Primera prueba: Swift Trawler 50

Mar Abierto - Beneteau ha diseñado para el Trwler 50 una silueta a medio camino
Mar Abierto - Las prestaciones del Trawler 50 no son deportivas, pero permiten c
Mar Abierto - Apenas dos escalones separan el nivel de la timonería, la cocina,
Mar Abierto - Magnífica cocina en "U", con 360º de vista en el horizonte.
Mar Abierto - La práctica banqueta lateral alterna funciones entre pequeño comed
Mar Abierto - La visibilidad desde el puesto de mandos interior es total en todo
Mar Abierto - El camarote del armador del Trawler 50 ocupa la parte central del
Mar Abierto - Ducha y cabina WC ocupan piezas separadas y anexas al camarote pri
Mar Abierto - La gran profundidad del cofre de anclas invita a utilizalo como co
Mar Abierto - La sala de máquinas permite mantenerse de pie y los controles ruti
Mar Abierto - Cómodo registro de las bombas y filtros de agua bajo un trampilla
Mar Abierto - Un barco pensado para largas estancis y travesías de larga duració
Mar Abierto - Tres cabinas dobles y dos baños, con opción a un despacho independ

Una motora para los amantes de la vela

Los Swift Trawler son actualmente la gama más exitosa de Beneteau y las claves de su éxito las resume Beneteau en el natural envejecimiento del boom de navegantes de los años 70 y 80, que abandonan progresivamente tanto los veleros de crucero como las motoras deportivas de su juventud.

El concepto de los Trawler se remonta a finales del siglo XIX, siendo el nombre genérico que adoptaban las barcas de pesca por arrastre a motor en los Estados Unidos a medida que la propulsión mecánica iba sustituyendo la vela. En los años 60, Grand Banks tuvo la excelente idea de adoptar este tipo de casco y apariencia externa en sus motoras de recreo, que incluso tomaban el nombre de una de las zonas de pesca más populares de los USA. Pero la exitosa e imitada senda de Grand Banks siempre tuvo un techo de ventas por los escasos 10/11 nudos de velocidad de crucero de estas confortables motoras.
El concepto de los Trawler no es pues nuevo, pero Beneteau le dio hace tres años un lavado de cara con su gama Swift Trawler. Modernizando ligeramente los cascos hasta llegar al semi-planeo, las prestaciones de los Swift Trawler subían hasta los 15/16 nudos en crucero y 21/24 nudos de velocidad máxima. No son las motoras más rápidas sobre el agua, pero este 50% de aumento en la velocidad de crucero reduce proporcionalmente la duración de las travesías y apenas penaliza el consumo gracias a la sobriedad de los modernos motores diesel.
En lo referente a la comodidad interior, Beneteau lo tenía fácil recurriendo a los interioristas de sus gamas de veleros para recrear unos ambientes tradicionales y unos acabados en tonos de madera natural que se hicieran agradables en largas estancias a bordo.
El cóctel ha funcionado muy bien, tanto que Beneteau ha exportado esta temporada el concepto a las nuevas Velasco de Jeanneau, astillero en la órbita de su grupo empresarial.

Navegación de placer
La distribución interior del Trawler 50 está pensada para que una pareja, incluso de cierta edad y sin tripulación remunerada, maneje el barco y viva confortablemente a bordo largas temporadas.
El primer punto de este confort lo configuran el puesto de mando, la cocina, el salón y la bañera en un mismo ambiente, apenas separados por dos escalones. La fluida comunicación entre estas cuatro estancias permite, por ejemplo, controlar la navegación desde la cocina con vista 360º, o incluso tomando el aperitivo en la simpática pequeña mesa vis-a-vis junto a la timonería, que alterna funciones como despacho o mesa de cartas.
Las facilidades para la navegación en petit comité siguen con una excelente movilidad por cubierta gracias al ancho pasillo perimetral con un único escalón en proa y a la escala del flybridge con sus medidas y su inclinación bien adaptadas a la tercera edad. Hasta la sala de máquinas es suficientemente ancha para caminar, mantenerse de pie y efectuar los controles rutinarios sin contorsiones.
Todas estas facilidades se complementan (algunas como opción) con los motores Volvo IPS de hélice orientable, la hélice de proa y los winches eléctricos para maniobrar amarras tanto en proa como en popa.

Prestaciones modestas
Me explicaban los responsables de Beneteau durante las jornadas de prueba del Trawler 50 que hasta el 70% de clientes de esta gama de motoras llegan del mundo de la vela de crucero. Para un aficionado acostumbrado a las velocidades de un velero, los 11 nudos que alcanza el Trawler 50 -sin apenas levantar la proa- con solo 2.500 rpm. en el tacómetro de los 2 x Volvo IPS 600 de 435 CV ya son un lujo.
El barco de pruebas equipaba esta potencia, la máxima admitida y capaz de subir a 14 nudos largos a 3.000 vueltas y a 16/17 nudos a 3.100/3200 rpm, la velocidad y el régimen más eficiente en largas travesías. A estas revoluciones, el consumo se estabiliza sobre los 120 l/h, permitiendo una autonomía bastante justita y apenas por encima de las 300 millas.
Apretando el acelerador hasta las 3.500 rpm, el Trawler 50 alcanza los 22,6 nudos, con un consumo que se eleva hasta los 165/170 l/h, pero apenas afecta al radio de acción.
La rumorología de los motores es baja en todo el rango del tacómetro, pero la sonoridad de la propia carena y/o el contramolde integral pueden mejorarse para un mayor confort. El Trawler 50 conserva su maniobrabilidad en toda circunstancia (bravo por el IPS) y el paso por la ola se mostró suave las pocas veces que lo pusimos a prueba, ya que el mar estaba bastante en calma el día del ensayo.

Interiores de velero
Los interiores del Trawler 50 utilizan una carpintería a base de maderas sintéticas laminadas en tonos naturales, ensambladas de forma sencilla y semi-industrial sobre contramoldes integrales. El resultado, similar a la gama de veleros Oceanis de Beneteau, es acogedor y se hace agradable a la vista.
La distribución del Trawler 50 abunda en la comodidad y amplitud de espacios para largas estancias a bordo. Aparte de las estancias comunes que hemos comentado más arriba, el barco se propone con tres camarotes. El camarote del armador, en el centro del barco, dispone de ducha y WC anexos y en piezas separadas. El asegundo camarote, con vistas al mar por las ventanas laterales del casco, ocupa el triángulo de proa y el tercer camarote –en el lateral de babor- puede configurarse con dos literas o con una litera y una gran mesa de despacho. Los dos camarotes de invitados comparten un gran baño central con ducha separada, también utilizable como aseo de cortesía.
Bajo la bañera, con entrada independiente, hay una cuarta estancia que puede configurarse como pañol de estiba o como camarote de la marinería, con su lavamanos y taza de WC.

Conclusión
El Trawler 50 se ciñe muy bien a su programa de crucero tranquilo y familiar. Esta homogeneidad es su principal cualidad. Es un barco cómodo de día y de noche, en puerto y en navegación. Tampoco pueden hacerse reproches mayores a su distribución interior y de cubierta, incluyendo un flybridge muy bien dispuesto.
No es un barco de lujo, pero entra por los ojos y su precio base sobre los 465.000,- € está en línea –incluso por debajo- del de varios de sus directos competidores. En todo caso, para cumplir con su programa de navegación con tripulación reducida, el Trawler 50 necesita incorporar casi todas las opciones de complemento a la maniobra, lo que puede elevar sensiblemente la factura. En estas esloras y con una carena tan voluminosa y expuesta al viento lateral, toda ayuda es poca.
El comportamiento del casco en navegación es honroso en toda la gama de velocidades y, en parado, esta carena proporcionalmente alta y estrecha no tiene demasiada tendencia al vaivén lateral. Una nota discordante en el menú la vemos en la autonomía. Las 350 millas máximas de radio de acción del Trawler 50 es la mitad de lo que se espera en un barco de estas características.

por: Enric Roselló

Características: Esl. Total: 14,99 m., Esl. casco: 13,33 m., Manga: 4,65 m., Calado: 1,05 m., Desp.: 16.000 kg., Luz: 6,82 m. con techo rígido, 5,90 m. con bimini, Agua: 2 x 400 l., Gasoil: 2 x 1.200 l., Aguas negras: 150 l., Motor máx.: 2 x 435 CV., Diseñador: Beneteau/ Joubert/Nivelt, Interiorismo: P. Frutschi, Precio base: 465.000,- € (www.beneteau.com)