Vendée Globe: Hasta once IMOCA en un pelotón de cabeza más reñido que nunca

Mar Abierto - Clement Giraud (Compagnie du Lit - jiliti) sonriente celebrando su

(12/dic/20) El liderato de Charlie Dalin se ha reducido a 70 millas con el 2ª clasificado Thomas Ruyant y hay nada menos que 11 Imoca a menos de 500 millas del liderato de la vuelta al mundo. Por detrás, a los abandonos de Samantha Davies y Sebastien Simon se ha sumado el de Fabrice Amedeo, con problemas en su PC que le impiden recibir partes meteorológicos.

El abandono de Fabrice Amadeo es sintomático de los nuevos tiempos que vive la navegación oceánica. Su barco no tiene mayor problema técnico, pero una avería en sus computadoras le impide recibir los partes meteorológicos. De haber seguido, todo y manteniendo un perfecto posicionamiento por GPS, hubiera tenido que navegar a la ‘antigua’ en lo concerniente a la meteorología, sorteando los frentes y las encalmadas con su intuición como único argumento. Amedeo no se ha visto con ánimos de continuar y ha puesto rumbo a Ciudad del Cabo.
Por delante, Charlie Dalin (Apivia) defiende su liderato como puede. En las últimas horas su margen se ha cerrado en 36 horas de 200 a 70 millas y el patrón francés no ha dado explicaciones de si tiene algún problema técnico o simplemente le falta viento. El mutismo de los líderes respecto a sus problemas es un clásico en esta regata y los primeros clasificados son siempre los más tacaños enviando fotos tomadas a bordo. Cualquier contratiempo reportado se convierte en una potencial arma que pueden utilizar sus perseguidores. Y Dalin tiene hasta 10 IMOCA a menos de 500 millas por su popa. Cualquier despiste puede ser fatal para sus aspiraciones de victoria. Quedan dos océanos y medio y la mitad de las 28 mil millas de la vuelta al mundo por delante. Todo puede pasar.
Por detrás de la flota, Didac Costa mantiene su ritmo regular a 2.600 millas de la cabeza de la flota, navegando en un apretado – y amistosamente disputado- pelotón de cuatro barcos en la categoría ‘vintage’ entre los IMOCA. Esta semana reportó el choque con una ballena, afortunadamente sin consecuencias para el barco, el patrón o el cetáceo.
Queda la mitad de la regata por delante y, de momento, el ritmo está siendo lento, hasta el punto que el líder navega 2.500 millas (una semana) por detrás de la posición de Armel Le Clèac’h en la edición 2016 de la Vendée Globe. Los nuevos IMOCA con foils no han dado hasta ahora el plus de velocidad que se esperaba de ellos y es seguro que los técnicos y los patrones darán explicaciones sobre ello al terminar la vuelta al mundo.