Ventimiglia estrena su puerto Cala del Forte, que se convierte en la primera escala tras la frontera italiana

Mar Abierto - Imagen virtual del proyecto de Cala del Forte, con su singular esp
Mar Abierto - Las obras en el agua ya están terminadas y en la primavera 2021 es
Mar Abierto - Un ascensor sube hasta el coqueto casco antiguo de Ventimiglia, do
Mar Abierto - Las obras en tierra están muy avanzadas y antes del verano 2021 es
Mar Abierto - El 'Tuiga' y su tripulación monegasca fueron los primeros en amarr

(21/oct/20) El primer barco entrando en el nuevo puerto del Cala del Forte fue el velero clásico ‘Tuiga’, estandarte del principado monegasco y de Monaco Ports, accionista principal de estas nuevas instalaciones en Ventimiglia. Representantes del gobierno monegasco, la junta directiva de Cala del Forte, políticos de la región de Liguria y el alcalde de Ventimiglia estaban entre los invitados a la inauguración oficial.

Ventimiglia es la primera población costera tras la frontera francesa del Mediterráneo. A poniente quedan los cercanos puertos de Mentón y de Mónaco, y un poco más a levante están las instalaciones de Sanremo.
La idea inicial de construir un puerto en esta localidad de la Riviera italiana –Riviera del Fiori en este tramo- se remonta a principios de la década de 1960. En 2010, el empresario Gianni Cozzi obtuvo la concesión del proyecto y, de la mano de Monaco Ports, que asumió la cobertura financiera del proyecto en diciembre de 2016, se completaron las obras de esta nueva marina. El puerto dispone de concesión hasta 2094, posiblemente la más longeva del Mediterráneo.
La entrada del ‘Tuiga’ se significa como la inauguración oficial de la parte marítima del puerto, pendiente de la puesta en marcha de las instalaciones en tierra, programada para la primavera de 2021.
Cala del Forte, con una escollera de forma circular de singular diseño, tiene capacidad para amarrar 178 embarcaciones de 6,5 a 70+ metros de eslora y esta nueva recalada busca convertirse en un centro de primer nivel para el turismo náutico de la zona, gracias también a una estructura en tierra con 39 tiendas de lujo, bares, restaurantes y un completo varadero para todo tipo de trabajos de reparación y mantenimiento. El puerto contará con gasolinera, 577 plazas de aparcamiento para coches y 1q5.000 m² de zonas ajardinadas. También hay conexión marítima con Mónaco mediante un catamarán a motor, capaz de cubrir la distancia entre los dos puertos (a 7,9 nm) en solo 15 minutos, y un ascensor que sube hasta el bonito casco antiguo de Ventimiglia, con preciosas vistas al mar desde lo alto de la colina.
La tarifa de precios está en la franja alta de esta zona (91,5€ -IVA inc.- para un 12 m. en verano), aunque sensiblemente por debajo de lo habitual en los puertos privados más afamados de las Baleares.
Los cuatro primeros grandes yates ya están amarrados en Cala del Forte y las llegadas continuarán en los próximos días, con previsión de albergar una veintena de barcos a finales de octubre, cifra que irá in crescendo en los meses siguientes a partir de reservas ya confirmadas.
(www.caladelforte-ventimiglia.it)