Primera Prueba: Beneteau Oceanis 40.1

Mar Abierto - Con foque 105% y un rizo en la mayor, el OC 41.1 mantenía medias s
Mar Abierto - Las ventolinas no son el plato preferido de esta ancha y plana car
Mar Abierto - El OC 41.1 se muestra ágil en todos los rumbos y condiciones de vi
Mar Abierto - La bañera es muy amplia, hasta el punto que la mesa exterior utili
Mar Abierto - Funcionalidad y estética bien combinadas en proa, con el botalón i
Mar Abierto - La ergonomía de manejo de los winches y mordedores sobre las brazo
Mar Abierto - Mucha amplitud y luminosidad en unos interiores firmados por el ga
Mar Abierto - La mesa de cartas queda mirando a popa y aprovecha los bancos del
Mar Abierto - La distribución estándar con 3 cabinas propone un mueble tocador c
Mar Abierto - La cocina es amplia y funcional, con una forma en "C" que aprovech
Mar Abierto - El grupo de presión, el agua caliente (40 l.) y el tanque de aguas
Mar Abierto - El parque de baterías estándar es de 2x115Ah Servicios + 1x120 Ah
Mar Abierto - Un panel vertical fijo entorpece bastante los trabajos de mantenim
Mar Abierto - Orden y limpieza en los conectores eléctricos y NMEA2000 tras el p
Mar Abierto - Tres posibles distribuciones en un rápido casco diseño Sam Manuard
Mar Abierto - Tanto de pie como sentado, la visibilidad hacia proa es buena. Una

Un recién llegado con el mejor pedigrí

Nuevo refuerzo en la gama Oceanis de Beneteau. El OC 40.1 llega avalado por su cercano parentesco con el Sun Odyssey 410 de Jeanneau, un velero que ha recibido el favor de los aficionados y de la prensa náutica desde su presentación en 2019 gracias a las cualidades de su casco diseño de Marc Lombard y a una capacidad interior especialmente lograda. A partir de esta carena, Beneteau aporta su toque en el planteamiento de cubierta y maniobra, al tiempo que se revisa la distribución interior dándole también un nuevo aire.
Es seguramente el primer ‘hermanamiento’ de este tipo entre ambas marcas desde la absorción de Jeanneau por Beneteau en 1995. Estas sinergias industriales son beneficiosas para las finanzas del fabricante y, normalmente, también para las de sus clientes. Es una práctica muy común en el mundo del automóvil, pero se habrá de valorar su respuesta comercial en la náutica. Como siempre, en estos casos, si las ventas responden, la estrategia se dará por buena.
En nuevo modelo sustituye al OC 41.1 diseño Finot-Conq y presentado en 2016 (ver prueba). El recién llegado gana la doble pala de timón, 33 cm. de eslora de flotación y pierde cerca de 800 kg. en la báscula, disminuyendo unos 6 m² en la superficie vélica en ceñida. En el cómputo general, el nuevo OC 40.1 resulta más alegre navegando.

Nuevos aires en cubierta
La inmensa bañera del OC40.1 parece más propia de un 45 pies que de un 12 metros. Los bancos miden 50 cm. de ancho y 30/40 cm. de alto, perfectos para navegar o para largas sobremesas o siestas. El paso a popa es amplio y el espejo abatible se convierte en una gran plataforma de baño. También se agradecen los cofres a banda y banda bajo los asientos o el gran compartimento donde alojar la balsa bajo la enorme mesa (la misma del OC 46.1).
En el puesto de mandos no podemos evitar la comparación directa con el Sun Odyssey 410. En el Jeanneau (ver prueba) no nos convenció el exiguo asiento del caña, pero aplaudimos la facilidad de circulación hacia proa por los pasillos laterales sin escalones y la posibilidad de maniobrar los winches desde estos pasillos.
El OC 40.1 mejora la posición del timonel, que ahora dispone de un cómodo asiento lateral y una banqueta abatible para manejar de pie o sentado mirando a proa, incluyendo paneles ajustables para regular el plano del suelo. Lo que no han conseguido evitar ni en Jeanneau ni en Beneteau es que el back-stay se clave en la espalda del caña.
La circulación hacia proa, todo y que requiere superar un escalón, también es funcional. Pero la ergonomía de manejo de los winches del Beneteau es incómoda tanto desde el puesto de mandos como desde los asientos de la bañera. Otro incomodidad es el minúsculo asidero a proa de las ruedas. En las anchas popas de los modernos veleros, los puntos de agarre para la tripulación son cruciales.
Más hacia proa, la circulación por cubierta sigue siendo cómoda. La regala integrada en el molde de cubierta es práctica, si bien resulta algo triste en su acabado. Un bravo al botalón fijo con roldana de ancla integrada por debajo y arraigos diferenciados para el asimétrico y el código 0 por arriba. El cofre va sobrado en profundidad, dejando espacio para defensas o amarras.

Interiores con el toque Beneteau
Los interiores del OC 40.1 son enormes para su eslora y disfrutan de una altura de techo de 1,90+ en todo el barco. El camarote de proa estándar (litera de 1,60 x 2,00 m.) es generoso en su tamaño de literas y capacidad de estiba, con la pragmática solución de habilitar un tocador/lavamanos en vez de segundo baño completo (en opción) buscando ganar más armarios y superficie de suelo,
La distribución del salón es algo más clásica que la del SO 410, con la cocina abierta en “C” a estribor y el comedor a babor también con sus bancos en “C” (+ banqueta central). La mesa de cartas, a babor de la escala, queda mirando a popa y a proa de los bancos del comedor hay un armario bajo para estiba complementaria.
El baño, a estribor de la entrada, dispone de ducha separada y los dos camarotes de popa aprovechan los 4,18 m. de manga del barco y la verticalidad de los francobordos para dar una buena amplitud a sus literas (2,04 x 1,37 m.).
La carpintería y la decoración no ofrecen ningún lujo especial. Los chapados sintéticos del mobiliario están canteados sin molduras y pegados a los contramoldes, mientras los herrajes de puertas y armarios son los comunes en muebles domésticos de gran serie. Todo y así, el resultado es actual y luminoso, agradeciéndose los largos ventanales fijos en el lateral del casco.
Los circuitos eléctricos tienen un moderno cuadro de interruptores electrónico y el circuito de agua está realizado con mangueras flexibles (en vez de las habituales rígidas de PVC), facilitando eventuales intervenciones del armador.

Lista de opciones
El equipamiento estándar del OC 40.1 es sucinto y las distintas opciones orientan el velero hacia uno u otro programa de navegación, al tiempo que inciden sustancialmente en el presupuesto final. El pack Family (14.500€), el Confort (11.900€), el First Line (10.500€) o el Coastal B&G (8.000€) son tentadores y casi obligados, y todavía dejan en el listado numerosas opciones interesantes a sumar al precio base de 170.400€.
Empezando por la distribución, el barco se ofrece con 2 a 4 cabinas dobles y 1 o 2 baños. La versión con 2 cabinas, añade un gran cofre bajo la bañera y un espacio separado en el interior configurable como pañol o despacho. La cuarta cabina se habilita en proa con literas individuales. Una vez configurada la distribución, entre los Packs y la lista de equipamientos opcionales hay prácticamente de todo para complementar el interior.
En cubierta, las primeras opciones conciernen a la mesa exterior, las cubiertas textiles (bimini, capota, . . ), al botalón de proa y al molinete. También es importante decidir el tipo de arboladura (siempre de aluminio a 9/10 con 2 pisos de crucetas). Como estándar, el OC 40.1 viene con mayor enrollable y foque autovirante. El mástil convencional con foque 105% es opción, lo mismo que el aparejo Performance, 45 cm. más alto. Las superficies vélicas en ceñida son respectivamente de 61,60 m², 76,20 m² y 79,70 m². En todos los casos, el aparejo destaca por su arraigo de la botavara en el mástil a solo 93 cm., bajando el centro vélico para una mejor estabilidad y facilitando el izado/arriado de la mayor.
El OC 40.1 tiene su escota de mayor arraigada a media botavara a una ‘pata de gallo’ y 4 poleas en cascada. Esta inusual disposición es la mejor que han encontrado en el astillero para habilitar espacio a la capota antirociones sobre el tambucho de entrada. En mi opinión, los más de 40 m² de superficie de la mayor del OC 40.1 merecen un sistema de reglaje más eficaz, incluso en navegación familiar. Durante nuestra prueba, con un viento que no llegó a los 15 nudos, lidiamos con este problema, que no tiene alternativa ni en la lista de opciones.
El pack Electrónica (mayormente B&G) es bastante completo y comprende display Triton, MFD Zeus 7’’ con cartografía Navionics, transductores de casco, windex, piloto automático NAC3 y VHF con receptor AIS.
A nivel de maniobra, el OC viene con 2 winches (Harken 40.2 STA) sobre la cabina, donde se reenvía toda la maniobra de las velas y el palo. El Pack First Line, además del mástil Performance, añade 2 winches más en las brazolas e incluye -entre otros- el botalón, el tensor del back, jarcia en Dyform, drizas de dyneema y enrollador de foque extraplano. Este acastillaje puede mejorarse con winches electrificados, juego de velas de portantes o estay de trinqueta.

Buenas sensaciones navegando
Aprovechando una jornada otoñal marcada por la variabilidad del viento, pudimos probar distintas facetas del OC 40.1. La unidad probada llevaba mástil clásico, hélice tripala fija y cuatro tripulantes a bordo.
Con poco viento y ola corta, el nuevo Oceanis sufre, como la mayoría de veleros mangudos, planos de fondos, relativamente ligeros y con poca superficie vélica en el triángulo de proa. Con menos de 5 nudos de viento y un poco de ola, al barco le cuesta arrancar y difícilmente llega a los 3 nudos en ceñida, frenando bastante con cada ola. Las ventolinas no son el plato preferido de este velero y quienes disfruten navegando con brisas ligeras harán bien optando por el aparejo Performance y encargando el Código 0 a la primera oportunidad.
Con el anemómetro entre 9 y 14 nudos reales, la corredera empieza a animarse y muestra un SOG entre 5 y 7 nudos en ceñida. El marcado pantoque de la obra viva, la doble pala de timón con accionamiento directo por cabo se combinan dando una sensación neutra, cercana a la de una ‘dirección asistida’. Es sencillo controlar el rumbo de esta ancha carena y, tanteando en ceñida, el OC 40.1 bajaba a 5,7 nudos orzando hasta los 28⁰ de AWA, subiendo unos 2 nudos (7,5 kn) apenas abriendo 10⁰ el rumbo. Las polares del barco confirman estos 2 nudos de diferencial que invitan a estar atentos combinando ángulo y velocidad, primando seguramente más lo segundo que lo primero.
Durante la prueba, la brisa llegó a rachas de 15/16 nudos, permitiendo ver fugazmente el 9 en la corredera en rumbos abiertos. A falta de asimétrico, el Código 0 nos permitió navegar con medias sostenidas de 7,5/8 nudos con muy buen control del rumbo y una notable capacidad de aceleración.
El OC 40.1 es un barco rápido para los estándares de un velero familiar. Por poco que el viento acuda a la cita, las medias de velocidad son altas y sencillas de gestionar. Y quienes aspiren a combinar el crucero con las regatas de club también se divertirán. Dejando en tierra el fondeo principal, la plataforma de popa y la mesa de bañera aligerarán unos 300 kilos en los extremos del casco que seguro añaden un plus de alegría a las prestaciones.

Concusión
Una virtud de la gama Oceanis es satisfacer las necesidades de un amplio abanico de navegantes. Optando por la versión 4 cabinas, con mayor enrollable y foque autovirante, el Oceanis 40.1 es un velero perfecto para el chárter. En el extremo más distante, un armador particular aficionado a las regatas de club puede pedir el mismo barco con tres cabinas, dos baños, quilla profunda, velas laminadas, drizas en dyneema y mástil largo para un programa de regatas invernales y confortable crucero familiar en verano.
La capacidad interior del OC 40.1 es notable para un 12 metros, sus prestaciones y calidad de acabados son correctas para un velero de gran serie y su cubierta permite combinar el farniente estival con una navegación algo más deportiva. Hay veleros más rápidos, más ligeros, más rígidos estructuralmente, mejor acabados y/o más lujosos, pero nunca por el precio del OC 40.1.

Características: LOA 12,87 m., HL: 11,99 m., LWL: 11,70 m., BMAX: 4,18 m., Calado: 2,17 m. (opc. 1,68/2,27 m.), Desp.: 7.985 kg., Quilla: 2.000 kg., Mayor: 34,70 m² (opc. 41,80/43,20 m² ), Foque: 26,90 m² autovir. (opc. 34,40/36,50 m²), Code 0: 61,10 m², Gasoil: 195 l., Agua: 235 l. (330 l. opc.), Motor: Yanmar 45 CV. Precio base: NC, Diseño: Marc Lombart, Interiorismo: Nauta Design, precio base: 170.400€, (www.beneteau.com)

por: Enric Roselló