Aurelius compra Privilège Marine

Mar Abierto - Prilège entra en la órbita del grupo inversor Aurelius

(22/5/17) El grupo inversor alemán Aurelius Equity Opportunities SE & Co. KgaA, actual propietario de Hanse Yachts, ha hecho pública la compra de un paquete mayoritario de acciones de del grupo Privilège Marine. Del anterior accionariado, solo ha conservado su participación Gilles Wagner, PDG de Privilège Marine y que se mantiene en el cargo. El astillero de Les Sables d'Olonne conservará su personal y infraestructuras, incluso ampliadas, y el catálogo de la marca también se mantiene en fabricación.
Hanse confirma con esta compra la tendencia de los grandes constructores de veleros de invertir en el dinámico segmento de los catamaranes. Beneteau hace años que es dueña de la marca Lagoon, Bavaria Yachts compró Nautitech y Dufour, la única marca sin 'pareja', también ha mostrado su interés por entrar en este segmento.
El grupo Aurelius tiene un portafolio náutico muy completo. Además de Hanse y Privilege, este fondo de inversión es dueño de Dehler, Moody y Varianta entre los veleros, marcas que se suman a las motoras Fjord y Sealine. La compra de Privilège sorprende un poco en unas estructuras muy versadas en las grandes series, pues esta marca de catamaranes está más orientada el mercado custom
Gert Purkert, de Aurelius, confirmaba el interés del grupo por entrar en el sector de los catamaranes: “El mercado del catamarán de alta gama está teniendo un crecimiento sostenido en los últimos años y en Hanse no podíamos abarcar este sector, pues nuestras factorías no están adaptadas a las mangas de los catamaranes. La marca Privilége va a reforzar nuestro catálogo”.
En los comunicados emitidos tanto por Hanse como por Privilége no queda del todo claro cuál será el devenir de la marca; si se va a mantener o como tal o se añadirá al catálogo Hanse. En todo caso parece evidente que se establecerán sinergias industriales y comerciales entre ambos constructores. Privilége ya subcontrata la fabricación de varios componentes de sus barcos que ahora podrían hacerse en Alemania y la red comercial de Hanse tiene un ámbito mundial que puede potencias la venta de estos catamaranes.
Como fleco pendiente, queda en el aire el devenir de la veterana marca Feeling de veleros monocasco. Los responsables de Hanse y Aurelius no parecen muy interesados en ella (era actualmente propiedad de Privilége) todo y que ha entrado en la operación de compra.