El podio de la Rolex Sydney - Hobart para el ‘Alive’, ‘Wild Oats X’ y ‘Voodoo’, tres diseños Reichel / Pugh

Mar Abierto - Alegría a bordo del 'Alive' tras imponerse en la general de la Rol

(30/12/18) Durante la primera mitad de la edición 2018 de la Rolex Sydney - Hobart, los vientos portantes sostenidos favorecieron a las esloras menores y ratings más bajos. Pero con la llegada de los primeros barcos a Hobart en el segundo atardecer de regata, las tornas cambiaron y la caída del viento por la noche fue afianzando las posiciones de los primeros llegados en la tabla de tiempo compensado IRC.

El Reichel/Pugh 66 ‘Alice’ de Philip Turner (ex-Black Jack) es el primer barco de Tasmania que se impone en la regata desde 1979, repitiendo un éxito que solo han conseguido otros tres veleros hasta la fecha, con victorias que se remontan a las ediciones de 1947 y 1948. El ‘Alice’ entró 5º en tiempo real tras una gran regata, aprovechando luego la caída nocturna del viento para afianzar su posición en tiempo compensado IRC. Turner recibió la preciada Tattersall Cup que se entrega al ganador absoluto de la prueba de manos del comodoro del Cruising YC of Australia Paul Billingham.
‘Nuestro rival directo era el ‘Wild Oats X’ y lo conseguimos adelantar llegando a Tasmania. Ganar (en compensado) a los demás barcos en regata era una preocupación que podía esperar’. ‘En el tramo final de la regata no se cumplieron las previsiones meteorológicas y tuvimos que ir improvisando sobre la marcha’.
Segundo lugar para otro Reichel/Pugh 66, en el este caso al ‘Wild Oats X’, antecesor del XI y aun en manos de la familia Oatley, si bien tripulado en la Sídney Hobart por un equipo profesional enteramente femenino comandado por Stacey Jackson, con varias navegantes ilustres de la Volvo Ocean Race a bordo, como la navegante Elizabeth Greenhalgh, Carolijn Brouwer, Dee Caffari o Sophie Ciszek.
Y tercer puesto en la general para otro Reichel/Pugh, en este caso el 63 pies ‘Voodoo’ del australiano Hugh Ellis, quienes entraron 8º en tiempo real, los primeros entre los Clase 1 IRC.
La clasificación en tiempo real, coto cerrado a los cinco 100 pies en regata, se la llevó el ‘Wild Oats XI’ de la familia Oatley, con Mark Richards a los mandos y Joan Vila de navegante. Es la ¡9ª! victoria en esta clasificación del WOXI desde su botadura en 2005, este año estrenando un juego de velas prácticamente completo y completando las 628 millas del recorrido en 1:19:07:17 días.
Segundo lugar para el nuevo ‘Black Jack’, un Reichel/Pugh 100 comandado por su armador Peter Harburg, con el Copa América/TP52 Brad Butterworth entre sus tripulantes. Y tercera plaza para el VPLP 100’ ‘Comanche’ de Jim Cooney.
Los dos primeros en esta clasificación protagonizaron una lamentable situación al terminar la regata, con veladas acusaciones del ‘Black Jack’ al ‘Wild Oats XI’ por haber navegado en modo ‘AIS fantasma’ en las últimas millas de la regata, imposibilitando a los demás barcos seguir su posición mientras desde el WOXI sí podían monitorizar las tácticas de sus rivales. Lo lamentable del caso –asumiendo que fuera cierta la acusación- es que ni los regatistas ni la organización (navegar emitiendo por AIS es obligatorio según las IR) tomaran cartas en el asunto en forma de una protesta formal.