Yannick Bestaven (Maître Coq IV) vencedor de la Vendée Globe en la llegada más apretada de la historia

Mar Abierto - Yannik Bestaven, pese a cruzar la meta en tercera posición en tiem

28/ene/21) Hasta cinco barcos entraban ayer por la tarde en las quinielas del posible vencedor y del consiguiente podio en la Vendée Globe 2020/21. Esta incerteza es normal en regatas inshore e incluso en regatas de media altura, pero era completamente inédita en una vuelta al mundo a vela de casi 30.000 millas y 80 días de regata.

Yannick Bestaven (48 años) patrón francés original de Arcachon, residente en La Rochelle y discípulo de Yves Parlier, es el ganador absoluto de la 9ª Vendée Globe.
Si lo apretado de la llegada ha sido algo inusual en esta regata, tanto más lo ha sido que el ganador final se haya resuelto por la bonificación de 10:15 horas que la Organización le otorgó a Bestaven por el tiempo empleado en la búsqueda y salvamento del ‘PRB’ cuando su IMOCA naufragó al sur de Ciudad del Cabo.
En tiempo real, Bestaven llegó tercero a Les Sables d’Olonne, cruzando la meta esta madrugada a las 3:19:46 horas y se lleva la victoria por 2:31:01 horas frente a Charlie Dalin y Louis Burton, quienes terminaron por delante de él y ocupan el segundo y tercer lugar respectivamente en el podio definitivo.
Pocas horas antes de la primera llegada, el alcalde de les Sables d’Olonne había obtenido in extremis el permiso del gobierno francés para que –al menos- 300 de los habitantes del este pueblo mayormente turístico pudieran eludir el confinamiento nocturno que rige en todo el país para acudir por la noche al canal de entrada del puerto a recibir y aplaudir a los navegantes.
El alemán Boris Herrman, otro de los candidatos al triunfo, ha tenido esta noche un choque contra un pesquero a 90 millas de la meta. No hay de momento muchos más detalles del accidente y el ‘Seaexplorer-Yacht Club de Monaco’ del navegante alemán navega hacia Les Sables d'Olonne a velocidad reducida.
Bestaven llegó a Les Sables d’Olonne en plena noche, bajo la lluvia invernal, con un viento sobre los 20 nudos y olas de 2 metros frente a la bocana del puerto. El patrón del Maître CoQ IV ha sido uno de los más consistentes en esta vuelta al mundo, siendo quien más tiempo ha liderado la flota; 26 días, el 32% de la regata.
Aunque no contaba entre los favoritos, Bestaven reveló su fina estrategia en los océanos australes. Iba sobre la 10ª posición en el paso del ecuador; dobló el cabo Buena Esperanza en 6ª posición, en el cabo Leeuwin al sur de Australia ya iba tercero y poco a poco fue remontando durante el Pacífico para doblar el cabo de Hornos en primer lugar de la flota con una ventaja de 15 horas sobre el segundo.
Tras conseguir el mayor margen de la regata, con 440 millas sobre el 2º, Bestaven vio como sus posibilidades de ganar esta Vendée Globe se evaporaban en tres frustrantes días sin viento frente a Río. Bestaven se mantuvo en el pelotón de cabeza pese a los problemas de su barco con las velas de viento ligero. En las últimas jornadas, tuvo la audacia de ganar norte en el Golfo de Vizcaya tras un sistema de baja presión que le permitió acelerar durante las últimas 24 horas tras Dalin y Burton, que venían por el sur, para hacer valer su bonificación de tiempo y convertirse en el ganador.
En sus 20 años de historia de regatas, Bestaven ha navegado en la clase Mini, ganando la Mini Transat en 2001. También navegó en Clase 40, donde ganó dos veces la Transat Jacques Vabre. Si primer intento en la Vendée Globe fue corto, y en manos de 24 horas desarbolaba en el Golfo de Vizcaya. Se tomó su tiempo para regresar a la vuelta al mundo y lo hizo con el ‘Maitre Coq IV’, diseño VPLP-Verdier de 2015 construido como Safran. No es un foilers de última generación, pero ha demostrado su velocidad tanto en los océanos del sur como en condiciones más moderadas.
Bestaven, ingeniero de profesión, es el dueño y director de la empresa Watt & Sea, fabricante de los hidrogeneradores que llavan la mayoría de los IMOCA y miles de veleros de serie en todo el mundo.