El Club Náutico de Ca’n Picafort, en la mallorquina bahía de Alcudia, renueva su concesión

Mar Abierto - Can Picafort es un puerto con 250 amarres, mayormente para pequeña

(22/1/18) En el sprint de Ports IB para adaptar los puertos bajo su jurisdicción a la Ley de Puertos, el puerto de Can Picafort ha sido el último en renovar. El pequeño club náutico de la bahía de Alcudia amplía su concesión por 35 años más, cerrando la lista de los 24 puertos de las Baleares que, desde 2005, han puesto al día su concesión.

Con su renovación para los próximos 35 años, Can Picafort se compromete a invertir 3,5 M€ en sus instalaciones, estratégicamente ubicadas en el centro geográfico de la bahía de Alcudia. La entidad tendrá que presentar el proyecto de mejoras antes del verano y el club pagará un canon anual de 153.670 €, frente a los 4.128 € que abonaba hasta ahora.
El conseller de Territorio, Movilidad y Energía del Govern, Marc Pons, presentaba estas cifras en una rueda de prensa en la que brindaba por la culminación de todas las renovaciones. Las Islas Baleares son así la primera comunidad autónoma que ha dado solución a la caducidad de concesiones prevista por ley.
Marc Pons valoraba el efecto de estos acuerdos para los clubes náuticos, “que hacen un trabajo fundamental en gestión, promoción y formación, de donde sale una buena parte de nuestra cantera de deportistas. Los clubes náuticos ganan seguridad jurídica y ganamos todos porque desde el 2005 hemos pasado de ingresar por cañones 124.000€ a 9,87 M€, con lo que supone para la viabilidad económica de una empresa pública como Ports de les Iles Balears”. Solo en esta legistatura se han firmado las renovaciones de los puertos de Santa Ponça, Puerto Portals, Port de Pollença y Can Picafort pasado de una recaudación anual de 5,9 M€ a 9,86 M€, una cifra de recaudación que irá aumentando, pues los cánones que pagan los concesionarios se actualizan con el IPC y se hace una revisión cada diez años para que no haya distorsiones.
La inversión comprometida por los concesionarios en la mejora de sus instalaciones portuarias de gestión indirecta es de 107 M€, de los cuales 41 M€ se habrían de ejecutar durante esta legislatura.
En esta misma rueda de prensa, el presidente de la Asociación de Clubes Náuticos de las Islas Baleares Miquel Suñer, recordó que “se debe conservar el aspecto social de la náutica, para que la gente de aquí pueda disfrutar del mar”, aclarando que esta afición “no se tiene que regalar, pero el precio debe ser razonable”