En verano 2015 se instalarán 81 boyas tarifadas en Sant Antoni de Portmany (Ibiza)

Mar Abierto - Las boyas tarifadas también se instalarán en el espejo de aguas qu

(11/2/15) Los barcos transeúntes pagarán, mediante boyas tarifadas, el coste de la limpieza y reordenación del espejo de aguas puerto de Sant Antoni Pormany. El Govern Balear ha autorizado al Nàutic de Sant Antoni la instalación de 81 boyas de pago que entrarán en servicio este mismo verano 2015.

Según explicó a Mar Abierto Juan Vicente Roselló, gerente del Nàutic de Sant Antoni, la limpieza de los fondos del puerto va a empezar este mismo mes de marzo. Los estudios preliminares alertan de abundantes residuos sólidos de todo tipo, desde neumáticos, latas y cristales a motos y electrodomésticos. También hay 13 pecios que se han de recuperar, el mayor de ellos de un barco de 12 metros.
Por otro lado, Sant Antoni necesita desde hace años una clarificación de usos de su espejo de aguas. Hay numerosos fondeos ‘piratas’ con residentes todo el año –incluso algunos que se realquilan en temporada- que incumplen tanto las normativas de Ports IB al respecto como las normas medioambientales más elementales. Estamos hablando de unas 70 embarcaciones de todas las esloras ocupando esta zona de forma alegal. Entre ellas hay un catamarán de 20 m., una barca de Salvamento y varios veleros de entre 12 y 15 m., además de numerosas motoras de pequeño tamaño.
La Administración (Puertos del Estado, Govern, Consell Insular, Ports IB) han ido aparcando este problema por falta de ganas y de presupuesto. En esta tesitura, el Club Nàutic local propuso hace más de dos años financiar la limpieza y ordenar los usos del espejo de aguas a cambio de obtener la titularidad de una serie de boyas tarifadas instaladas en verano en la bahía. A finales de enero 2015 el Govern dio luz verde al proyecto, que también implicaba a Puertos (titular del puerto de Sant Antoni) y a Ports IB (cesionario de parte del puerto).
Las boyas estarán instaladas desde este junio 2015 y se desmontarán cada año en octubre. Un 30% aproximado de estas boyas (unas 25) serán para barcos de hasta 7 metros y el resto se repartirá hasta poder amarrar algún barco de hasta 30 m. Los precios de pernocta que baraja el club van de los 7 €/noche para las pequeñas esloras a los 240 €/noche para los barcos de 30 m. Los barcos de 12 m. pagarán una cantidad entre 35 y 40 €/noche, cifra bastante superior a lo habitual en campos similares en países de nuestro entorno como Francia o Italia, donde es raro pagar más de 25 € por noche en una boya (normalmente con agua dulce mediante manguera submarina).
Según nos explicaba el señor Roselló, los transeúntes amarrados en boya tendrán los mismos servicios (excepto el agua dulce y los 220 v.) que los amarrados en los pantalanes del Club, incluyendo vestuarios, lavandería, restaurante e incluso un pantalán específico vigilado donde dejar el chinchorro. También contarán con la ayuda de las neumáticas del club para el traslado de tripulantes hasta tierra y un punto específico de amarre para aguada.
La continuidad de la zona de fondeo es un tema que todavía no está cerrado. Existe la amenaza de que la instalación de estas boyas cancele toda posibilidad de echar el ancla en el espejo de aguas del puerto. El argumento del club es que mantener una zona de fondeo con ancla abriría la puerta a nuevas ocupaciones ilícitas del espejo de aguas. Curiosamente, este mismo argumento no se tiene en cuenta para garantizar que el espejo de aguas del puerto no sea de nuevo ocupado en invierno, cuando se desmonten las boyas. Esperemos que los argumentos del Nàutic no escondan un ansia recaudatoria y que los navegantes puedan disfrutar de una zona de fondeo apropiada al margen de las boyas. Impedir el fondeo con ancla sería cercenar uno de los pocos atractivos que le queda a Sant Antoni como destino náutico.

Recuperar la bahía para el pueblo
“Lo que queremos es que la bahía se recupere para el pueblo”, declaraba a la prensa local el gerente del Nàutic de Sant Antoni al poco de recibir la aprobación al proyecto. Realmente, muy contentos pueden estar los habitantes de Sant Antoni, así como los turistas y los veraneantes que vengan aquí a pasar unos días. Y también los hoteleros y restauradores de la zona, pues van a recuperar limpieza de la playa y de las aguas de su puerto sin tener que rascarse el bolsillo.
El proyecto contempla que la inversión necesaria para limpiar el puerto de desechos (buena parte de ellos urbanos) la van a sufragar en su totalidad unos señores llamados ‘transeúntes’ que apenas disfrutarán de su inversión una o dos noches al año, cuando recalen en Sant Antoni en sus vacaciones en barco.
Paradójicamente, estos transeúntes que el Govern ha señalado para que paguen ‘la fiesta’ no tienen la menor responsabilidad sobre los males de la bahía. Ni forman parte del colectivo de barcos fondeados de forma alegal en invierno –mayormente locales- ni los desechos urbanos que reposan en el fondo son en ningún caso responsabilidad de los navegantes de paso.
El problema de mezclar las causas generales con soluciones particulares es que se llega a este tipo de situaciones absurdas. La necesidad de una intervención para limpiar la bahía parece razonable. Reordenar los usos y derechos de los barcos fondeados en invierno también se antoja un fin sensato. Lo que me parece una total injusticia es que los barcos transeúntes deban sufragar esta inversión. Una inversión que los propios implicados reconocen se hace en especial beneficio de los habitantes de Sant Antoni y de sus residentes veraniegos, no de los barcos de paso.
No se trata de discutir 20 o 25 € de pernocta en una boya. Es una cuestión de concepto; si el problema lo han creado las barcas y los residentes locales, y si la limpieza del puerto beneficiará mayormente a los ciudadanos y turistas de Sant Antoni, la equidad impone que sean las arcas del Ayuntamiento y de los gremios hoteleros quienes sufraguen el gasto. Así se hace en Francia, en Italia o en Grecia, países de larga tradición en el turismo náutico y competidores directos de las Baleares en este campo. Pasar la factura a los transeúntes es lo más fácil a corto plazo, pero los responsables de Sant Antoni han de valorar si les interesa hacerles este feo a los navegantes de paso.
Esperemos que los responsables del Nàutic, todos ellos gente de mar, sean también conscientes de la gran injusticia que se está cometiendo y no se abonen a la enésima sangría a la cartera de los navegantes que recalan en aguas de Ibiza. (por Enric Roselló, editor de Mar Abierto)

Comentarios

Si no te gustan los precios

Si no te gustan los precios no uses los servicios, tan sencillo como eso. Muchos otros usuarios estarán encantados de pagar esos 20 euros a cambio de un fondeo seguro y poder bajar a tierra con tranquilidad.

Que ganas tenemos de crear polémica

Seguridad?

Muchas gracias por tu comentario.

"No se trata de discutir los 20 o 25 € de pernocta en una boya" digo bien claro al final de mi escrito. En la mayoría de países de nuestro entorno hay campos de boyas de este tipo y los ha utilizado en muchas ocasiones como alternativa al fondeo con ancla. Lo que yo reprocho al proyecto de Sant Antoni es que no va a solucionar el verdadero problema en la bahía, pero que 'aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid' aprueba la instalación de un campo de boyas de dudosa necesidad y que elimina la zona de fondeo libre.
En cuanto a la seguridad que inspiran y el estado de conservación de este tipo de boyas, te diría que consultes la abundante hemeroteca que hay al respecto. Igual llegas a la conclusión que bajarás más tranquilo a tierra confiando en tu ancla y en tu cadena. En la mayoría de campos, a partir de Fuerza 4/5 declinan su responsabilidad sobre la resistencia del conjunto, lo que puede ponerte en un buen lío con tu compañía aseguradora en caso de accidente.

Precios elevados

Yo tengo un velero de 42 pies y suelo pasar tres o cuatro dias fondeando en la Bahia de San Antonio en plan familiar con el consiguente gasto en los restaurantes, en la tienda de nautica, en el super etc... y me parece abusivo que me cobren 40€ por una boya sin servicios, estos precios estan pensados para los barcos de charter que van 6 o 8 Alemanes y se reparten los gastos y les sale muy economico, pero no para una familia de mallorquines que sale todo del mismo bolsillo me parecen muy caros y en todo caso que dejen una zona de libre fondeo y que cada uno pueda escoger entre boyas o fondear, llegara el dia que no podremos ir a ningun sitio sin pagar es un ABUSO y si hay problemas con los fondeos ilegales que les den caña a estos pero no a todos

Precios abusivos

Me parece perfecto lo que quieren hacer de limpiar el puerto de San Antonio de barcos chatarra y piratas viviendo en ellos, pero por el precio que quieren cobrarle al transeúnte por amarrarse a una boya, se pueden encontrar habitaciones de hotel más baratas en San Antonio.

Donde también habría que hacer una buena limpieza de la gentuza que vienen de otros paises a emborracharse, drogarse y otras cosas peores.