Bénéteau ajusta su capacidad de producción

Mar Abierto - El Oceanis 40.1 es una de las novedades Beneteau para la temporada

(14/sep/20) La pandemia fuerza ajustes laborales en el sector de la náutica y el martes pasado, la dirección de Bénéteau presentó a sus empleados varias medidas encaminadas a adaptar la capacidad de producción a la realidad de unas ventas menguantes por la crisis.
Entre las 16 sedes de fabricación de Beneteau, incluidas las 10 ubicadas en Francia para moldeo, laminado y montaje de la división náutica, el grupo planea poner en ‘stand-by’ dos sedes francesas, las de Challans y L'Herbaudière. El cierre temporal también afecta a la factoría de los Estados Unidos, que ya se ha vendido a un fabricante de piscinas, y otra en Eslovenia. El comunicado de la dirección del grupo explica que los trabajadores implicados podrían tener una propuesta de reclasificación o reubicación, pero que también habrá despidos en varios puestos de trabajo. La actividad industrial debería ralentizarse en tres sedes, una en la Vendée, otra en Polonia y la tercera en Italia.
Estas medidas deben llevar, en última instancia, a una reducción de la plantilla de 300 a 840 personas, solo en la división náutica y a nivel mundial. En lo que respecta a la mano de obra indirecta de producción, oficinas de diseño y labores de intendencia, la propuesta de eliminación de puestos de trabajo afectará de 380 a 460 personas. La factoría CNB en Burdeos, que últimamente se ha comentado que el grupo quiere enajenar, es una de las menos afectadas por los recortes, si bien parece que se están considerando recortes de 65 a 75 empleos.
El plan de la directiva de Beneteau se enmarca “en un entorno económico fuertemente degradado y contrastante", explica el comunicado. “Los segmentos de vela y las motoras intraborda podrían experimentar reducciones de volumen comparables a las de la crisis de 2008/09, que no serían compensadas por el crecimiento de los mercados de los day-cruiser a motor”.