Volvo Cars se vende la Volvo Ocean Race, que podría tener cambios radicales en la próxima edición

Mar Abierto - La falta de participantes es uno de los problemas más sangrantes d

"Después de veinte años, sentimos que es hora de transferir la responsabilidad de esta prestigiosa competición a un propietario nuevo y capacitado con la experiencia y el conocimiento necesarios para desarrollarla aún más", dice Björn Annwall, vicepresidente de Volvo Cars. "Volvo Cars continuará apoyando la próxima edición de la regata como patrocinador, con un enfoque especial en la sostenibilidad".
Atlant Ocean Racing Spain, empresa dirigida por Richard Brisius, Johan Salén y Jan Litborn, han comprado la Volvo Ocean Race a Volvo Group y Volvo Cars, copropietarios del evento durante los últimos 20 años.
Brisius, Salén y Litborn tienen amplia experiencia en la vuelta al mundo, ya que han trabajado en siete campañas de la Volvo Ocean Race en los últimos 28 años. Brisius y Salén comenzaron como regatistas en la edición 1989-90, antes de triunfar como jefes de equipo con el EF Language (1997-98) y el Ericsson 4 (2008-09). En la edición 2014-15 dirigieron el equipo femenino Team SCA.
En noviembre de 2017, Brisius y Salén fueron nombrados presidente y copresidente de la Volvo Ocean Race en sustitución del defenestrado Marck Turner, que vio cancelado su proyecto de nuevos barcos y edición bianual de la vuelta al mundo. Antes de Turner, Knutt Frostad fue durante muchos años el director de la regata.
"La historia de esta vuelta del mundo es inspiradora y el futuro es muy prometedor", dijo Brisius. "He tenido suerte, ya que muchos de mis sueños se han hecho realidad. Primero mi sueño de navegar en esta regata, luego mi sueño de dirigir un equipo, posteriormente mi sueño de dirigir la regata y ahora el sueño de poder dirigir el futuro de la competición", añade Brisius en la que podría ser una clara alusión al nuevo formato que pretende implantar en la regata.
"Estamos en este proyecto con una visión a largo plazo y estamos decididos a que la regata vaya viento en popa como un evento sostenible de primer nivel mundial. Espero formar parte de la evolución de esta incomparable regata en colaboración con los equipos, las ciudades, Volvo y todas las partes interesadas", remata Richard Brisius.
En este sentido, las conversaciones con Alicante, Puerto de Salida de la Volvo Ocean Race para las próximas dos ediciones y sede de las oficinas centrales y del Museo de la regata, siguen avanzando para la celebración de un 'mig any' en 2019. Unas conversaciones avanzadas que no significan forzosamente confirmadas.
"Estamos encantados con el hecho de que nuestra sede central y nuestro Museo estén en Alicante y con nuestra relación con la Comunitat Valenciana", confirma Brisius sin citar a Volvo cars ni a Volvo Group.
Los organizadores de la regata están analizando la opción de tener dos clases de barcos en la edición de 2021, los actuales monotipos Volvo Ocean 65 y otra clase, aún por determinar. Queremos "abrir la regata a otra clase existente nos permitiría acceder a un inventario de veleros oceánicos que ya están disponibles y que están a la vanguardia de la tecnología. Vemos esta posibilidad como un desafío para los mejores navegantes del mundo con una clase que estimula el desarrollo y se sitúa a la vanguardia del deporte", añade Salén. ‘Blanco y en botella es leche”, y su definición solo cuadra con la Clase IMOCA.
"Es prometedor que desde el primer día podamos pensar a largo plazo, ya que tenemos asegurados los recursos para llevar adelante la próxima regata", dijo Johan Salén.
Aunque la próxima edición comenzará en 2021, el objetivo de los nuevos propietarios es retomar la competición lo antes posible para ofrecer a las partes interesadas un período más largo de activación deportiva y mediática antes la próxima salida. En otras palabras, se busca que los futuros equipos puedan diseñar un extenso programa de entrenamiento.
Volvo Cars seguirá siendo patrocinador de la edición de 2021 y ya se están manteniendo conversaciones con las posibles ciudades sede para la edición de 2021 y las competiciones previas.
La actual edición de la Volvo Ocean Race continuará como estaba planificada y finalizará en La Haya (Holanda) el 30 de junio. En el agua, la presente edición está viviendo uno de los finales más reñidos en la historia de la regata. Fuera del agua, esta edición está estableciendo nuevos registros en valor mediático, asistencia a los Race Villages y participación de los aficionados, siendo un importante impacto económico para las ciudades anfitrionas.
Pero no todo son flores en el horizonte. A la vuelta al mundo le faltan barcos y tanto los anteriores como los nuevos propietarios del evento quieren, y han de, solucionar esta sangría de participantes.

por: Enric Roselló