La Rolex Middle Sea Race para el JPK 11.80 ‘Courrier Recommandé’ de Géry Trentesaux

Mar Abierto - Felicidad en las caras de la tripulación ganadora de la Rolex Midd

(26/10/18) El ganador de la #50 Rolex Middle Sea Race ya es oficial y es el JPK 11.80 francés ‘Courrier Recomendandé’ de Géry Trentesaux, que suma los laureles de esta clásica mediterránea a su victoria en la Fastnet de 2015, además muchos otros éxitos. La edición 2018 ha sido dura en sus condiciones meteorológicas, especialmente para las esloras menores, que se vieron inmersas en una fuerte borrasca con vientos del N y del NW prácticamente desde el estrecho de Mesina.

Este fuerte viento y mar, si bien estuvo en el origen de los cerca de 30 retirados entre los 130 salidos, también permitió altas velocidades en el tramo entre las Egadas y la llegada, beneficiando a los ratings IRC más bajos, pues muchos de los barcos más rápidos ya habían llegado, o estaban a punto de llegar a Malta cuando el viento empezó a arreciar.
Así, el Maxi 88 ‘Rambler’, vencedor en tiempo real tras las 606 millas del recorrido, no aparece hasta el 64º en la clasificación IRC y el primer IRC clase 2 (Farr 52 ‘Optimun 3’) es el 7º en una general dominada en sus mejores plazas por las Clases IRC 4, 5 y 6.
El 2º lugar en la general es el Figaro II checo ‘Bohemia Praha Debra’ de Milan Tomek. Y otra tripulación francesa, el MN43 ‘Albator’ de Philippe Frantz sube al tercer lugar del podio. El primero entre los A2 (IRC Double) es el JPK 10.80 francés ‘Bogatyr’, 29º en la general. Magnífica representación pues de la flota gala en esta edicion de la Middle Sea Race.
Trentesaux, ganador absoluto de la regata, es uno de los regatistas de crucero más talentosos de Francia. Tras su victoria en la Fastnet de 2015 anunció -para alivio de sus rivales-, que no disputaría más regatas en el extranjero y fue una grata sorpresa para el Royal Malta YC que saliera de su "retiro" para participar en la Middle Sea Race.
"Dije que dejaría de competir en regatas de altura", explicaba Trentesaux, "Pero para mí, las regatas de altura son como una adicción. Comencé cuando tenía 14 años, me encanta el ambiente y no pude resistirme a venir a la Rolex Middle Sea Race de este año". Trentesaux solo había participado en esta regata una vez, en 1982, cuando tenía 23 años, recién terminado su servicio militar.
La experiencia de su tripulación ha sido clave en una regata que ha sido dura para las pequeñas esloras, con 27 barcos obligados a retirarse. "No cometimos muchos errores. –explicaba Trentesaux- el barco iba rápido y acertamos en la estrategia”. "Cuando llegamos a Sicilia me acordé de lo hermosa que es esta regata", recordó. “Desde un punto de vista estratégico, nos desenvolvimos bien en la brisas ligeras hasta Messina, manteniéndonos a la par con barcos más grandes. La dificultad de los vientos ligeros es que no sabes de dónde vendrán. Era muy complejo. Llegando a Stromboli el viento arreció y comenzamos a navegar rápido, manteniendo todo el trapo arriba incluso con 30 nudos de viento". Esta capacidad del ‘Courrier Recommendandé’ para ir rápido en las duras condiciones puede haber marcado la diferencia. "Desde Stromboli, navegamos contra el fuerte viento y olas. Navegamos bien y tomamos algunas buenas decisiones que nos permitieron adelantar barcos más grandes", añadía Trentesaux. “Estaba mojado y muy cansado. Después de Favignana, todavía hacía mucho viento, pero izamos nuestro spinnaker pequeño con 30 nudos y puntas de hasta 40 nudos ".
Pero no todo fue sencillo para la tripulación francesa. "Por la noche, cerca de Pantelleria, el barco se fue de orzada y uno de los tripulantes se fue por la borda", explicaba. Afortunadamente llevaba el arnés puesto y lo recuperamos al instante. No sufrimos daños materiales, pero bajamos el espinaquer durante unas tres horas y luego estuve en la caña las siguientes 60 millas, ya que creo que soy un buen caña con vientos fuertes”.
Dado el resultado final, esta última afirmación parece cierta. El tramo entre Pantelleria y Lampedusa impresionó al veterano Trentesaux. "Fuimos muy, muy rápido con vientos portantes", explica. “Fue increíble llevar el barco surfeando entre las grandes olas. Fue genial!!”. ‘Courrier Recommendandé’ es el tercer barco francés en ganar esta regata tras las victorias del Antares en 1981 y del Spirit of Ad Hoc en 2008.