Airmar DX900+: El primer transductor de velocidad que también mide la deriva

Mar Abierto - El transductor Airmar DX900+ de velocidad, sonda y temperatura exi

(22/11/16) Los transductores llegan pocas veces a las páginas de novedades, pero en este caso merece la pena y estamos hablando del flamante premio DAME 2016 en la categoría de Electrónica. El Airmar DX900+ es un transductor de velocidad electromagnético (sin palas) y adaptable a varias marcas de electrónica. Su singularidad es que mide la velocidad del barco tanto hacia adelante como de lado, calculando en este caso la deriva. Un transductor ideal para los más regatistas.

Para quienes no hayan oído hablar de la marca Airmar, decir que los transductores de su barco serán posiblemente modelos de este fabricante. Airmar es especialista en todo tipo de transductores y sensores aéreos. En náutica, Airmar es el suministrador de la mayoría de transductores pasacascos de velocidad y sonda que vienen en las cajas junto a los repetidores de las principales marcas de electrónica.
Volviendo al nuevo DX900+, su medición de velocidad no se realiza con las tradicionales palas. De entrada, eliminando estas piezas móviles, se elimina también una clásica fuente de disfunciones de la corredera por caracolillo, o por roturas en descuidos con las bragas de la grúa.
El DX900+ calcula la velocidad del barco sobre el agua mediante cuatro captores electromagnéticos dispuestos en un doble eje en cruz. Dos captores miden el avance del barco hacia proa (igualmente efectivo marcha atrás), mientras los otros dos calculan el desplazamiento lateral; mayormente la deriva implícita debida al viento.
Gracias a unos algoritmos desarrollados por Airmar, estas dos velocidades pueden verse como en una única cifra de velocidad en el repetidor de la bañera, pero los regatistas pueden estudiarlas de forma independiente de cara a afinar sus reglajes de velas y apéndices, especialmente en ceñida. Ya no hace falta hacer cábalas con los datos GPS y los de la corredera para discernir entre la velocidad, la corriente y la deriva. Como complemento a estos cálculos, el transductor incorpora también acelerómetro y giroscopio de tres ejes.
Como curiosidad, decir que este transductor fue desarrollado en principio para los pescadores profesionales, que demandaban un sistema preciso para medir la deriva de los extremos de sus artes (un captor en cada extremo) de cara a posicionar sus redes de forma más efectiva. Alguien en Airmar se dio cuenta de que esta prestación era también de mucha utilidad para los navegantes a vela.
Además de los cálculos de velocidad, el DX900+ tiene sensor de profundidad y de temperatura del agua. Agrupar todos estos sensores en un único transductor de fondo plano es también un ahorro en resistencia hidrodinámica.
El Airmar DX900+ se pondrá a la venta en el primer trimestre 2017 en varias versiones. La más básica con velocidad, temperatura del agua y salida de datos NMEA 0183. Luego habrá dos modelos con velocidad, sonda y temperatura de agua; uno para NMEA 0183 y otro para NMEA 2000. Y finalmente una versión con los tres sensores y con transmisión inalámbrica por BlueTooth conectable a los repetidores de la electrónica y/o a dispositivos móviles Androis o iOS. En este modelo, el único cable que llega al transductor será el de alimentación. (www.airmar.com)