Rolex Sydney Hobart: Sin sorpresas; ‘Andoo Comanche’ se lleva los honores en tiempo real

Mar Abierto No ha habido sorpresas en la Rolex Sydney Hobart y el 100" 'Andoo Co

(27/dic/22) Por detrás del ‘Andoo Comanche’ han llegado los otros cuatro 100" en regata; el ‘LawConnect’ de Christin Beck, el ‘Black Jack’ de Peter Harburg y el ‘Hamilton Island Wild Oats’ de la familia Oatley. Ninguna sorpresa ni en el orden de llegada ni en la victoria en tiempo real en esta 'regata dentro de la regata' de estos cuatro veleros. Por algo son los que tienen el rating más alto. Los cálculos previos en compensado dejan al 'Andoo Comanche' a media tabla de la general entre los 111 participantes y el penúltimo entre los 12 Clase 0 en liza; una clasificación bastante mediocre para tanto ruido mediático.

El 100" 'Andoo Comanche, patroneado por su nuevo proietario John Winning Jr., cruzó la meta en 1:11:56 48 días, un par de horas por encima del récord de la prueba. Es la cuarta victoria en real de este diseño de Verdier/VPLP, este año con su tercer propietario. 'Comanche' se estrenó en 2015, con Jim y Kristy Clark de armadores. En 2017 volvió a llegar primero como ‘LDV Comanche’, armado por Jim Cooney y Samantha Grant, quienes ostentan el récord de 1:09:15:24 días aún en vigor.
Una vez confirmado que el ‘Andoo Comanche’ no podía este año superar su propio récord de velocidad cubriendo las 628 millas entre Sydney y Hobart, la atención volvía de nuevo a la clasificación general IRC de la regata, con media docena de TP52 luchando en formación cerrada por la Tattersall Cup al mejor en tiempo compensado, con permiso del JPK 1180 ‘Sunrise’, supuesto 5º en la general según las entelequias de la previsión de rating, o del Lombard 34 ‘Mistral’ primero entre los A-Dos y figurando en un 12º puesto en la general en compensado según los cálculos de hace unas horas.
Tampoco se ha de hacer mucho caso a estos cálculos, a sabiendas de que en menos de 10 minutos en tiempo compensado hay hasta una treintena larga de posibles ganadore con 200+ millas por cubrir hasta la llegada. Todo puede pasar y cualquier pronóstico en viable.