Los patrones IMOCA favorables a integrarse en la Volvo Ocean Race

Mar Abierto - Los barcos utilizados en la próxima Volvo Ocean Race podrían ser l

(7/4/18) Los miembros de la clase se reunieron en Lorient para su Asamblea Anual 2018. En las votaciones del Orden del Día estaban el apoyo de la Clase al uso de energías renovables, una nueva regla sobre radares y, sobre todo, avalar la continuidad de conversaciones con la Volvo Ocean Race para integrar los IMOCA en la vuelta al mundo con tripulación. Tres temas importantes aprobados por mayoría.

La Junta General Anual de la clase IMOCA se celebró en las instalaciones del Lorient Football Club y a ella asistieron unas sesenta personas, entre patrones y jefes de equipo. Se aprobaron varias decisiones con unos votos favorables de entre el 85 y el 90%.

Alentar el uso de energía renovable en IMOCA
Los asistentes acordaron una nueva regla, que debería alentar el uso de energía renovable a bordo de los IMOCA para un progresivo abandono del diesel. Algunos patrones ya han anunciado su deseo de modificar sus barcos pasando de un motor de combustión a un motor eléctrico. Este movimiento hacia la eliminación de los combustibles fósiles está en consonancia con los tiempos y se corresponde con la creciente consciencia de los patrones sobre la necesidad de que los barcos se optimicen su sostenibilidad.

Radares más eficientes para reducir riesgos
Mejorar la seguridad de los barcos es una gran preocupación para la clase IMOCA y se ha establecido una nueva regla para instalar radares más eficientes a partir de la Ruta del Ron 2018. El objetivo es proporcionar a los patrones en solitario un mejor sistema de vigilancia que reduzca al máximo los riesgos de colisión.

Los IMOCA en la Volvo Ocean Race
Los patrones de la Clase IMOCA votaron a favor de la posible inclusión de la Volvo Ocean Race en el calendario de regatas IMOCA. Los patrones y jefes de equipo acordaron, en principio, permitir que la próxima vuelta al mundo con escalas y tripulación se dispute con los IMOCA 60. Aceptado este marco base, ahora le corresponde al consejo directivo continuar las conversaciones con la Volvo Ocean Race.
Antoine Mermod, presidente de la clase IMOCA, explicaba que: "En general, los patrones votaron masivamente a favor de unir lazos con esta regata. Las discusiones continuarán en las próximas semanas entre la clase IMOCA y la VOR, buscando dar forma a esta asociación. Los patrones quieren avanzar en esa dirección y estamos listos. El balón está ahora en la cancha de la VOR ... "

Un consejo que busca su internacionalización
Además de estas tres decisiones principales, en la Asamblea General Anual también se eligieron dos nuevos miembros de la junta: el patrón suizo Alan Roura y el alemán Boris Herrmann, que se unirán a Louis Burton, Paul Meilhat y el neozelandés Conrad Colman.
Antoine Mermod sigue siendo el presidente, con el británico Alex Thomson de vicepresidente y Charles Euverte como tesorero. De los ocho miembros del consejo, cuatro son no-franceses, lo que refleja el deseo de la clase IMOCA de dar una apariencia internacional.

Boris Herrmann explicaba tras la reunión que: "La reunión ha ido un éxito y todas las propuestas relativas a cambios de reglas han sido aceptadas. Dar continuidad a los vínculos iniciados con la Volvo Ocean Race es una excelente noticia. Si las dos regatas de altura más prestigiosas (Vendée Globe y Volvo) se corren con IMOCA, será una gran ayuda para aumentar la popularidad de la Clase a nivel internacional y también favorecerá la creación de nuevos proyectos, que serán más atractivos para los patrocinadores.
En cuanto a la decisión sobre la energía renovable, va en la dirección correcta. La posibilidad de completar una regata alrededor del mundo siendo autosuficientes energéticamente, sin diésel, es muy sugerente. Al fomentar energías limpias, estamos aportando nuestra pequeña contribución para resolver un problema mucho mayor y que afecta a toda nuestra sociedad. Buscar la constante innovación en todas las áreas es parte del espíritu de la clase IMOCA.
Personalmente, tengo una vinculación con BMW, que está haciendo muchas investigaciones sobre baterías para coches híbridos y eléctricos. Estamos trabajando en la manera de instalar estas baterías en mi IMOCA y esta decisión tomada sobre energías renovables en asamblea general 2018 me ayudará mucho. Esperamos tener el sistema en funcionamiento para la temporada 2019".

Paul Meilhat, presidente de la Clase IMOCA daba más detalles sobre el proyecto común con la Volvo Ocean Race: "Estoy muy contento y entusiasmado con este proyecto de acuerdo, ya que la Volvo Ocean Race es una regata ilusionante por varias razones. En primer lugar por la regata en sí, ya que la VOR es sin duda la regata más dura, y la que te permite competir contra los mejores regatistas de orden internacional.
Para mi, como responsable de la Clase IMOCA, es un plus que nos podamos integrar en la Volvo Ocean Race, ya que su dimensión internacional nos permite buscar recursos y ofrecer rentabilidad comunicativa a todo tipo de empresas líderes y de ámbito mundial. Y para aquellos navegantes que aspiran a entrar en la Clase, esta nueva dimensión les abre interesantes oportunidades de patrocinio. Todo es muy positivo”

Las alternativas a plantear tras suspensión de la Barcelona World Race 2019, anunciada pocos días ante de esta Asamblea Anual de la Clase IMOCA, no estaban en el Orden del Día. Pero vistos los proyectos de futuro de la Clase, no parece que la regata española sea especialmente relevante para sus planes.
De alguna manera, la confirmación de los rumores sobre conversaciones para utilizar los IMOCA en la vuelta al mundo "juntan el hambre y las ganas de comer".
Los VOR 65 están llegando al fin de su vida útil con esta vuelta al mundo y visto el limitado uso y consiguiente rendimiento del barco para los patrocinadores, invirtiendo en un evento que tiene lugar cada 3 años (aprox), a los promotores les cuesta aventurarse en diseñar un barco nuevo. La edición actual de la VOR tiene siete inscritos, cuando hubo ediciones con cerca de 30 barcos. Incluso Green Marine, co-constructor de los VOR65, tuvo que cerrar sus puertas hace unos meses por falta de clientes. La vuelta al mundo con tripulación no está en su mejor momento de índice de participación. Recordemos que en otoño 2017 dimitía el director general de la Volvo Ocean Race, Mark Turner, al ver truncados sus planes de desarrollo de la regata a partir de -entre otros- un nuevo monotipo para la regata.
En paralelo, los IMOCA van sobrados de inscritos y de nuevos proyectos para sus regatas 'reinas' como la Vendee o la Ruta del Ron, pero las demás citas de la Clase van más cojas, y solo hay que remitirse a lo sucedido con la BWR como muestra de ello.
La join venture entre ambas regatas no deja de ser de momento una volada de sus responsables. Pero si llegan a un acuerdo, la Volvo Ocean Race aspira a atraer una numerosa flota potencial de barcos -aunque no todos de última generación- para su regata, al tiempo que la Clase IMOCA consigue un evento de renombre para tentar a los actuales y futuros patrocinadores.
Quedan muchas cosas por perfilar en el proyecto, entre ellas si en la nueva vuelta al mundo habría categorías Tripulación y S.ADOS.