Harken: Nuevos propietarios, mismo espíritu

Mar Abierto - Peter Harken explicó personalmente a sus empleados el cambio de pr

(18/sep/20) Peter Harken confirmó ayer la venta de su empresa a un ESOP (Plan de Propiedad de Acciones para Empleados). Harken fue fundada en 1967 por Peter y su hermano. Olaf murió hace unos meses, y Peter ha querido explicar en persona el motivo de la venta en un cariñoso comunicado que transcribimos:
“A lo largo de los años, Olaf y yo hemos sido contactados por muchas personas interesadas en comprar nuestro negocio. La forma en que decidíamos era simple. Rechazamos todas las ofertas que no presentaban un futuro más brillante para nuestra gente del que podríamos ofrecerles por nuestra cuenta.
Creamos esta empresa para fabricar los mejores accesorios de navegación que pudiéramos a un precio justo. Hemos tenido mucho éxito haciéndolo y eso nos enorgullece.
Lo que quizás no anticipamos fue lo mucho significa la cultura que hemos creado en Harken para su éxito. Mi hermano y yo intentamos construir un entorno donde la gente pudiera correr riesgos y no tener miedo de fallar. De forma creciente, nuestra gente es la que ha hecho de Harken el líder que es.
Hoy, reconocemos este cambio de propiedad. Es hora de que quienes han trabajado con nosotros sean dueños de Harken.
Tengo toda la fe del mundo en Bill Goggins, actual director ejecutivo; Matt Malec, director de operaciones; y John Jensen, nuestro director financiero, junto con los miembros de nuestro Comité Ejecutivo formado por Andrea Merello, director general de Harken Italia; Adriano Rubbinaccio, director de operaciones de Harken Italia; y Stefano Castagana, director de RR.HH. Global.
Estas personas que empezaron con nosotros tienen en sus manos el volante de la empresa desde hace tiempo y espero verlas dejar su huella. Siempre he dicho que la empresa es su gente y que las 400 personas colaborando con Harken en todo el mundo son quienes logran nuestra excelencia.
Hace tres años, cuando Harken cumplió 50 años, alguien me preguntó cómo queríamos que fuera Harken cuando cumpliera 100. En 2067, queremos que sea más fuerte que hoy. Esperamos que todavía se sienta como Harken, pero necesita hacer más de lo que hoy podemos soñar. Esta transacción quiere ayudar a que eso suceda.
Amigos clientes y colaboradores: No se fíen de este comunicado basado en mi buena fe. Los anuncios corporativos son tan perdurables como los muñecos de nieve. Por lo tanto, no crean nada de lo que diga yo o cualquier otra persona sobre esta transacción. Sigan revisando los productos de Harken y cómprenlos mientras no encuentren algo mejor. Si llega el caso ya sabremos cómo competir.
En cuanto a mí . . . ¡no me iré a ningún lado! Los términos de esta adquisición me permiten hacer prácticamente lo que quiera (¡no voy a engañar a nadie, lo he estado haciendo durante años!). Seguiré viniendo porque me apetece. Me gusta estar con mi gente para ver lo que sucede todos los días, contribuir donde pueda y servir como embajador de comunicación y ventas.
A los nuevos propietarios les digo: Mi hermano Olaf estaría hoy muy feliz. Ojalá estuviera aquí para verlo. Pero como dije el día que falleció: ¡No os despistéis y no la jodais, que él estará mirando y yo también. Ahora es vuestro turno!”