Un catamarán averiado naufraga en La Graciosa (Lanzarote) tras ser expulsado del puerto

Mar Abierto - El pequeño catamarán se perdió por completo en las rocas cercanas

(24/oct/20) El naufragio sucedió la noche del 5 al 6 de octubre junto al puerto canario de Caleta de Sebo, en la pequeña isla de Graciosa, en la costa norte de Lanzarote. El vigilante nocturno denegó amarre a un catamarán de 8,5 metros, tripulado por un matrimonio polaco de avanzada edad que llevaban una semana navegando y habían sufrido una avería en la marcha atrás del motor.

El parte meteorológico anunciaba tormenta y saliendo de puerto el catamarán embarrancó en las inmediaciones de puerto, de camino a una zona de fondeo y ante la imposibilidad de dar marcha atrás, el barco se perdió irremisiblemente en las rocas.
Esta no es la primera noticia que llega de las Canarias alertando sobre distintas actuaciones discrecionales del personal de los puertos públicos hacia los navegantes. ANAVRE tras conocer los pormenores de este último hecho, se ha dirigido por carta a Miguel Franquis, presidente de Puertos Canarios, solicitando la garantía de que no vuelva a producirse otro hecho que atente contra las normativas náuticas y que en este caso acabó con la embarcación destrozada contra las rocas. La carta de ANAVRE, rubricada por su presidente Jaime Darder, solicita también depuración de responsabilidades de los hechos.

En el escrito se formulan las siguientes demandas:
1) Emisión de una orden clara en el sentido de que no se pueda denegar la entrada a transeúntes que arriben a los puertos canarios fuera de horas de oficina, sino que se les asigne provisionalmente un puesto de amarre hasta que sea posible proceder a la autorización o denegación de atraque.
2) Modificar el sistema de reservas de amarre telemáticas para que puedan ser realizadas por persona distinta al armador, ya sea porque no está a bordo, porque no tenga acceso a Internet en un momento dado o porque se trate de embarcaciones de chárter, cuyo usuario es casi siempre distinto del propio armador.
3) Apertura de una investigación sobre los hechos acaecidos en La Graciosa.
4) Destitución del Director Gerente de Puertos Canarios, así como del Oficial de Puerto del puerto de Caleta de Sebo, y severo apercibimiento y, en su caso, despido, del vigilante de servicio en la noche del día 5 de octubre de 2020.
5) Creación de una comisión en la que intervengan representantes de la náutica de recreo a fin de definir unos protocolos de reservas, recepción y gestión de las dársenas deportivas que eviten desgraciados sucesos como el que motiva el presente escrito.

En caso de no acceder a dichas demandas, Anavre se plantea convocar actos de protesta y acciones judiciales contra Puertos Canarios y sus directivos.

Jaime Darder, presidente de Anavre, reclama también en la carta la presencia de representantes de los navegantes de recreo en los órganos de gobierno y asesoría de Puertos Canarios, donde hay representantes de los distintos sectores empresariales, sindicatos, cofradías de pescadores, etc… Jaime Darder invita a Puertos Canarios a incorporar los navegantes de recreo a dichos órganos.

(Texto completo de la carta)