Trofeo Comodor: 1ª victoria de un Solitario en la General

Mar Abierto - 'Fabulastic' de Adam Mora, ganador en la categoría Regata.

(6/3/19) Siempre hay una primera vez para todo y Adam Mora, a bordo de su Dehler 35 ‘Fabulastic’, se impuso el pasado sábado en la General del Trofeo Comodor en tiempo compensado entre los Regata, siendo la primera vez que un Solitario logra imponerse en la tabla S.ADOS en los 6 años que lleva disputándose esta liguilla del Club Nàutic Premià para tripulaciones reducidas.
La jornada amaneció perfecta para disfrutar de la vela. Día soleado, viento entre los 6 nudos en la salida hasta alcanzar los 15 nudos al final de la mañana, mar llana y una temperatura primaveral a pesar de ser el primer fin de semana de marzo.
De los 64 inscritos en el Trofeo Comodor, 25 tripulaciones del grupo Regata y 14 de la clase Crucero participaron en esta manga invernal, los primeros con un recorrido costero al viento de 8,3 millas y los segundos compitiendo en el mismo recorrido acortado a 4,3 millas.
En tiempo real, el primer Regata en cruzar la meta fue el First 40.7 ‘Dimma’ de Guillermo Díaz (CN El Balís), seguido a menos medio minuto por el GS40 ‘Boria Blava’ de Jordi Viñals, con el ‘Fabulastic’ de Adam Mora en tercera posición. En tiempo compensado, estas posiciones se invirtieron.
Entre los Crucero, El GS43 ‘Mati Matai’ de Miquel Carmona (CN Tamariu), se impuso con autoridad tanto en real como en compensado. Por detrás el Puma 32 ‘Le Papillon’ de Antonio Mostazo (CV Mataró) y el Hanse 312 ‘Lulumarlu’ de Joan Parés (CV Mataró), separados por apenas 16 segundos.
Raquel Garrido, de la Federación Catalana de Vela, estuvo el CN Premià antes de la regata interesándose por las inquietudes de los armadores en esta activa flota de crucero. La mayoría coincidía en que el éxito del Trofeo Comodor parte de la actual dificultad para encontrar tripulaciones completas, consecuencia de la lenta renovación de flota tras años de crisis. También se comentó la creciente reticencia de los barcos a regatear puntualmente mucho más allá de su puerto base. La sobreabundancia de liguillas sociales semanales es un caldo de cultivo de esta reticencia, pero los armadores centraron también el problema en las injerencias de la FCV en el tema de los ratings, recordando a Raquel Garrido que la federación no puede ‘hacer suyo’ ni apadrinar ningún sistema de medición, pues ésta es una prerrogativa exclusiva de los armadores y de sus clubes.
La próxima cita del Trofeo Comodor de Premià (4ª de 10) se disputará el 27 de abril.