Amel replantea sus axiomas en el nuevo Amel 50, que se presenta en septiembre de 2017

Mar Abierto - El aparejo sloop de serie y el casco moderno, con doble pala de ti
Mar Abierto - Tres cabinas dobles y dos baños en un 50 pies con mucho espacio y

(13/4/17) Lo podremos visitar en septiembre en Cannes y, con sus 15 m. de eslora, el Amel 50 llega como el benjamín en el catálogo del astillero francés. El astillero de La Rochelle busca un público más joven con su nuevo 50 pies y, para conseguirlo, no ha dudado en estrenar diseñador (Berret-Racoupeau) y apostar por un casco moderno, aparejado en sloop, con doble pala de timón y dotado de unos interiores luminosos y de moderna estética. Toda una novedad en esta marca, tan ligada a la calidad de construcción y al sentido marinero, y tan ajena de las modas.

El astillero de La Rochelle busca un público más joven y sabe que, para conseguirlo, ha de proponer programas de navegación más variados que su clásico (y apetecible) programa de largas navegaciones alrededor del mundo. El Amel 50 se postula –también- para salidas de vacaciones más cortas, de fin de semana e incluso para salidas más deportivas con tripulación reducida o completa. La talla más contenida del nuevo modelo facilita además la contención del presupuesto en las escalas en puerto.
Otra novedad del Amel 50 es su aparejo en sloop, aparcando el representativo aparejo estándar en queche de los anteriores Amel. El astillero justifica la decisión por las facilidades que procura la contención en eslora, por el espacio habilitado a popa dela bañera y por la facilidad de maniobra que procura la centralidad de los winches en un único espacio. Las evoluciones técnicas en el moderno acastillaje, patentes en la motorización de los winches y enrolladores de las velas también invitan a apostar por la versión sloop.
El Amel 50 llevará de serie el génova y la mayor enrollables, así como una trinqueta autovirante. Todos los controles de la maniobra revertirán a la bañera, protegida con la habitual caseta rígida tan característica de los Amel. Por seguridad, toda la cubierta está protegida con sólidos balcones de tubo inox, evitando la precariedad de los candeleros y sus cables.

Un casco moderno en diseño y prestaciones
El Amel 50 estrena la firma del gabinete Berret-Racoupeau en su carena. De entrada, el barco es más ancho, más plano de fondos que sus predecesores, añadiendo la doble pala de timón y el botalón fijo al menú, primicia en Amel.
El recto lanzamiento de proa también rompe con la tradición de Amel, siempre devota a los largos lanzamientos que suavizan el paso por la ola. El lanzamiento más recto aumenta las prestaciones (más eslora de flotación) y amplía el espacio habitable en proa, al tiempo que el botalón permite separar la roldana del ancla de la cadena, al tiempo que facilita la instalación de velas portantes tipo Code 0 o asimétricos. Bien por el arraigo de la escota de mayor en un ancho carro a popa de la bañera, mucho más práctica y efectiva que en un arco superior.
La ancha popa, con una manga máxima casi constante en el último tercio de la carena, mejora la estabilidad del barco, cualidad potenciada con la doble pala de timón. La seguridad, siempre presente en los Amel, lleva a instalar las dos mechas en un compartimento estanco.
El casco tiene una ligera forma convexa en lo alto del francobordo, buscando maximizarla altura interior y afinando la silueta general del barco.

Interiores espaciosos y una decoración rejuvenecida
Todo y perdiendo su condición de queche, el Amel 50 conserva la bañera muy adelantada, habilitando un solario en popa y manteniendo el camarote del armador a popa del barco, ubicación preferida en todos los modelos del astillero.
Elñ Amel 50 se ofrece con tres grandes cabinas. La del armador y su baño completo ocupan de banda a banda toda la zona trasera del barco. A proa del salón hay una cabina de invitados con literas individuales y en el extremo delantero otra cabina doble. Estas dos cabinas comparten el segundo baño.
La cocina, en “L” a estribor de la entrada, queda bien comunicada con el salón y con la bañera, mientras la zona del navegante queda en la banda de babor con una gran mesa de cartas. Tanto la distribución como la decoración de este nuevo 50 pies salen del habitual clasicismo de formas y espacios de los anteriores Amel. La altura de techos es importante en todo el barco y no faltan aberturas en el casco para aportar luz interior, ni tonos claros en el mobiliario para ampliar la sensación de espacio.

Características: LOA: 15,51 m., LWL: 14,50m., BMAX: 4,79 m., Cal.: 2,15 m., Desp.: 18,75 T., Quilla: 5,35 T, Mayor: 62 m², Trinqueta: 24 m², Agua: 600 l., Gasoil: 675 l., Motor: 110 CV, Diseño: Berret- Racoupeau, (www.amel.com)