SECURE: Un ajustador automático y compacto para el cabo del orinque

Mar Abierto - Las dos piezas del ajustador de cabo Secure se separan en el agua

(9/10/16) Diseñado y fabricado en España, el nuevo ajustador de cabo de orinque Secure destaca por su ingeniosa simplicidad y por lo compacto de su tamaño. En mecanismo funciona combinando el juego de dos poleas y la propia gravedad de su mitad inferior. Evitando sofisticados resortes y sistemas de recuperación del cabo se optimiza la fiabilidad del equipo, al tiempo que se reduce su volumen . . . y su precio.

Señalar la posición del ancla siempre es recomendable en fondeos concurridos, o cuando se intuye el riesgo de grandes objetos, cables o rocas en el fondo. Los cometidos del orinque son siempre los mismos; en primer lugar advertir de la posición de la propia ancla para que no la ‘pisen’ los barcos que vayan llegando y en segundo lugar prevenir enganchones de su uña que impidan luego izarla.
La composición elemental de un orinque es tan simple como un flotador (boya, defensa, etc.) y un cabo colgando de él hasta la parte superior del ancla. El problema es que si el cabo es más largo que la sonda, el flotador se desplaza con el viento, perdiendo la necesaria verticalidad respecto al ancla. Por contra, si el cabo queda corto, el flotador desaparece semisumergido, con riesgo de enganchar las hélices de los barcos que pasen por encima e impidiendo que el orinque cumpla su cometido, que es señalar el fondeo.
El Secure está fabricado en materiales resistentes al medio marino. El cabezal es de Delrin y se une por un aro de presión con el contrapeso de acero inoxidable, formando una única pieza al estibarlos. Las poleas son de Delrin torneado, con eje de acero inoxidable. El conjunto ensamblado tiene unas medidas de D 10 cm. x L 25 cm. y lleva un arraigo superior para hacerlo firme en la boya o flotador. Por abajo sale el cabo, también listo para afianzarse en el ancla con un mosquetón o grillete.
Una vez el ancla en el fondo, el conjunto se echa al mar y se liberan las dos partes. El contrapeso va entonces actuando de forma automática a lo largo del cabo, hasta situarse por gravedad en la vertical del ancla. Con los 16 m. de cabo de D6 mm. (longitud estándar, otras medidas bajo pedido) se puede fondear entre 5 y 15 m. de sonda. Para fondos menores o mayores, la longitud del cabo se puede aumentar o reducir fácilmente, ya sea de forma temporal o definitiva. PVR: 150 € (IVA y boya no incluidos) (www.autocazantes.com)