La Rolex Middle Sea Race toma la salida a pesar de las adversidades

Mar Abierto - 50 barcos en la línea de salida de la Rolex Middle Sea Race, una d

(18/oct/20) Incluso con una flota constreñida a la mitad de barcos que en los últimos años, es difícil no dejarse atrapar por la atmósfera de la salida de la Rolex Middle Sea Race. La 41ª edición se puso ayer sábado en marcha según lo previsto e, incluso más importante, superando todas las incertitudes y problemáticas sanitarias que asolan esta temporada. Siete salidas para 50 veleros son un notable logro para los organizadores.

El Royal Malta Yacht Club y su equipo de voluntarios altamente profesionalizado han sido los únicos organizadores de grandes regatas internacionales que han podido dar su salida en 2020. Para muchas tripulaciones, la Middle Sea Race era su primera regata del año, y posiblemente la última.
Como pequeño premio, los regatistas disfrutaron de un día estupendo para salir a navegar. Los bastiones de piedra caliza dorada de La Valeta, que se elevan imponentes sobre el espejo de aguas del Grand Harbour, estaban también bañados por un brillante sol. Un viento del NW de fuerza 4 apenas levantaba borreguillos en mar abierto más allá del rompeolas y las tripulaciones pudieron despejar la línea con relativa facilidad y sin ningún problema relevante.
La salida por baliza, al pie del barrio fortificado de Fort St Angelo, estaba naturalmente favorecida por la sombra del viento que la propia Valeta proyecta a sotavento, bajo las murallas donde están los cañones del Saluting Battery, tradicional ubicación del Comité de Regata.
Las salidas fueron todas reñidas, con las tripulaciones dispuestas a buscar su espacio y su ventaja desde los primeros metros. Por delante quedan 606 millas de regata, con salida y llegada en Malta, rodeando las islas de Sicilia, Estrómboli, Pantelería, y Lamedusa.
A primeras horas de la mañana de hoy domingo, el grueso de la flota está ciñendo con poco viento entre Sicilia y la punta de la bota italiana, buscando llegar al estrecho de Mesina. Por delante, los monocascos de más eslora están llegando a Strómboli. Al frente de la flota en tiempo real, los grandes multicascos Maserati y Mana, ya con el viento del NW al través, sostienen su particular match-race entre Strómboli y Favignana, en el extremo de poniente de Sicilia.