La Volvo Ocean Race 2017-18 generó 96 M€ de PIB en la Comunidad Valenciana. ¿A qué precio?

Mar Abierto - Alicante ha sido puerto de salida de la Volvo Ocean Race en las cu
Mar Abierto - Comercio, restauración y alojamiento son -evidentemente- los grand
Mar Abierto - El grueso del gasto de los visitantes se queda en la Comunidad Val
Mar Abierto - Más del 60% de los visitantes del Village fueron los propios alica
Mar Abierto - Comparativo de número de asistentes a los grandes eventos deportiv

El impacto económico de la presente vuelta al mundo estima un aumento de los ingresos del 7,6% con respecto a la edición 2014-15, según el estudio realizado por la consultora PriceWaterhouseCoopers (PwC).
Antonio Bolaños, gerente de la Volvo Ocean Race, destaca la repercusión del evento. "Además de los números que refuerzan el éxito del evento, en esta edición hemos crecido en muchas áreas. La primera es la empresarial, por el crecimiento de los invitados corporativos. La segunda es la social por el éxito que tuvo el pabellón de la Comunitat Valenciana, un foro que acogió a varios representantes locales, así como el enfoque solidario que tuvo el Race Village. La tercera es la sostenibilidad, ya no solo por el mensaje que se ha transmitido para cuidar los océanos, sino por los compromisos concretos generados".
El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, resaltó la importancia de la Volvo Ocean Race para su ciudad: “Es una apuesta que repercute enormemente en la ciudad. Vamos a seguir defendiéndola con datos”.
Por su parte, Antonio Rodes, director de la Sociedad de Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana ratificó la apuesta de la Generalitat por el proyecto: "Este es el evento de la Ciudad de Alicante. Estos datos son sólidos y alentadores y justifican la apuesta que hacemos".
El impacto económico de la VOR en la Comunitat Valenciana ascendió a 68,6 M€ en el PIB, un 3,3% más que en la edición 2014-15. Los sectores más beneficiados fueron lógicamente el comercio al por menor y la restauración, con más de 10 M€ cada uno de ellos. Estas cifras equivalen a los ingresos de 1.270 empleos anuales, cifra similar a la última edición.
Jordi Esteve, responsable del estudio de PwC, contextualizaba afirmando que. “Este estudio evidencia los beneficios económicos que la VOR aporta a una ciudad, región o país acogiendo la salida de la Volvo Ocean Race. Su impacto comparado con el de otros grandes eventos es un referente para valorar su importancia”.
El informe señala que el gasto realizado a nivel nacional asciende a casi 62 M€, de los cuales más de la mitad fueron desembolsados en Alicante por los 345.602 visitantes (90 € por visitante) que del 11 al 22 de octubre de 2017 asistieron al Race Village de la regata.
El estudio de PwC estima en más de 41 M€ la recaudación fiscal a nivel nacional como consecuencia del incremento de la actividad económica y el empleo generado por la Volvo Ocean Race 2017-18.
Otro dato que refleja el informe de PwC es que la salida de la Volvo Ocean Race es el evento que atrae más visitantes a la Comunitat Valenciana, por delante de festivales de música o eventos deportivos como el GP de Valencia MotoGP o el Maratón de Valencia.
Un aspecto muy valorado en el balance es la repercusión internacional de Alicante como sede de la salida de la regata. Más de 10.000 noticias en prensa escrita y online citan a la ciudad como puerto de salida, con casi 500 millones de lecturas en el mundo y más de 750 noticias y programas de TV que suman una audiencia acumulada de más de 200 millones de telespectadores del 1 de julio al 10 de diciembre de 2017, según datos de la empresa de marketing deportivo SMG Insight.
La repercusión mediática de la salida directamente relacionada con la marca Alicante se valora en 36 M€ y las cotas de seguimiento en redes sociales multiplican por 100 los índices de ediciones anteriores.
Alicante ha sido puerto de salida de la vuelta al mundo en las cuatro últimas ediciones de la regata y volverá a serlo en las dos próximas. La ciudad también es sede de la oficina central de la organización (2010) y del Museo Volvo Ocean Race (2011), que en 2017 batió su récord anual al registrar 73.421 visitas.

Unas cifras interesantes
La repercusión, valoración estimada y el número de visitantes atribuidos a la Volvo Ocean Race que cita el informa de PwC se antoja sensiblemente superiores a la percepción de –escasa- difusión que uno tiene de la regata en los medios de difusión deportivos.
Ciñéndonos en las cifras, hay también alguna discrepancia. El Moto GP de Valencia, por ejemplo, colgó el cartel de ‘No Hay Entradas’ tras confirmar 110.000 asistentes a la carrera. En el informe de PwC se estima en 80.000 en número de asistentes al gran premio motociclista. No es el momento de fiscalizar una en una las cifras del informe. Tan solo esperemos que no haya demasiadas discrepancias de este calibre.
En todo caso, para evaluar el beneficio económico de la VOR falta introducir una cifra clave y completamente ausente en el informe, que es la inversión realizada. Es imposible valorar el beneficio sin saber antes cuál es el monto de dinero que los contribuyentes de la Comunidad Valenciana y del resto del estado han invertido en esta regata, ya sea de forma directa o de forma indirecta, con desgravaciones fiscales.
Nadie duda del beneficio que tiene para la vela estatal que Alicante se involucre en una regata del prestigio de la Volvo Ocean Race. Todo esfuerzo, incluido el económico es fácil de justificar. Dicho esto, quizás sería bueno conocer cuál es este ‘esfuerzo’ realizado para conservar la sede de la salida. Quizás habrá alguien que abogue por ceder este privilegio a Lisboa, a cambio de liberar inversión pública y/o exenciones fiscales que permitan añadir uno o dos barcos españoles más a la regata.