El recién estrenado Y7 de YYachts es un compendio de virtudes aparentemente contrapuestas

Mar Abierto - Una silueta elegante y atemporal en este diseño de Bill Trip para
Mar Abierto - La maniobra está reenviada a popa para ser manejada por una sola p
Mar Abierto - La cocina puede ubicarse a proa o en una de las bandas del salón,
Mar Abierto - Entre las distintas propuestas de distribución de los camarotes no

(8/mar/21) Hace falta diseñar y construir un velero muy especial para convertir a un devoto de las motoras en un convencido armador de un velero. Ese fue el caso del primer Y7, diseñado y recientemente botado por el astillero alemán YYachts. El Y7 es sencillo, pero no espartano; rápido, pero espacioso; técnico, pero fácil de manejar. Un velero lleno de virtudes aparentemente contrapuestas.

El Y7, todo y que disfruta de amplias estancias gracias a su eslora, resulta rápido y ligero gracias a su construcción de fibra de carbono y a su simplificado diseño de cubierta e interiores.
“El Y7 es un velero con capacidad de navegar bien con ventolinas", explica su diseñador, el norteamericano Bill Tripp. "Su cubierta despejada y su ancho casco están construidos de fibra de carbono, al igual que el mástil y la botavara. El desplazamiento total es de 29,5 T. y dispone de 300 m² de vela en ceñida, y la opción de izar un gennaker de hasta 550 m² en el bauprés”.
Michael Schmidt redunda sobre esta característica: “¿Cuántos veleros de esta eslora y comodidad te permiten ceñir a pleno rendimiento a partir de fuerza 2 sin ayuda del motor?”
Pero si el rendimiento es una característica clave, la simplicidad es la otra. El foque autovirante y las drizas y escotas reenviadas bajo cubierta hasta las ruedas permiten que una única persona maneje el barco. Esto es algo común en veleros de menor eslora, pero se hace más complejo de implementar a medida que los yates aumentan de tamaño y es muy raro en un velero de 70 pies.
Y para maniobrar en espacios reducidos, una hélice de proa retráctil combinada con dos motores gemelos Nanni de 52kW, hacen que el barco sea sorprendentemente ágil para su eslora. Según el constructor, la doble motorización tiene ventaja de que "la instalación es sencilla y pesa aproximadamente los mismo que un solo gran motor". "Además, con un solo motor en régimen de crucero se puede navegar a 7,2 nudos, consiguiendo una enorme autonomía".
Como reitera Michael Schmidt desde sus tiempos a los mandos de Hanse Yachts “La simplicidad es algo muy complicado de lograr”. Este empresario alemán siempre se ha caracterizado por priorizar (o eliminar en su caso) los elementos que mejoran la calidad de navegación o de vida a bordo. En el Y7, por ejemplo, no hay backstay, sustituido por unas crucetas anguladas, como en los catamaranes. Esta arboladura facilita además la utilización de mayores con puño de driza cuadrado y minimiza el uso de sofisticados sistemas hidráulicos, sustituidos por equipos electrificados en winches o incluso en la apertura del garaje de popa, donde cabe un anexo de 3,45 m. Solo la contra es hidráulica.
En el interior, el enfoque es algo distinto y hay conmutación digital para control del climatizador, los equipos de entretenimiento, iluminación y los electrodomésticos. Donde la simplicidad se hace patente es en el estilo nórdico y minimalista de la decoración. Los colores ‘ton-sur-ton’ dan un ambiente apacible y atemporal.
El minimalismo sigue en detalles como los asideros de piel tipo 'autobús' en el techo del salón o los tiradores de cuero de cajones y taquillas. Toda la iluminación es por LED, mayormente indirectos para reforzar el ambiente cálido del interior. La carpintería elude en los posible marcos y listones decorativos y el techo sigue visualmente las curvas naturales del barco.
La propuesta estándar de decoración oscila entre el acabado de tono roble decolorado o un blanco más moderno y austero, con detalles de roble ahumado. Gracias a las aberturas practicables en el techo y a los ventanales verticales en la sobre-cabina, la iluminación natural es abundante en el interior. El salón tiene una zona de cómodos sofás y una mesa de comedor para ocho personas, con distintos muebles complementarios para estiba y decoración.
El volumen interior se propone en módulos configurables a gusto del armador. Se puede optar por tres o cuatro camarotes dobles tipo suite, ubicar la cocina a proa del salón o en una banda. En todas las distribuciones está prevista la cabina doble con literas y baño anexo para la marinería.

Características: LOA: 21,68 m., LWL: 20,35 m, Manga: 5,75 m, Calado: 3,50 m, Desp.: 29,5 T, Lastre: 9,6 T, Combustible: 2000 l., Mayor: 174 m², Foque autovirante: 123 m², Código 0: 350 m², Genaquer: 550 m², Motor: 2 x Nanni 80 CV, Gasoil: 800 l., Agua: 800 l., Aguas negras: 180 l., Diseño: Tripp Design, Interiorismo: Norm Arquitects, Constructor: Michael Schmidt Yachtbau – Y-Yachts (www.yyachts.de)