Salón Náutico de París: Medidas de choque para recuperar protagonismo

Mar Abierto - El Salón de París busca adaptarse a los nuevos públicos y mercados

(6/6/17) El salón Náutico de París, que este año se celebrará del 2 al 10 de diciembre, afila sus cuchillos para recuperar el protagonismo internacional que ha perdido estas últimas temporadas en favor de las citas de Dusseldorf o del METS en Ámsterdam. La patronal francesa del sector canceló a primeros de año su contrato con la empresa que organizaba el Salón, retomando la gestión de la feria. Ahora se han hecho públicas las primeras medidas encaminadas a reconquistar el interés tanto del público como de los expositores.

Nautic Festival es la empresa creada por la Federación de Industrias Náuticas francesa para llevar la gestión del Salón de París desde esta edición 2017. Apenas llevan unos meses de actividad y desde abril están realizando reuniones con los expositores para concretar las medidas a tomar de cara a la revitalización de la feria francesa.
Alain Pichavant, director de Nautic Festival, está contento con las conclusiones a las que han llegado. “El hecho de que la Federación de Industrial Náuticas haya retomado la gestión del Salón –explicaba Pichavant- ha sido muy bien aceptado. Hay una dinámica positiva que ha de llevar a buenas sinergias con los expositores. Hemos hablado con ellos para establecer prioridades en los proyectos a poner en marcha”
En este contexto, Nautic Festival ha validado un plan de trabajo para los próximos tres años de cara a dinamizar el salón. Este plan requiere una inversión equivalente al 10% de la cifra de negocios del salón y afecta tanto a los expositores como a los visitantes.
Para 2017, el Salón ha previsto nuevos espacios de cara a seducir nuevos públicos. En 2018 se abordará la vertiente online del Salón y en 2019 su internacionalización.
En lo que respecta a los nuevos públicos que se quieren potenciar en 2017, el Salón de París buscará la presencia de los deportes playeros como primer acceso a la náutica, incluyendo deportes como el Beach Volley en el Salón. También se organizarán cursos en el salón para obtener los permisos náuticos básicos, al tiempo que el salón invitará al certamen a todos los recién titulados durante 2017.
En 2017 habrá espacios dedicados a la visita de barcos, buscando que un máximo de visitantes puedan subir –al menos- en un barco. También se crearán espacios dedicados al chárter y otros al mantenimiento de motores.
Otra medida que se pondrá en marcha es incentivar las ofertas durante el Salón de los pequeños veleros y motoras, a cuyos fabricantes se buscará un espacio específico a un precio acorde a sus posibilidades.
La idea general de la nueva dirección es facilitar a las empresas la asistencia y la rentabilidad del Salón. Hay algunas iniciativas previstas al efecto, empezando con agrupar los servicios del Salón en un único interlocutor por expositor, de cara a facilitarle las gestiones de contratación.
Otra nueva medida para los pequeños presupuestos es la propuesta de participación parcial de 4 días, en vez delos 9 que abarca el Salón. Finalmente, el Salón de París se abrirá a las ventas directas de ropa y accesorios durante los días de feria, una solicitud largamente demandada desde hace años por los expositores.
El resultado de las soluciones que se aplicarán lo comprobaremos del 2 al 10 de diciembre en los pabellones de la Porte de Versailles de la capital francesa.