Mar, lo válido e importante será el eventual dictamen de los jueces.
El Estado Español tiene efectivamente plena soberanía sobre las 12 millas más cercanas a la costa. A continuación se establecen otras 12 millas de mar (ampliables en algunos casos a las aguas entre islas) en las que cada estado también tiene ciertos derechos prevalentes, en principio reservados a temas de migración, aduanas, sanidad y fiscalidad. Los equipos de seguridad a bordo o contra la contaminación objeto del R.D. no creo que entren en ninguno de estos conceptos, por cuanto del R.D se deduce que un barco abanderado en Polonia propiedad de un ciudadano o residente en España deba ceñirse a los criterios técnicos que rijan en las 12 millas de aguas territoriales. Más allá de esta distancia, el barco entra en aguas internacionales.

Aguas internacionales

Realmente, a continuación de las segundas 12 millas (es decir a 24 de la costa) NO vienen las aguas internacionales, sino la Zona Económica Exclusiva que llega hasta 200 millas de la costa. Aunque yo creo que en esta zona no hay base legal para aplicar el RD a barcos de bandera extranjera.
Las aguas internacionales o alta mar constituyen todas las partes del mar no incluidas en la zona económica exclusiva, aguas interiores de un Estado, ni en las aguas archipelágicas de un Estado archipelágico.

Instalación "equipos de salvamento... alternativos"

En referencia literal de este "8268 Real Decreto 339/2021":

"Se autoriza la instalación de equipos de salvamento de carácter innovador en las
embarcaciones de recreo nacionales, alternativos a los enumerados en el capítulo II,
siempre que deparen un grado de seguridad igual o superior y se hayan aprobado u
homologado por el Director General de la Marina Mercante de acuerdo a normas de
seguridad equivalentes a las prescripciones contempladas en este real decreto."

Y al término "alternativos"
(Real Academia Española https://dle.rae.es/alternativo?m=form "4. f. Opción entre dos o más cosas.")

¿Podríamos considerar estos equipos "alternativos" como opción sustitutoria?

RD

No entiendo que se pueda ir contra normativa internacional IMO donde están definidos claramente las figuras de armador y buque.
Soy capitán de la marina mercante y siempre que he navegado en buques de diferente bandera a la española he obtenido el CEC del país de la bandera del buque ya que mi título español no sirve, bueno la realidad es que a través del convenio SCTW me convalidan la equivalencia entre los dos certificados. Incluso navegando en aguas españolas y siendo el capitán español a bordo de dicho buque soy capitán de la marina de este país.

En mi opinión es una salida hacia adelante incumpliendo claramente la legalidad internacional.Es solo una confirmación de él ansía recaudatoria que nacen de estos nuevos tiempos en un estado hambriento del capital de sus ciudadanos. ¿porque no dejar esto en manos de los seguros? ellos sí que cuantifican la seguridad de cada buque y cada armador, claro en otros países. la ITB no les dice nada a los seguros pues son conscientes de que no buscan la seguridad. Cuantos barcos navegan con una ósmosis galopante? cuantos barcos cambian la jarcia firme cada 10, máximo 15 años? los seguros si miran estos aspectos y no si está homologado o no. De que sirve la marca timón, si para la DGMM no lo entienden ( no sacan dinero, es mejor homologar nosotros y recaudar?.
En fin y siendo tan benevolente como el autor del artículo ya sabemos de que vamos a
morir y por cuanto. Sinceramente espero que todo acabe
en un mal sueño de verano.

Periodo de carencia

Sabemos si hay un periodo de carencia para ir adaptandonos ?

Período de carencia

Lo que se menciona en el RD al respecto (pág. 59571, al final) es:

Disposición adicional segunda. Actualización de equipos.
1. Los equipos que ya estuvieran instalados a bordo de una embarcación de recreo,
conforme a los requisitos de la Orden FOM/1144/2003, de 28 de abril, por la que se regulan los equipos de seguridad, salvamento, contra incendios, navegación y prevención de vertidos por aguas sucias, que deben llevar a bordo las embarcaciones de recreo, no tendrán la obligación de cumplir con los nuevos requisitos adicionales previstos en este real decreto para cada equipo en concreto. Dichos equipos no se podrán instalar a bordo de otra embarcación.

2. Las revisiones de las balsas salvavidas, los chalecos salvavidas inflables, los
extintores portátiles y los sistemas fijos de extinción de incendios, que ya estuvieran
instalados a bordo de una embarcación de recreo, conforme a los requisitos de la Orden
FOM/1144/2003, de 28 de abril, se llevarán a cabo con las nuevas disposiciones contenidas
en este real decreto.

3. Los equipos establecidos con carácter obligatorio por este real decreto y que no
eran exigidos para las embarcaciones de recreo a las que venía aplicándose la Orden
FOM/1144/2003, de 28 de abril, se instalarán en el plazo de seis meses desde la entrada
en vigor de este real decreto. Asimismo, antes del plazo indicado, los chalecos salvavidas serán completados, cuando proceda, con la luz prescrita en el artículo 7.

Más que aclarar, lo que hace el RD es casi lo contrario, obligando a releer la OM de 2003 para cotejar las listas de equipos antiguos con los modernos.
En todo caso, el punto 1 indica que los equipos que ya estén a bordo "no tendrán la obligación de cumplir con los nuevos requisitos adicionales". Entiendo pues que -por ejemplo-, los extintores del barco no se han de cambiar por los que indica el R.D. hasta que caduquen.
En paralelo, en el apartado 3 se lee que hay un plazo de 6 meses "a partir de la entrada en vigor del RD el 1 de julio 2021" para ponerse al día en los temas a incorporar.