Primera prueba: Quatix 6 Solar, el nuevo reloj inteligente / GPS-plotter de Garmin

Mar Abierto - El Quatix6 Solar se conecta vía wifi con la electrónica náutica Ga
Mar Abierto - La cuenta atrás añade datos y gráficos sobre el tiempo a quemar o
Mar Abierto - Usada a bordo, la brújula electrónica se convierte en un práctico

(24/nov/20) Probamos el Quatix 6 Solar de Garmin, el último llegado y el top en la gama náutica de relojes Garmin. La primera impresión al abrochar el reloj es que es grande; muy grande (51 mm). A su lado, un reloj tradicional parece una miniatura. Afortunadamente, el Garmin pesa poco y el tamaño no crea más inconveniente que la eventual reticencia estética.

Bravo de entrada por el sencillo y sólido cierre de la correa metálica, un tema siempre importante en los relojes para barco. El Quatix se suministra además con una correa de silicona azul fácilmente intercambiable.
Hacerse con el manejo del reloj toma su tiempo y no extraña que Garmin haya tenido que editar decenas de vídeos explicativos al respecto. El primer paso es entender cómo funcionan y se combinan las teclas de Selección, Up, Down, confirmación y vuelta atrás. El segundo paso es aclararse con la nomenclatura utilizada y la manera de seleccionar y/o descartar algunas de las opciones y posibilidades de ajuste. También hay la posibilidad de deshabilitar funciones, un tema de utilidad en un reloj con infinitas prestaciones multideportivas que igual nunca vamos a requerir. Temas de salud, como la frecuencia cardíaca, los pasos diarios, etc. pueden quedar fijos en el dial horario.

El quatix6 Solar a bordo
Centrando su uso en la náutica, una limitación del Quatix es que los datos NMEA solo son importables de forma inalámbrica desde un navegador Garmin. A falta de esta paridad de datos -mayormente viento (AWA, TWA, AWS, TWS), sonda y temperatura del agua- varias funciones tácticas o alarmas de fondeo del reloj quedan inéditas y las prestaciones del reloj se limitan, que no es poco, a los datos del GPS incorporado en el reloj (SOG, COG, etc.) en distintas presentaciones personalizables y a los de la eventual navegación que se plantee desde el mismo.
La gestión del piloto automático tiene la misma limitación de paridad de marca y lo otro tanto sucede con la gestión desde el Garmin de las listas de canciones que el usuario descargue de Spotify. El reloj sólo interactúa con los equipos Fusion (marca propiedad de Garmin). Sin uno de estos equipos, la música solo se puede escuchar desde el reloj.
Como comento más arriba, la pantalla del reloj es grande, pero sus 1,4 pulgadas resultan poca superficie para manejar con soltura las cartas náuticas BlueChart g3 que se pueden descargar y almacenar en el reloj. También se echan en falta en el reloj la pantalla táctil y/o el cursor. Hay navegadores con pantalla de 7” o 9” de Garmin u otras marcas que resultan más baratos que el Quatix (PVR: 1.150€) y hasta un teléfono/GPS estándar con su pantalla táctil rondando las 5” es bastante más práctico como GPS/plotter. En todo caso, tener un recurso de GPS y cartografía en la pulsera siempre es un plus en caso de emergencia.
Entre las pantallas náuticas, las dos que me han parecido más prácticas son la brújula y la cuenta atrás de regata. La brújula es sensible y en navegación se convierte en un útil compás de marcaciones acercando la muñeca a los ojos e inclinando ligeramente el bisel.
La cuenta atrás, con un generoso tamaño de dígitos, permite controlar el paso del tiempo sin estar pendiente de un display en la bañera o del ‘chivatazo’ de un tripulante. La cuenta atrás se puede activar directamente o posicionando previamente la línea de salida (Comité y baliza). Una vez posicionada la línea, el reloj activa la práctica función StartLine, señalando distancias y tiempos a quemar hasta la línea de salida. La eventual puesta a cero y reactivación de la cuenta atrás, o el 'reajuste' del temporizador sobre la marcha a medio proceso de salida (a los 4 o 3 minutos, por ejemplo) no son complicados de gestionar.

Conclusión
Garmin ha conseguido posicionar su gama de relojes entre los ‘must have’ a los que aspira todo deportista que se precie. Su gama de modelos y precios es muy completa y se adapta a prácticamente todos los deportes de moda. La serie quatix está orientada a la náutica, un segmento que todo y siendo hoy marginal en la facturación de Garmin, sigue presente en los genes de la marca.
Las prestaciones náuticas que atesora el Quatix6 Solar son tremendas, pero este reloj no funciona como un plotter de muñeca, sino como un reloj con aplicaciones náuticas. Esta frase no quiere ser un juego gramatical, sino un recordatorio de que el Quatix no responde a las intuitivas secuencias de funcionamiento de los equipos náuticos que Garmin ha ido presentando y mejorando desde hace 40 años. El Quatix funciona como un reloj Garmin, con los ‘usos y costumbres’ de estas generaciones de relojes. Quien busque en este reloj alguna similitud de manejo con su GPS/plotter Garmin puede llevarse un disgusto.
Ver la Nota de Prensa de presentación del Garmin Quatix 6 en Mar Abierto

por: Enric Roselló