Los catamaranes Excess de Beneteau ya navegan y se presentan al público en septiembre

Mar Abierto - Primeras imágenes en el agua de los catamaranes Beneteau Exces 12

(2/8/19) Bénéteau ha difundido las primeras imágenes de 2 de los 5 modelos de su nueva marca Excess de catamaranes. Tras unos meses de intensa comunicación virtual, las dos primeras unidades de los Excess 12 y 15 (metros) están haciendo sus primeras test de fábrica cerca del astillero antes de su presentación oficial en septiembre, en el Salón de Cannes.

La presentación de los Excess es el segundo intento de Beneteau para entrar como marca en el mundo de los catamaranes. La primera tentativa fue a mediados de los años 80 con el Blue II, un catamarán de 36 pies muy rápido y deportivo, pero que nunca encontró su lugar en el mercado y pronto se desestimó. El Grupo Beneteau no le perdió el ojo a este segmento y años más tarde se hizo con el astillero Lagoon, que actualmente funciona a pleno rendimiento en el mercado posiblemente más activo en el mundo de la vela.
La marca Excess quiere llenar el vacío entre los confortables catamaranes Lagoon, más bien dedicados al alquiler (comodidad a expensas del rendimiento) y los catamaranes de crucero de oras marcas, más ligeros y de altas prestaciones, que juegan la carta de la velocidad a expensas del confort. Los Excess quieren posicionarse en un punto intermedio, ofreciendo un placer de navegación superior a los catamaranes de ‘chárter’ y una seguridad y comodidad superior a los catamaranes más deportivos.
La gama Excess la compondrán 5 modelos (11, 12, 13, 14 y 15 –metros-) con la inminente presentación de los Excess 12 y 15 en el Salón de Cannes en septiembre. Las primeras fotos facilitadas por el astillero apenas dan opción a muchos comentarios sobre estos catamaranes diseñados por VPLP. Estéticamente son barcos modernos en sus líneas y con una superficie acristalada de la sobrecabina ligeramente más inclinada que los Lagoon. Las proas no parecen muy verticales y las aberturas del casco en las cabinas tampoco son exageradamente grandes. El resultado final del conjunto tiene un aire más tradicional de que lo que se intuía en las comunicaciones previas de Beneteau.
Por el contrario, el plano vélico es moderno (como en los recientes Lagoon), con el mástil muy retrasado hacia popa obligando a situar el pilar de soporte del palo en medio del salón. La mayor, con su escota arraigada a popa de la bañera, se combina con un foque autovirante de buen tamaño. Las dos ruedas se ubican a popa de los flotadores y la botavara queda accesible encima de la toldilla, facilitando el plagado de la mayor. Queda por ver el detalle de las soluciones encontradas por Beneteau para llevar la maniobra del palo hasta los dos winches habilitados junto a los puestos de mando, nunca sencillas cuando hay que salvar distintas alturas.
A nivel de confort, los Excess buscan cierta cura de adelgazamiento que empieza prescindiendo de la bañera de proa, que se mantiene clásica y despejada en los nuevos Beneteau. Quienes prefieran la sombra tienen una toldilla que llega prácticamente hasta la popa de los cascos.
Los interiores también se quieren modernos y combinan distintos tonos de gelcoat a la vista (gris o blanco) con maderas y detalles inox. A primera vista, el combinado parece más funcional que lujoso.