El segmento de las grandes esloras mantiene su rumbo en 2020 con unas cifras de ensueño

Mar Abierto - La construcción y mantenimiento de barcos de gran eslora (MB92 en

(4/1/20) La cartera de pedidos de yates de más de 24 m. en construcción, bajo pedido o todavía sin armador, cayó un 3% en 2019, pasando de 830 barcos en 2018 a 807 proyectos en construcción a finales de 2019. Pero este informe, compilado por Boats International, también especifica que le eslora total sumada de estos proyectos asciende a 32.3 kilómetros, con apenas una ligera disminución del 1% sobre los datos de 2018.

El segmento de los grandes yates arroja cifras que marean a los simples mortales. Pese a este ligero ‘respiro’ en los datos de 2019, no falta la actividad en el extremo más alto y exclusivo del espectro de la náutica. En estos momentos se están construyendo 21 barcos privados que superan los 100 m. de eslora (328 pies). Entre ellos está el Research Expedition Vessel (‘REV’), un yate de 182 metros que está siendo ultimado por el astillero noruego Vard para su multimillonario paisano Kjell Inge Røkke. Cuando se complete, el ‘REV’ se pondrá en cabeza del pelotón entre los yates privados más grandes del mundo, desplazando al ‘Azzam’ de 180 m., propiedad del jeque Khalifa bin Zayed Al Nahyan, presidente de los Emiratos Árabes Unidos (EAU),.
El ‘REV’, con sus aires de buque de investigación, llegó recientemente a Noruega, donde está siendo equipado en sus interiores y accesorios de cubierta por el astillero Vard. Casco y superestructura se construyeron en Tulcea (Rumania) y se estima que el yate está hoy completado en un 53%. Cuando se termine y al margen de las actividades lúdicas del armador y sus invitados, el yate podrá recoger alrededor de cinco toneladas de plástico todos los días y fundirlos para su reciclado. El sistema de propulsión de ‘REV’ también está diseñado para reducir la huella de carbono y las punteras tecnologías aplicadas en este superyate posiblemente llegarán en breve a la industria náutica en general.
Según las cifras de Boats International, entre 1970 y 1979 sólo había en el mundo 6 barcos privados de más de 100 m de eslora. Y sólo 24 de más de 74 metros. Actualmente hay en el agua 50 yates registrados de más de 100 metros y hasta 170 unidades que superan los 75 metros de eslora.
Otros datos destacados de este informe de barcos en cartera pormenorizan los datos por segmentos de eslora y tipos de barco:

Segmento de 120 a 149 pies: 134 unidades (+ 10%)
Segmento de 90 a 99 pies: 128 unidades (+ 9%)
Yates de expedición: 58 unidades (+ 5.5%)
Veleros: 59 unidades (+ 15.7%)

El estudio señala que el mercado de yates de "tamaño mediano", es decir oscilando entre 150-250 pies (46-76m), se mantiene estable desde 2012, con un promedio de 140 proyectos anuales y disfrutando de un ligero repunte de hasta 147 proyectos el año pasado.
Italia sigue siendo el principal país dedicado a la construcción de grandes yates, con 398 pedidos en 2019 y una eslora total de los proyectos en cartera que suma hasta 14,37 kilómetros. Azimut-Bennetti, el Grupo Ferretti y Sanlorenzo son los tres principales constructores de grandes unidades en Italia y también en todo el mundo.
En número de pedidos, los Países Bajos ocupan el segundo lugar con 72 proyectos, bajando ligeramente en 2019 (-7%); seguidos por Turquía con 65 proyectos, Alemania con 19 y Noruega con 3. Sin embargo, en términos de tonelaje bruto y eslora en general, Alemania y los Países Bajos son los líderes del mercado, con el astillero Lürrsen construyendo 7 de los 9 proyectos actuales de más de 100 m.
Una conclusión de este informe es que: "La industria náutica en su conjunto sigue confiada, pero está mirando hacia 2020 con cautela. Se ha de destacar el positivo crecimiento en los astilleros más activos y del extremo superior del sector de los grandes yates, donde todavía hay muchos propietarios dispuestos a encargar proyectos de muy grandes esloras. El número de yates de más de 75 metros actualmente en construcción es el doble del registrado en 2009, un año que supuso el pico más alto del sector antes de la crisis".
Según las cifras de Boats International, el número de astilleros de grandes yates en activo aumentó casi un 13% en 2019, llegando a 170. En todo caso, esta cifra no llega a los 199 constructores registrados en activo en 2008. Muestra de la confianza y buena salud financiera del sector es que los yates en construcción a la espera de un propietario representan el 43% de la cartera de pedidos.