Garmin GPSMAP 79s: Heredero de una saga y un ‘savoir faire’ inigualados entre los GPS portátiles

Mar Abierto - Moderno en su diseño y mejorando sus prestaciones, el GPSMAP 79s d
Mar Abierto Toma de carga 5v. por micro-USB y NMEA 0183 tras una tapa en la part

(29/oct/21) Cuarenta años largos después de sus primeras incursiones a bordo, los GPS portátiles siguen teniendo su asiento reservado en la mesa de cartas. En las pequeñas embarcaciones acarrean con toda la navegación y en los barcos mayores son un eterno comodín y el mejor recurso de seguridad ante un ‘black-out’. El nuevo Garmin 79s mejora en tamaño de pantalla, en memoria y en autonomía. Es un verdadero plotter de bolsillo.

Como todo GPS portátil náutico que se precie, el GPSMAP 79s es resistente al agua, a los golpes, a la humedad, al agua (IPX7) y además flota. El dispositivo cuenta con una pantalla transflectiva con 65.000 colores y 3 pulgadas de tamaño en diagonal (2,6” en el 78s), con una notable resolución (240 x 400 pxls) y una luminosidad que permite su lectura sin problemas a la luz del sol. Su cristal es además resistente a los arañazos e insensible a la niebla superficial.
El nuevo Garmin puede guardar hasta 10 000 waypoints (5 veces más que su antecesor 78s) y 250 rutas (por 200 en el 78s) y 300 archivos de actividad física. Las teclas de funcionamiento del nuevo equipo están en la parte inferior de la carcasa, como el la gama superior GPSMAP 86. Esta ubicación resulta más cómoda e intuitiva de manejar que las teclas por encima de la pantalla, donde estaban en los antiguos GPSMAP 78.
Su posicionamiento por satélite del GPSMAP 79s recibe todas las modernas constelaciones GNSS (GPS, GLONASS, Beidou, Galileo, QZSS, SBAS, . . ) y el equipo mantiene la brújula electrónica integrada, que indica la dirección incluso en parado y con el aparato inclinado, pudiendo usarse como un compás de marcaciones.
Un notable plus de este equipo respecto a sus predecesores es la posibilidad de insertar cartas náuticas con datos Navionics de la gama BlueChart g3. Esta posibilidad, antes reservada a las gamas Garmin 86, eleva la categoría de este GPS portátil a la de plotter con datos cartográfico del mejor nivel.
A nivel de alimentación, las pilas AA del equipo ofrecen hasta 19 horas de autonomía. Esta cifra, similar a la de los anteriores modelos de la gama 78, es bastante justa. Se echan de menos las excelentes 35 y 40 horas de autonomía de la gama 86, aunque sean equipos con otro tipo de baterías y mayor precio. Para compensar, el GPSMAP 79s tiene una toma de alimentación tipo teléfono, con micro-USB de 5v., y toma NMEA 0183 para compartir datos con otros equipos electrónicos del barco. En ambos casos se agradecerá el soporte de instalación fija (29€) opcional.

Garmin: Emperador de los portátiles
La marca norteamericana se ha quedado prácticamente sola en el mercado de los equipos portátiles de navegación y su competencia en este sector es ella misma. El nuevo GPSMAP 79s pasa de 2,6” a 3” de tamaño de pantalla e incorpora la posibilidad de integrar cartografía BlueChart de alto detalle sin subir un euro de precio (349€) respecto a la anterior gama 78s.
La gama 86 de Garmin gana autonomía e integra opcionalmente la tecnología InReach de seguridad, si bien el precio sube a 400/600€ según versión. Por encima en precio (699€) y prestaciones está toda una leyenda de Garmin, el GPSMAP 276, con pantalla de 5”, teclado lateral, fotos satelitales, bluetooth y una enorme multifuncionalidad de uso tierra/mar.
Sin competidores en la electrónica náutica, el mayor rival de los portátiles Garmin son actualmente los teléfonos móviles. Las modernas App de navegación ofrecen prácticamente lo mismo que un portátil Garmin por bastante menos precio. Afortunadamente para Garmin, los teléfonos no ofrecen –todavía- conexión NMEA, impermeabilidad IPX7, resistencia a los golpes ni visibilidad de su pantalla al sol. (www.garmin.com)