Green Marine cierra sus puertas

Mar Abierto - La nave de Green Marine, con un VOR 65 en producción.

Enésimo problema entre bambalinas para la organización de la Volvo Ocean Race. Tras la dimisión hace unas semanas del director de la regata Mark Turner o el reciente y agrio cambio de última hora de Simeon Tienpont por Brad Jackson a los mandos del Akzo Nobel, ahora llega la noticia de que el astillero Green Marine, constructor junto a Persico de los VOR 65, se ha declarado en quiebra y cierra sus puertas.
Este astillero británico se fundó en 1982 y siempre ha estado especializado en proyectos one-off y en la construcción total o parcial de superyates de alta sofisticación. En la actualidad –en sus primeros años estuvo en Lymington- este astillero de organigrama familiar estaba basado en la población británica de Hythe y daba empleo a 46 personas. De sus naves salieron unos 180 barcos, entre ellos el actual Hugo Boss de Alex Thomson o los moldes del Banque Populaire de Armel La Cléac’h. Green Marine también estuvo implicado en la campaña del BAR de Ben Ainslie en la 35 Copa América.
Según Peter Hall, uno de los responsables de Green Marine, la alta especialización de su trabajo, concentrado en unos pocos proyectos de alto presupuesto, los hacía especialmente vulnerables a los avatares y oscilaciones del mercado.