¿Los restos de la ‘Santa María’ encontrados en Haití?

Mar Abierto - Según Cristobal Colón, la 'Santa María' encalló en la isla de La E

(17/5/14) Un equipo dirigido por el explorador estadounidense Bill Clifford afirma haber encontrado los restos de la ‘Santa María’ a unos 6 metros de profundidad en las costas de Haití. El explorador dice poder aportar en las próximas semanas pruebas irrefutables de que el pecio encontrado corresponde a uno de los tres barcos de Cristóbal Colón.

Según el Diario de Navegación de Cristobal Colón, la 'Santa María' encalló sobre arena a unas tres millas de la isla de La Española el 25 de diciembre de 1492. El lugar exacto del naufragio, como prácticamente todo lo que rodea la vida del Almirante, siempre ha sido confuso y muchos han sido los que han buscado infructuosamente las pistas de la Santa Maria en los escritos de Colón y de sus coetáneos.
La 'Santa María', con sus 23 m. de eslora y tres mástiles, era el mayor de los tres barcos de la primera y famosa expedición de Colón. En las crónicas se la cita varias veces como 'nao', un término que no excluye que fuera una carabela, pero que abre la posibilidad de que fuera otro tipo de velero. El barco era propiedad de Juan de la Cosa y fue botado originalmente como 'La Gallega', seguramente por haber sido construida en algún astillero de Galicia.
El explorador Barry Clifford asegura haber encontrado los restos de esta histórica nave en aguas haitianas y cerca precisamente de donde Colón dice estuvo la primera colonia española, que bautizó como el Fuerte de Navidad.
"En este momento nuestra prioridad es mantener la embarcación segura, continuar con el proceso de excavación y luego lograr hacerlo asequible al mundo entero", aseguró. Respecto al lugar preciso donde está el pecio ‘Santa María’, Clifford no indica el lugar exacto por seguridad, limitándose a confirmar que: “está a menos de 20 pies de profundidad y justo donde indica el diario de Colón". El estadounidense añadía que: “Utilicé el diario de Cristóbal Colón, escrito para ser leído por el rey y la reina. Al principio parecía confuso, pero al final entendí que tenía unas instrucciones muy precisas, incluyendo la distancia desde el fuerte, que es de 1,5 leguas (unas 4,5 millas). A partir de aquí fue menos difícil acabar de descifrarlo", concluía el explorador, que está trabajando con el gobierno haitiano para encontrarle un paradero final a la Santa María en un museo local.
Colón escribió en su día en su diario que, tras embarrancar, intentó salvar la nave cortando uno de sus mástiles y que los indígenas le ayudaron a salvar sus pertenencias antes de naufragar. El almirante también citó que emplearon maderos de la embarcación para construir el primer asentamiento español en la isla, comentando que los restos de la 'Santa María' aún estaban en la bahía días después del naufragio. Esta última cita llevó a Barry Clifford a rastrear el fondo marino haitiano en busca de los restos de la embarcación.
Clifford es un historiador graduado que empezó su vida laboral en una pequeña constructora de su propiedad. Al principio, sus exploraciones submarinas fueron un hobby de fin de semana. Pero a mediados de los años 70, Clifford rescató junto a la costa de Plymouth un barco del siglo XVIII y años después encontró los restos del 'Whydah', un famoso barco pirata que naufragó en 1717 en una tempestad y del que había oído hablar a su tío muchas veces durante su niñez. Un detector de metales le señaló la presencia de la campana del barco y su equipo llegó a recuperar hasta 200.000 objetos. Entre ellos 60 cañones y unas 10.000 monedas que hoy se exponen en dos exposiciones itinerantes y en un museo de Provincetown.
Prácticamente dedicado de forma profesional a las exploraciones submarinas, Clifford ha filmado con la BBC y con la National Geographic Society. Actualmente colabora con el canal norteamericano History en el documental sobre la 'Santa María', que aun no tiene fecha de emisión. Clifford no se define como un arqueólogo sino como un explorador marino y subraya que su intención no es apropiarse de los restos de la embarcación española sino sacarlos del agua y exponerlos en un museo que ayude a la maltrecha economía de Haití.