Transpondedor AIS AIT1500 de D.Y.: Asequible a las pequeñas esloras, pero sin NMEA2000

Mar Abierto - El AIT1500 de Digital Yacht es un equipo asequible y sencillo de i

(25/3/15) Digital Yacht completa por abajo su gama de transpondedores AIS Clase B con el AIT1500, que se sitúa en un nivel inferior en precio y prestaciones a los también recientes AIT2000 y AIT3000 de la marca inglesa. La falta de conexión NMEA 2000 es la principal carencia de este equipo, un detalle que puede pesar mucho en nuevas instalaciones.

El nuevo transpondedor AIS incorpora una moderna antena GPS interna de 50 canales y alta sensibilidad. Su carcasa dispone de conector para la antena VHF (independiente o compartida vía splitter con la radio), salida USB para llevar los datos AIS al ordenador, y doble salida NMEA 0183 en un único conector. Una de las salidas es a 38.000 baudios con los datos del AIS, la otra toma NMEA 0183 es In/Out a 4.800 para la gestión de los demás datos NMEA.
Comparando el nuevo modelo con el AIT2000 inmediatamente superior en el catálogo de Digital Yacht, la carencia más notable es la toma NMEA2000. Esta ausencia ahorra 80 € al comprador, que es la diferencia de precio entre el AIT1500 (649 €) el AIT2000 (729 €). Es posible que algún aficionado desee instalar su transpondedor AIS al menor precio posible, pero 80 euros no parece un importe suficientemente alto como para renunciar a las ventajas del NMEA2000.
La electrónica evoluciona muy rápido y hoy nadie puede afirmar que los instrumentos de su mesa de cartas van a estar allí eternamente. A sabiendas de que todo nuevo equipo que sale al mercado lleva el NMEA 2000 (algunos nuevos aparatos ya prescinden del NMEA0183), invertir 80 euros en esta toma parece una opción sensata.
Ir más arriba e invertir los 1.250 € del AIT3000 ya es una opción más abierta. Este transpondedor AIS es como la ‘navaja suiza’ de estos transmisores. Lleva salidas USB, NMEA a doble velocidad y NMEA2000 como el AIT2000, pero también añade en su carcasa las funciones de splitter sin pérdida de señal (para compartir antena con el VHF) y la transmisión de datos NMEA vía Wi-Fi. Llegar a ese precio supone doblar la inversión, pero el monto de la factura será sensiblemente menor que comprando un transceptor AIS, un splitter y un transmisor Wi-Fi por separado. La decisión dependerá de las necesidades electrónicas a cubrir por cada navegante. (Más información en www.digitalyacht.co.uk)