El Gobierno rectifica y amplía los márgenes para la navegación de recreo en la Fase I

Mar Abierto - La entrada en la Fase I de la 'nueva normalidad' significa la vuel

(12/may/20) Las solicitudes argumentadas de distintas asociaciones de armadores, clubes y federaciones han llevado al gobierno a eliminar algunas de las limitaciones de horarios y desplazamientos que constreñían la navegación deportiva durante la Fase I del desconfinamiento. Una orden ministerial publicada en el BOE el domingo 10 de mayo, un día antes de entrar esta Fase en vigor en distintas comunidades, aclara los términos.

Los aficionados al crucero de las comunidades y provincias que desde el lunes 11 de mayo se encuentran en la fase 1 de la ‘nueva normalidad’ podrán salir a navegar a cualquier hora, sin limitaciones. Quedan así eliminadas las franjas horarias que se habían indicado previamente para las fases 0 y 1 para las actividades deportivas, limitadas de 6 a 10 de la mañana y de 8 a 11 de la noche.
Sin que se especifique en el texto del BOE, estas disposiciones se entiende que irán en paralelo a la apertura de los puertos nacionales, cerrados desde el inicio del Estado de Alarma. Algunos de estos puertos dependen del Estado y otros de las CCAA.
Con la corrección de última hora, la Fase I también elimina la necesidad de que barco y armador ‘residan’ en el mismo municipio y se podrá practicar la navegación de recreo siempre que la embarcación esté amarrada en la misma provincia, isla o ciudad autónoma en la que habite su propietario.
La ocupación del barco puede llegar al 50% de las personas indicadas en el certificado de navegación, pudiendo alcanzar el 100% de ocupación si la tripulación está formada por miembros que conviven el mismo domicilio. El ámbito de la navegación queda limitado no obstante a 12 millas alrededor del puerto y manteniéndose en la misma provincia.
También se han liberalizado ligeramente las normas para el mantenimiento de los barcos. El armador podrá acudir con este efecto a su embarcación mientras ambos están en la misma provincia (isla o ciudad autónoma), aunque se mantiene la condición de que estas visitas sean individuales.
También se autoriza el chárter mientras los clientes o usuarios residan en la misma provincia que el barco y siempre sujetos a las mismas limitaciones mencionadas para los usuarios particulares.
Mientras no se indique otra cosa, los navegantes deberán cumplir en todo momento las normas sanitarias y de desinfección aplicadas en cada puerto o club náutico.

Texto de las modificaciones publicadas en el BOE en el pdf adjunto