Todo a punto para disputar las Bodas de Oro de la Rolex Middle Sea Race

Mar Abierto - Los cañones de los bastiones de La Valeta volverán a disparar sus

(18/10/18) La representación española en esta edición de la Rolex Middle Sea Race está encabezada por el Swan 80 ‘Plis Play’ de Vicente García (reciente ganador de la Rolex Swan Cup), el X Yacht 562 ‘Galbula’ de Pedro Ybarra y el X-482 ‘Xtraordinary’ de Luis M. Juega. Hay una decena de barcos malteses y hasta 149 tripulaciones están inscritas en la regata, una cifra que bate el récord histórico de 2014, cuando 122 veleros se reunieron en la línea de salida de La Valeta.

La Rolex Middle Sea Race sale de Malta para rodear Sicilia, las islas Égadas, Favignana, Pantelleria y Lampedusa antes de regresar a La Valeta tras 606 millas de recorrido. Los cañones de Saluting Battery, en los bastiones de la capital de Malta, se dispararán el próximo sábado 20 de octubre para dar las distintas salidas.En 2018 se cumplen 50 años desde la primera edición de la Middle Sea. En 1968, esta prueba nacía como desafío entre regatistas británicos residentes en Malta inspirada en la Fastnet Race, la mítica prueba inglesa de 600 millas.
La Middle Sea Race es una referencia por muchas razones, aunque tal vez su principal reclamo sea transcurrir por el 'recorrido más hermoso del mundo', como lo definió el magnate estadounidense de las comunicaciones Ted Turner.
Las numerosas 'esquinas' de su recorrido crean tramos bien definidos que exponen a las tripulaciones a constantes cambios de viento y mar, una característica de la prueba que brinda un desafío en cada edición. Es habitual que un extremo de la flota navegue en unas condiciones meteo mientras el extremo opuesto gestiona condiciones bien distintas. La edición 2017 reunió a 104 barcos en la salida y sólo 35 lograron cruzar la meta.

Récord de inscritos
Ocho barcos compitieron en la edición inaugural de 1968. Recientemente, la flota se mantiene estable en torno a las 100 embarcaciones en cada edición y el próximo sábado se batirá el récord de inscritos si se presentan las 149 embarcaciones que han confirmado su inscripción.
Entre los 30 pabellones diferentes que lucirá la flota este año destacan el italiano (27), británico (18) y ruso (14). También llegarán barcos desde Estados Unidos (Rambler), Canadá (Blue Jay III y Hermes), Chile (Anita), Australia (Tilting at Windmills) o Filipinas (Hurricane Hunter).
Además del número de participantes, otro récord que puede caer en esta edición es el del tiempo real. George David aspira a lograr la que sería su quinta victoria en tiempo real con su Rambler, algo que no ha logrado nadie. Su actual Rambler 88 firmado por Juan K, fue el más rápido en las tres últimas ediciones, y el propio David estableció en 2007 con su anterior velero la actual marca a batir: 47:55:03 horas. El cántabro Antonio “Ñeti” Cuervas-Mons es tripulante del ‘Rambler’, que tendrá en el Maxi 72 alemán ‘Momo’ ‘ y el Volvo 70 suizo ‘E1’ sus máximas competidores en la lucha en tiempo real.
Pero el premio más codiciado en la Middle Sea Race es la victoria absoluta al mejor barco en tiempo compensado bajo IRC. La especial naturaleza de su recorrido permite que literalmente cualquier participante pueda optar al título, alzar el trofeo Rolex Middle Sea Race y lucir el reloj grabado con su efemérides. En 2017, por ejemplo, el ganador fue el JPK 10.80 ruso ‘Bogatyr’ de Igor Rytov, que regresa este año para intentar una gesta que no se ha repetido desde 1980: revalidar el título.