Vendée Globe: Hasta 10 barcos piden el liderato en la vuelta al mundo como regalo de Navidad

Prácticamente todos los patrones han enviado alguna foto con la decoración o el

De momento, las diferencias entre los diez primeros siguen manteniéndose en cuestión de horas, una situación inédita en la Vendée Globe. En las dos ediciones anteriores hubo solo dos líderes destacados. A estas alturas de la regata, en 2013, Francois Gabart (finalmente vencedor) iba 3 horas por delante de Armel Le Cléac'h, pero la diferencia con Alex Thomson y Jean Pierre Dick, 2 y de 8 días respectivamente al final de la regata.
En la edición de 2016-17, Alex Thomson llegó 16 horas por detrás de Le Cléac’h en la meta. Bastante apretados, pero Jérémie Beyou, finalmente tercero, llegó más de cuatro días más tarde.
En esta edición, el cronómetro en el meridiano de la isla de Tasmania, que señala la entrada en el Pacífico hacia el Pacífico mostró una brecha de apenas 24 horas (345 millas) entre los 10 primeros, distancias que incluso se han acentuado –y podrían incluso comprimirse más- a medida que la flota se va adentrando en el Pacífico.
En estos momentos, Charlie Dalín (Apivia) ha recuperado el liderato con apenas 15 millas sobre Yannick Bestaven (Maître Coq IV). El panorama que tienen por delante los líderes estos próximos días es ciertamente complicado. Las altas presiones por la proa complican mucho la estrategia y podrían incluso comprimir aún más a los diez primeros. Por no hablar de las progresiones de Louis Burton (Bureau Vallée 2) y de Armel Tripon (L’Occitane en Provence), que vienen muy fuertes por detrás.
Esta edición no ha batido ningún récord de velocidad. Hasta los navegantes de la regata virtual navegan 10 días por delante de los ‘de verdad’. Todo parece indicar que la subida por el Atlántico será una lucha sin cuartel, con un final de la vuelta al mundo a finales de enero en Les Sables d’Olonne más apretado que la llegada una regata dominical.
Didac Costa (One Planet One Ocean) cruzó ayer el meridiano del cabo Leewin y navega a buen ritmo y sin graves incidentes unas 3.000 por la popa del liderato de la regata. Su barco más cercano es hoy el ‘Charal’ de Jeremie Beyou, lanzado a una media de 19 nudos (466 millas en 24 h.), 3 nudos más rápido que el patrón catalán, que mantiene promedios de 15/16 nudos durante estas últimas horas.
Con el anticiclón ‘aparcado’ bloqueando la ruta de la flota hacia el cabo de Hornos --todavía a más de 2000 millas- el grupo líder ha de tomar decisiones esta mañana de Navidad. Las 300 millas de separación lateral entre Yannick Bestaven ( Maitre Coq) -más al norte- y Charlie Dalin (APIVIA) se están convirtiendo en una encrucijada táctica para sortear estre frente por el norte, navegando más millas, o por el sur, con menos viento. Sin olvidar que Boirs Herrmann (SeaExplorer-Yacht Club de Monaco) y Jean Le Cam (¡Sí, We Cam!) pueden unirse fácilmente al trío de cabeza.
Va a ser un interesante fin de semana navideño en las latitudes de Los Cincuenta Aullantes que, hasta el momento, no se han mostrado tan temibles como en ediciones anteriores de la Vendée.