Pionero cultivo artificial de esquejes de Posidonia Oceánica en las islas Egadas

Mar Abierto - Los esquejes de posidonia fueron llevados a la isla de Favignada p
Mar Abierto - Los esquejes de posidonia criados en acuario trasplantados a su há

(16/12/16) Esperanzadores pasos adelante en el pionero proyecto de cultivo artificial de posidonia que están llevando a cabo en el Área Marina Protegida ‘Isole Egadi’. Tras la germinación y primer cultivo a partir de semillas de 258 cepas de esta planta, los esquejes han sido llevados a las costas de Calamoni, al sur de la isla de Favignana, donde han sido trasplantados al fondo marino para su crecimiento natural.

El trasplante lo realizó el personal del Área Marina siguiendo la pionera y experimental metodología que les fue indicada por el Instituto de Ambiente Marino y Costero de Castellammare del Golfo, en la vecina isla de Sicilia.
Las cepas, 258 en total, provenían del cultivo realizado previamente en el Laboratorio de Ecología Marina (CNR) de Castellammare del Golfo, enmarcado en un proyecto del doctor Fabio Badalamenti. Los investigadores del CNR recolectaron en abril de 2016 los frutos de plantas de posidonia en el archipiélago de las Egadas. Tras una primera selección, los más apropiados recibieron un tratamiento de germinación en agua salada en el acuario. Tras ocho meses de germinación controlada en laboratorio, las semillas se han convertido en pequeñas plantas que se han trasplantado a su medio natural en las Egadas en un área especialmente controlada del Área Marina Protegida, en el sur de la isla de Favignana.
Conscientes de que se trata de un cultivo experimental, la implantación y sus resultados serán seguidos muy de cerca, conscientes de que la puesta a punto de esta nueva técnica pueden contribuir a abrir un nuevo e interesante camino en la buscada recuperación de esta singular planta marina.
“La Área Marina Protegida, explicaba Giuseppe Pagoto, Síndico de Favignana y presidente de la AMP, se convierte así en un laboratorio natural de inestimable valor y seguido por numerosos otros entes trabajando en este tipo de investigaciones. Es un estudio pionero en el campo de la ecología marina y en la gestión eco-sostenible de la franja costera”
No es la primera vez que la AMP destaca por este tipo de estudios ecológico pioneros. Este mismo año 2016 ya presentó una interesante gama cosmética aprovechando las propiedades de las hojas muertas de la posidonia.
Recordemos que la posidonia es una planta marina endémica del Mediterráneo. Esta especie forma vastas praderas en la franja costera hasta unos 40 metros de profundidad. La reproducción, crecimiento y supervivencia de la posidonia depende en su mayor parte de las óptimas condiciones de luminosidad (limpieza) y calidad de las aguas, un tema cada vez más preocupante en la ribera mediterránea y en el que los navegantes de recreo apenas tienen un 0,1% de incidencia. Las anclas de los barcos fondeando en verano sí que son un peligro puntual para esta planta, pues pueden arrancar alguna raíz del fondo. Fondear en lo posible sobre arena evita este riesgo.